Candombe

carnaval33

Candombe es el nombre genérico que reciben diferentes danzas de origen africano en Uruguay, y nace de la conjunción de los más de veinte pueblos africanos que fueron traídos como esclavos a esta región del cono sur. Cada uno de éstos tenía su idioma, su forma de ser, ver y sentir, su cultura, sus danzas y cantos de diferente naturaleza: sacro o profano, festivo o luctuoso, etc.

El candombe fue la danza y la expresión musical-religiosa más importante y significativa del colectivo afro. Y más aún: es hoy una de las expresiones musicales más elocuentes con que cuenta nuestro país. El candombe ha sido tan fuerte, profundo y esencial que en lugar de haber desaparecido –destino al que fue condenado en diferentes etapas históricas de nuestra nación– sobrevivió, venciendo todas las barreras y represiones. Ha impregnado de tal manera nuestra sociedad, que se ha convertido en un elemento cultural que identifica a Uruguay.

En la segunda mitad del siglo XVIII el puerto de Montevideo era la única vía de entrada de africanos esclavizados hacia el virreinato del Río de la Plata. A fines de ese siglo el 35% de la población montevideana era de descendencia africana. En sus horas de libertad recrearon ritos de su antigua tierra. Esas celebraciones fueron conocidas como Tangos o Tambos hacia el 1800. El término candombe data del 1830.

Hoy el candombe se ejecuta también en la calle, fines de semana y días feriados. Es un espacio de encuentro para tocar el tambor, bailar, o simplemente escuchar la ejecución acompañando la procesión. El 6 de enero los tambores conmemoran el día de San Baltasar o “llamada de reyes”. El primer jueves y viernes de febrero las comparsas protagonizan el Desfile de Llamadas que recorre los tradicionales barrios Sur y Palermo. Casas antiguas, calles y veredas angostas caracterizan estos barrios que son la “sede” de los afrouruguayos. La música del Candombe está conectada a las viejas raíces afrouruguayas; tradición de hacer música con los tambores en marcha (chico, repique y piano). Es un único tipo de tambor de tres tamaños. La ronda de los tambores alrededor del fuego es uno de los ritos mágico que tiene el candombe.

El Candombe fue declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2009

Pedro Ferreira, figura protagónica de comparsas como Libertadores de África, Fantasía Negra y Dandys Cubanos, creador de la orquesta Cubanacán, ha sido el mayor compositor y difusor del Candombe. Sus canciones se siguen cantando 60 años después y han quedado en la memoria del colectivo afrouruguayo como verdaderos himnos. Su aporte se extiende más allá de lo musical ya que ayudó a varias generaciones afro a reconocerse.