El Filósofo de Güémes

158054_guemez_dos

El filósofo de Güémes fue un personaje controvertido, ya que su identidad se atribuye a diferentes personas del municipio de Güémes en Tamaulipas, México. Asimismo hay quienes consideran su existencia un mito. Este personaje expone la forma lógica y sencilla de pensar de las personas de medios rurales y pueblos del noreste de su país, específicamente del Estado de Tamaulipas, la parte colindante de Nuevo León y la región denominada Huasteca potosina. La historia del «filósofo» de Güémes ronda entre el mito y la leyenda. A través de los años ha ido tejiéndose de boca en boca, de persona en persona.

Se dice que era muy conocido. Los habitantes del pueblo le pedían consejos personales y opiniones acerca de los acontecimientos de la comunidad. Después de meditar, el filósofo expresaba sus ideas, basadas en una lógica sencilla, directa, concisa, obvia, indiscutible e hilarante. Su filosofía era famosa por ser concreta y designar a las cosas por su nombre.

La identidad del filósofo se adjudica principalmente a dos personas: José Calderón Castillo, Juan Mansilla Ríos. Los dos eran habitantes de Güemes, nacidos en el siglo XIX y fallecidos en el siglo XX

  • Cabrón es el que repite plato…pero más cabrón es el que pide pa´llevar.
  • Algunos matrimonios acaban bien… otros duran toda la vida.
  • De los 100 problemas que tengo…1 es por pendejo y 99 por metiche.
  • El que anda hecho madre se muere… y el que no también.
  • El dinero no te da la felicidad… sobre todo si es poco.
  • En política: el que sabe, sabe… y el que no, es jefe.
  • Encuentra un pendejo… y encontrarás un tesoro.
  • Estamos como estamos… porque somos como somos.
  • La pereza es la madre de todos los vicios… y las telenovelas el vicio de todas las madres.
  • Primero es el 1 y después el 2 pero en el 21… ¡se chingó el 1!
  • Nunca discutas con un pendejo… la gente puede no notar la diferencia.
  • Lo que está bien… no puede estar mal.
  • ¡Solitos! Ni amos a quien servir, ni criados a quien mandar….
  • Tres cosas son inevitables en la vida… la muerte, pagar impuestos y que te chingue un abogado.
  • Un hombre exitoso es aquel que gana más dinero… del que su mujer gasta.
  • Unos se casan por la iglesia… otros por pendejos.
  • Una cosa es una cosa… y otra cosa es otra cosa.
  • Trabajar nunca mató a nadie… pero pa´que chingados arriesgarle.
  • Hay que trabajar ocho horas y dormir ocho horas… ¡pero que no sean las mismas!
  • El que nace pobre y feo tiene posibilidades de que al crecer… desarrolle ambas condiciones.
  • La confusión está clarísima.
  • Una mujer que no habla… o está muerta o es un hombre.
  • El amor es eterno… lo único que cambia es la persona.
  • El ateísmo… no tiene cura.
  • El que tenga puercos, que los amarre… el que no, pos no.
  • Casarse con una mujer rica…es contraer patrimonio.
  • No es lo mismo estar vivo…que serlo.
  • En la vida los únicos que ascienden por sus propios méritos… son los alpinistas.
  • Cuando un médico se equivoca….. lo mejor es echarle tierra al asunto.
  • Hay dos maneras que el hombre descanse en paz… cuando se muere y cuando la mujer duerme.
  • Si el que muere pasa a mejor vida…¿Por qué nadie quiere morirse?
  • Cuando el gallo canta en la madrugada, puede que llueva mucho, puede que llueva poco o puede que no llueva nada!
  • El que anda de buenas, no puede andar de malas…
  • El que se chingó, se chingó.
  • Si no llueve pa’l día último del mes… ya no llovió este mes
  • Me tienen como perro de rancho, me amarran en las fiestas y me sueltan en las broncas.
  • Si no llegó… es porque no vino.
  • Cuando hay… hay; cuando no hay… pos no hay.
  • Pa’ que el barco flote, a fuerza tiene que estar en el agua.
  • Todo lo hondo es bien profundo.
  • Agua que no corre: hace charco.
  • Donde comen dos comen tres, y hasta cuatro ¡Pero no llenan!
  • ¿Lloverá a la noche? …… Mañana te digo.
  • Si las cosas no han cambiado, es porque siguen igual.
  • Cuando veas un pelao con cara de buena gente, ¡es bueno!; Cuando veas uno con cara de pendejo, ¡es pendejo! Cuando veas uno con cara de hijo de la chingada, ¡es un hijo de la chingada! Y cuando veas uno con cara de sinvergüenza, ¡¡no le prestes!!
  • Soy rebelde porque el mundo me ha hecho así.
  • Todo lo hondo es bien profundo.
  • Trabajar nunca mató a nadie, pero pa’ qué chin… arriesgarle.
  • Árbol que nace torcido, es porque no le pusieron palito.
  • Un hombre exitoso es aquel que gana más dinero… del que gasta su mujer.
  • Las vacaciones son como las brujas… se pasan volando.
  • Andamos como andamos porque somos como somos.
  • ¡Pa’ qué atesorar! Ese que dice que esto es mío se equivocó, porque uno entrega por voluntad o por fuerza.
  • ¡Irremediablemente confundido! La gente de antes era más honrada que la de ahora… yo soy de antes, pero vivo ahora.
  • El mes que menos hablan los políticos es febrero… tiene 28 días.
  • A rey muerto, rey puesto.
  • La venganza nunca es buena, mata el alma y la envenena.
  • ¡La confianza dura… hasta que se acaba!
  • El que pide la mano de una mujer… lo que realmente desea es el resto del cuerpo.
  • ¡Pa’ vida de morirse… hay que estar vivos!
  • El que anda hecho madre se muere, y el que no… también.
  • Todo tiempo pasado fue anterior.
  • Me gusta el vino, porque el vino es bueno.
  • Pa’ que el barco flote… a fuerza tiene que estar en l’agua.
  • Lo que está bien… no puede estar mal.
  • Se está muriendo mucha gente que no se había muerto antes.
  • ¡Cría cuervos y tendrás muchos!
  • Agua que no corre es charco.
  • Si dos perros corretean a una liebre y el de adelante no la alcanza, el de atrás… menos.
  • Si no llegó… es por que no vino.
  • Todo lo que sube tiende a bajar… a menos que se quede arriba.
  • Lo que de aquí pa’llá es subida, de allá pa’cá es bajada.
  • El uno siempre va antes del dos, pero en el veintiuno, se fregó el uno.
  • Quien tenga perros, que los amarre y quien no… pues no.
  • Lo que es es… y lo que no es, no es.

Y por último:

Si no recibes este mensaje, es ¡Porque no te llegó ó no te lo enviaron.