Enfermera

f315e452

6 de enero de 2019

Enfermera,

Las divinidades te pusieron en este mundo,

para aliviar el dolor del que sufre.

Sin demostrar fatiga ni cansancio,

cuando estás abocada a tu noble misión.

 

Fuiste creada para ser el mágico bálsamo

que cura heridas y anima el alma del que sufre.

 

En las noches, con tu andar quedo, como el de un ángel,

vestida de albo uniforme, reflejo de tu alma,

cuidas del sueño

y alivias el dolor de tus pacientes.

 

Sonríes, aunque tu corazón llore por dentro,

Y muchas veces, más de las que quisieras,

sientes que tu tarea fue inútil,

ante el fracaso de un tratamiento.

 

Estás presente en todo momento

en el inicio y el fin de la vida.

 

No importa cuál sea tu nombre, siempre te llamarás “Ángel”

 

A ti, abnegada enfermera, están dirigidas estas frases,

si bien mereces mucho más de lo que la vida te entrega.

 

No olvides que el corazón de los que han sentido el calor de tu atención

te tiene preparado un rinconcito lleno de amor,

en compensación de tu noble labor.

Sigue siempre siendo el brazo derecho del Médico

y el consuelo de los que por desventura enfermamos,

pero tienen la suerte de contar contigo.

 

¡¡Mil Felicidades en tu día!!

 

Arpon Files 2019