EL ARTE DE LOS VECINOS: “UN SEÑOR MUY VIEJO CON UNAS ALAS ENORMES” García Márquez (3)

BLOG DE THEMIS...

Había que llevar al Santo,

era la pieza fundamental, que faltaba para que la procesión que iba en camino al patio de la casa de Pelayo a encontrarse con el ángel, que había caído en el lodazal, luego de unas lluvias torrenciales, mientras miles de cangrejos deambulan por el pueblo y al cual habían encerrado en el gallinero pues no sabían qué hacer con él, más allá que desde su aparición habían sucedido milagros en la casa, como que el niño que estaba enfermo había sanado, de todas maneras,  les era un estorbo.

El matrimonio que lo había encontrado  no quería decir nada, pero con rapidez se corrió en el pueblo la voz y todos se congregaron para ver a ese “ser celestial”.

La pareja entonces, decidió hacer negocio y comenzaron a cobrar entrada, ya que el acontecimiento llegó a toda la comarca, venían peregrinos de todas  partes.

Hasta el…

Ver la entrada original 898 palabras más