“Venus y Adonis”, Paolo Veronés.

2i

“Venus y Adonis”, h. 1580, Paolo Veronés.

El 19 de abril de 1588 fallecía Paolo Veronés, una de los más célebres pintores de la escuela veneciana. Nacido en Verona pronto llega hasta Venecia, ciudad en la que desarrolla la mayor parte de su carrera, haciendo frente a importantes encargos públicos. El viaje que realiza a Roma para conocer la obra de Miguel Ángel condicionó una manera romanista que supo combinar con ritmos y timbres cromáticos propios; un estilo que le hará merecedor de un extraordinario éxito.

Especialmente destacado en la pintura de gran formato con complejas composiciones, en el Museo del Prado conservamos algunas obras del pintor manierista, entre ellas esta “Venus y Adonis” que fue adquirida en Venecia por Velázquez para Felipe IV. Inspirado en las “Metamorfosis” de Ovidio, recoge el momento de la siesta de Adonis, aficionado a la caza por cuya actividad acabará encontrando la muerte. Veronés ha optado por representar un momento de especial belleza a la vez que sensualidad. Adonis duerme una siesta mientras la diosa Venus, que acerca su regazo para albergar al joven, tiene el triste presentimiento de la próxima muerte de su amado. El ambiente idílico y relajado se rompe con los ladridos del perro, impaciente por salir de cacería al que Cupido sujeta y trata de apaciguar.

 

Anuncios