VOY A TENER QUE APRENDER

Featured Image -- 20518

https://santavanesa.wordpress.com/?wref=bif

Voy a tener que llenarme la boca de azúcar para que las palabras me salgan dulces. Para aprender a hablar verdades entre algodones.

Voy a tener que apagar todas las luces para verme en la oscuridad. Para entrenar mis ojos, los que se hicieron vagos con esta sobrecarga de alumbramiento artificial, que nos engaña haciéndonos creer que somos seres iluminados y nos deja ciegos de cielo, de noches estrelladas, de fuego en los hogares.

La luz que apaga la otra LUZ.

Voy a tener que sacarme los pensamientos a golpe de tinta. Los que me hacen creer más pequeña y los que me hacen creer más grande. Los que confunden y distorsionan mi mundo. Los que me hacen sufrir por pensarlos.

Voy a tener que aprender a cuidar pájaros sin nido. A hacer de mi cuerpo un nido que alimente su frágil cuerpo y su mente virgen.

Mi cuerpo frágil

Mi virgen mente

Voy a tener que enseñarles que pueden volar.

Que si que pueden.
Qué ya sabían antes de que nacieran.
Que nadie les engañe.
Que quien se las corte NUNCA sea yo.
Que no se las dejen cortar por nadie.
Que sepan siempre que las tienen y las usen cuando las necesiten usar.
Que no tengan que vivir con cicatrices a las espaldas.

Rezo por ello.

Rezo descalza.

Libertad.

Voy a tener que cortarme la lengua para no decir tonterías. Que todo lo que hablo no lo escribo y las palabras se las lleva el tiempo y la tinta no. Y quién me escucha puede estar sordo de mí, ¿y qué sentido tiene hablar con sordos?. Sordos que sólo oyen su música y que seguramente sea eso lo que tienen que oír. Me imagino sonando como una interferencia dentro de sus cabezas, algo molesto y lejano, cada vez más lejano. NO. Yo no quiero molestar a nadie con mis palabras. Yo prefiero escribir al mundo. Educarme a callar mi lengua cuando la tengo que callar. He dejado de desayunar lengua.

Voy a tener que comer chicles azules y encontrar con quien compartirlos. Compartir nuestras salivas. Quiero hacer pompas que exploten y suenen fuerte y después, cuando ya no tengan sabor, pegarlos en cualquier sitio.

A escondidas.

Voy a tener que aprender a jugar otra vez a las muñecas

—————————————————-

//SantaVanesa//
//Fotografía: Film “Kauwboy”(2012)