Julie

1

Julie Sopetrán

Originalmente publicado en:

http://poetasdealrededor.blogspot.mx/2011/02/julie-sopetran.html

Nací en la posguerra, en un pequeño pueblo llamado Mohernando, (Monte de Don Fernando) provincia de Guadalajara. España. Fue ese monte el que comenzó a definir en mi mirada los contrastes, la belleza del entorno, los pasajes, el tono de los colores, los estados de ánimo que empezaban a formarse en la niñez. Aprendí después, a percibir el silencio, indispensable para captar las voces invisibles del poema, los ritmos y todo aquello que surge de lo que nos rodea.

Más tarde en Sopetran, una finca abandonada que compró mi padre, construyó la casa entre las ruinas del Monasterio Benedictino con el mismo nombre, siglo XIII, allí volví a nacer, entre el viejo cenobio, yo tenía doce años, aprendí a observar esos giros tradicionales y castizos de las primeras lecturas y de los fenómenos austeros de la naturaleza que, viviendo en el campo, se agrandan y trascienden, inclinándome a la meditación y acercamiento al lenguaje de mi poesía siempre incompleta.

Aunque fue claramente Sopetran, el lugar decisivo y simbólico que dio forma a mi primer poema, después de pasar parte de mi adolescencia en este lugar, continué con mi entusiasmo poético en Madrid. Más tarde, en California, Estados Unidos donde viví, trabajé y estudié, doce años. Julie Sopetran es mi seudónimo,Julie por Estados Unidos y Sopetran por el Monasterio donde viví. Si algo conseguí en esta trayectoria fueron algunos premios importantes, como el Carmen Conde, el premio Letras de Oro, en la Universidad de Coral Gables, en Miami U.S.A. el Ramón de Garciasol del Ayuntamiento de Guadalajara y la publicación de algunos libros en México, España, etc., entre otras pequeñas cosas. Publicar mi poesía, me produce una alegría entrañable, íntima, porque sé que la voy a compartir con los demás, aquellos que me lean. Mi padre, hombre del campo, me enseñó a ser una persona agradecida. Y sé que combinar la palabra acorde al sentimiento y, trascender en ella la belleza del lenguaje, no es tarea fácil de transmitir.

Eres tú amigo lector el que debe juzgar. Yo, como autora, como madre oficial de estos versos, sólo puedo decirte que los he concebido con mucho Amor al Arte de Escribir.

Un pensamiento en “Julie

Los comentarios están cerrados.