Doreen Garner. Inquietantes esculturas

descarga (1)

Las viscerales e inquietantes esculturas de Doreen Garner sugieren partes del cuerpo mutantes, heridas supuradas y experimentos médicos que han salido mal, lo que ella describió como “contar historias a través de carne cortada”.
En shows previos, en la galería Larrie de Nueva York y Pioneer Works de Brooklyn , y más recientemente en el Art Basel de Basilea de este año, se colgaron cortes de silicona atados con alfileres como especímenes de bastidores de carne o atrapados en recipientes de vidrio para su observación. La narración central que informa la práctica de Garner es la explotación violenta de cuerpos negros por parte de la industria médica, centrándose en parte en las acciones de J. Marion Sims, un ginecólogo blanco del siglo XIX que llevó a cabo experimentos con mujeres negras esclavizadas.
Doreen Garner

Garner está interesada en la transferencia que puede ocurrir entre sus objetos y los espectadores: “Creo que las obras tridimensionales permiten a las personas comprender las formas en que sus propios cuerpos físicos están implicados dentro de las narraciones”, dijo. “Espero que mi trabajo ayude a las personas a comprender cuán profundas son las heridas y la necesidad de reconocimiento para comenzar la curación”. En otros proyectos, los temas de la piel, las heridas y la curación se volvieron más literales; a principios de este año, abrió una tienda pop-up donde ella personalmente hizo tatuajes derivados de motivos de poder negro .