Conectando a las personas con la naturaleza: en la ciudad y el campo, de los polos al ecuador

UNEP-logoBlanco

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Medio Ambiente por el desarrollo

Oficina Regional para América Latina y el Caribe

http://www.pnuma.org/informacion/articulos/2017/20170213/index.php

“Estoy #conlaNaturaleza” es el eslogan del Día Mundial del Medio Ambiente 2017, según se desprendió de una encuesta pública global en varios idiomas.  Este eslogan acompañará el tema del Día este año que es: “Conectando a las personas con la naturaleza”.

El Día Mundial del Medio Ambiente 2017 nos invita salir al aire libre y adentrarnos en la naturaleza, apreciar su belleza y su importancia y asumir el llamado a proteger la Tierra que compartimos.

Celebrado cada 5 de junio, el Día Mundial del Medio Ambiente es el principal evento anual dedicado a las acciones ambientales positivas. Canadá, el país anfitrión este año, eligió el tema y será protagonista de las celebraciones en todo el planeta.

Desde su comienzo en 1972, ciudadanos de todo el mundo han organizado miles de eventos cada 5 de junio: limpieza de barrios, acciones para combatir delitos contra la vida silvestre, replantación de bosques.

El tema de este año nos invita a pensar en que somos parte de la naturaleza y en la manera tan íntima en que dependemos de ella. Nos desafía a encontrar formas divertidas y emocionantes para experimentar y apreciar esta relación vital.

El valor de la naturaleza
En las últimas décadas, avances científicos y problemas ambientales cada vez mayores –como el calentamiento global– nos están ayudando a entender las innumerables formas en que los sistemas naturales sustentan nuestra propia prosperidad y bienestar.

Por ejemplo, los océanos, bosques y suelos del mundo actúan como grandes almacenes de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono y el metano; los agricultores y pescadores aprovechan la naturaleza terrestre y submarina para suministrarnos alimentos; los científicos desarrollan medicamentos a partir de material genético extraído de los millones de especies que componen la asombrosa diversidad biológica de la Tierra.

Miles de millones de personas en las zonas rurales de todo el mundo pasan sus días laborables “conectados con la naturaleza” y entienden perfectamente su dependencia de los suministros naturales de agua y cómo la naturaleza sustenta sus medios de vida en la forma de suelo fértil. Estas personas están entre las primeras que sufren cuando los ecosistemas se ven amenazados por la contaminación, el cambio climático o la sobreexplotación.

Los dones de la naturaleza son difíciles de valorar en términos monetarios. A menudo, como en el caso del aire limpio, los damos por sentados, al menos hasta que se vuelven escasos. Sin embargo, los economistas están desarrollando maneras de medir el valor, en billones de dólares, de muchos de los llamados “servicios ecosistémicos”, desde insectos que polinizan los árboles frutales en las huertas de California, hasta el ocio, la salud y los beneficios espirituales derivados de una caminata por un valle del Himalaya.

Visitemos los parques
El Día Mundial del Medio Ambiente de este año es una ocasión ideal para que salgas y disfrutes de los parques nacionales y las áreas naturales silvestres de tu país. En algunos países las autoridades a cargo de los parques seguirán el ejemplo de Canadá y eliminarán o reducirán las tarifas de entrada el 5 de junio o por un período mayor.

Una vez allí, considera ponerte un reto: buscar un mamífero poco común, identificar cinco mariposas, llegar hasta el rincón más remoto del parque. Registra su experiencia y envíanos una foto tuya o de tus descubrimientos para publicarla en nuestros canales digitales y así animar a otras personas a que también salgan a explorar.

También podrías unirse al creciente número de ciudadanos científicos. Cada vez hay más aplicaciones para teléfonos inteligentes que ayudan a registrar, por ejemplo,  las observaciones de especies y conectarse con personas que pueden identificarlas. Los registros alimentan las estrategias de conservación y ayudan a trazar mapas de los efectos del cambio climático en la biodiversidad.

La naturaleza de cerca
En la conexión con la naturaleza pueden participar todos los sentidos. ¿Por qué no quitarse los zapatos y ensuciarse los pies (y las manos)? ¿El lago está hermoso? No te conformes con verlo, ¡métete al agua! O haz una caminata nocturna y experimenta la naturaleza con tus oídos y tu nariz.

También puedes conectarse con la naturaleza en la ciudad, allí los grandes parques actúan como pulmones verdes y centros de biodiversidad. ¿Qué tal si ayudas a reverdecer el entorno urbano sembrando algo en tu calle o en un sitio abandonado, o plantando una jardinera de ventana? Remueve el suelo con una pala o levanta una losa del pavimento y fíjate en qué criaturas viven por debajo.

Donde quiera que estés, puede comprometerte a recoger 10 (o 100) piezas de basura; o inspírate en los ciudadanos de Mumbai, India, y organiza la limpieza colectiva de una playa.

Tu actividad no tiene que realizarse necesariamente el 5 de junio. En ONU Medio Ambiente, por ejemplo, pronto comenzaremos a poner a prueba tus conocimientos y a aumentar tu apreciación de un ambiente saludable a través de competencias y concursos en línea. También proporcionaremos un menú completo de ideas para ayudarte a celebrar el día.

En esta era de asfalto y teléfonos inteligentes y entre tantas distracciones de la vida moderna, las conexiones con la naturaleza pueden resultar fugaces. Pero con tu ayuda, el Día Mundial del Medio Ambiente podría dejar claro, mejor que nunca, que necesitamos armonía entre la humanidad y la naturaleza para que ambas podamos prosperar.

Anuncios