Telescopio de Arecibo

1

En el año 1963, en el norte de la isla Arecibo (Puerto Rico), cerca del Ecuador a fin de poder observar todos los planetas del Sistema Solar, se construyó el observatorio astronómico denominado “National Astronomy and Ionosphere Center (NAIC)”. Está administrado por la Universidad de Cornell.

El telescopio de Arecibo tiene una antena principal esférica, de 305 metros de diámetro, construida dentro de una depresión. Es la antena convergente más grande y curvada del mundo, lo que permite la recepción de ondas electromagnéticas mucho más débiles, mejor que en cualquier otro telescopio.

La antena es fija, pero el receptor situado sobre una plataforma de 900 toneladas y suspendido en el aire, a 150 metros, por 18 cables sujetados por tres torres de hormigón armado, se halla en el punto focal de la antena, de modo que intercepta todas las señales reflejadas desde las diferentes direcciones por la superficie esférica.

En abril de 1964, lo usaron para determinar que el período de rotación de Mercurio no era de 88 días, como se creía, sino de sólo 59 días.

El 15 de enero de 1975 los científicos publicaron en Astrophysical Journal un artículo sobre el descubrimiento de PSR 1913+16, el primer púlsar binario (PSR significa púlsar, 1913+16 es su localización en el cielo, equivalente a longitud y latitud). En el 1993, ambos recibieron el Premio Nobel en Física por su hallazgo, el cual tuvo profundas implicaciones para las ciencias astrofísicas y la teoría general de relatividad.

En agosto de 1989, por primera vez en la historia, el observatorio tomó una foto de un asteroide: el asteroide 4769 Castalia.

En 1990, se descubrió el púlsar PSR B1257+12, lo que más tarde condujo a descubrir sus dos planetas orbítales, que fueron los primeros planetas extra-solares descubiertos.

El telescopio también tuvo utilizaciones de inteligencia militar, por ejemplo para localizar las instalaciones soviéticas de radar, detectando las señales que rebotaban sobre la Luna.

Es la fuente de datos para el proyecto SETI propuesto por el laboratorio de ciencias espaciales de la Universidad de Berkeley.

En 1974, se realizó una tentativa de enviar un mensaje hacia otros mundos. El mensaje de 1.679 bits transmitido desde el radiotelescopio se envió dirigido hacia el cúmulo globular M13, que se encuentra a 25.000 años luz.

En enero de 2008, se detectaron moléculas  de metanimina y cianuro de hidrógeno,  a partir de mediciones de espectroscopia  de la galaxia  Arp 220. Estos dos compuestos, junto al agua  forman el más simple de los aminoácidos que generan las proteínas en los seres vivos. Se cree que a partir de él nació la vida en el planeta Tierra hace millones de años.

El 25 de noviembre de 2013, El Nuevo Día publicó que en el 1974, un joven profesor universitario envió a su primer estudiante doctoral a pasar varias semanas en Arecibo para cazar púlsares. Luego de semanas de identificar púlsares nuevos para la ciencia, una de las señales que se analizó se veía extraña y diferente a las demás, ya que no tenía una periodicidad típica. Tras varios días adicionales de observación, Dr. Russell Hulse y Dr. Joseph Taylor se convencieron de que lo que estaban observando era un nuevo objeto astronómico

Ha sido utilizado para observar el asteroide 1950DA, considerado como el objeto más próximo a la Tierra.