CINCO MINUTOS

CIAO ATENEA

Un camino de cinco minutos.

Un pie en la calle y todo mi cuerpo de pone alerta.

A mí misma me digo: »Tranquila tía, estás a cinco minutos».

Cinco minutos que me parecen eternos.

Cinco minutos que convierto entres, corro con unas llaves en la mano y con el móvil en la otra.

Ya sabes, por si acaso.

Cinco minutos en los que se para mi corazón cuando hay pasos tras de mí.

Miedo, tengo miedo.

Empecemos a llamar a las cosas por su nombre.

Cinco minutos que pueden ser suficientes para que yo no llegue a casa, para que me toquen, me asusten o me metan en un portal.

Es de día y tengo miedo. De noche tengo miedo.

¿CUÁNDO HAN DEJADO LAS CALLES DE SER NUESTRAS?

@CiaoAtenea

Ver la entrada original