Quand Mercure rétrécit.

Couloirs du net

Mercure, la planète la plus petite du système solaire, a vu son rayon rétrécir d’au moins 5 km et jusqu’à 7 km depuis que sa croûte s’est solidifiée il y a quelque 4 milliards d’années, selon une étude publiée dimanche dans Nature Geoscience.

Cette nouvelle évaluation de la contraction globale de Mercure sous l’effet de son refroidissement interne a été établie par l’équipe de Paul Byrne (Institut Carnegie de Washington), à partir d’observations réalisées par la sonde américaine Messenger.

Elle est nettement supérieure aux précédentes estimations (0,8 à 3 km) établies d’après les données acquises par une autre sonde américaine, Mariner 10, dans les années 70. Elle est en revanche sensiblement inférieure à celle prédite par les modèles de l’histoire thermique de la planète (5 à 10 km).

Toutes les planètes sont amenées à se refroidir au fil du temps et du coup à se contracter. Mercure est considérée comme…

Ver la entrada original 502 palabras más

Renato Leduc y el tiempo

Renato Leduc

Renato Leduc

Renato Leduc (TlalpanCiudad de México16 de noviembre de 1897– Ciudad de México, 1 de octubre de 1986) fue un escritor y poeta mexicano,  famoso por su soneto del tiempo, cuyo título es «Aquí se habla del tiempo perdido que, como dice el dicho, los santos lo lloran», y que afirmó haber escrito cuando alguien lo retó a hacer unos versos relacionados con el tiempo, sabiendo que esta palabra no tiene otras consonantes (que hagan rima con ella) en español. Su obra literaria, sin embargo, es mucho más amplia, y en ella destaca El aula, etc… (1929), que no obstante ser su primer libro es quizá el más emblemático y redondo, por la síntesis de humor y melancolía, erotismo, lenguaje coloquial, albur, rima bilingüe y obscena, etc. Un balance de su escritura (no incluida la periodística, que es muy vasta), se halla en el estudio que acompaña a la edición de su Obra literaria. El soneto del tiempo ha sido incluso musicalizado, con su famoso inicio «Sabia virtud de conocer el tiempo…». Entre sus obras tenemos: El aula, etc…. 1929; Unos cuantos sonetos, 1932; Algunos poemas deliberadamente románticos, 1933; Breve glosa del Libro de Buen Amor, 1939; Versos y poemas, 1940; XV fabulillas de animales, niños y espantos, 1957; Catorce poemas burocráticos y un corrido reaccionario, 1962; Prometeo, la Odisea, Euclidiana, 1968. Mucha de su obra tiene un sentido erótico, cuando no es francamente directa y explícita en estos temas. En el ámbito periodístico publicó diversas columnas en los diarios ExcélsiorÚltimas NoticiasOvacionesESTO y Siempre!, entre otras.

 

EL TIEMPO

Sabia virtud de conocer el tiempo;
a tiempo amar y desatarse a tiempo;
como dice el refrán: dar tiempo al tiempo…
que de amor y dolor alivia el tiempo.

Aquel amor a quien amé a destiempo
martirizóme tanto y tanto tiempo
que no sentí jamás correr el tiempo,
tan acremente como en ese tiempo.

Amar queriendo como en otro tiempo
-ignoraba yo aún que el tiempo es oro-
cuánto tiempo perdí -ay- cuánto tiempo.

Y hoy que de amores ya no tengo tiempo,
amor de aquellos tiempos, cómo añoro
la dicha inicua de perder el tiempo…

 

CREDO

Creo en el dogma fiel de tus pupilas
y en lo que por sabido hay que callar,
axilas, cejas, y cuanto depilas
los domingos y fiestas de guardar.

El azabache asaz pulimentado,
muy más negro será que tus pupilas.
Si por negro jamás nadie ha ganado,
¿por qué se ponen ellas intranquilas?

Junto a tus ojos me parece chico
el remoto Saturno que cintila
como el dedo anular de un nuevo rico,

aunque tus ojos, a decir verdad,
no se ven en la noche que destila
el sortilegio de su oscuridad.