De Nelahozeves a Manhattan

Fotografía Creativa

Muchas veces jugamos con la familia y amistades al “Primer Recuerdo”, el mismo juego se puede aplicar a nuestra primera memoria musical. Apuramos nuestra mente para tratar de diferenciar qué recuerdo o sensación de las que tenemos almacenadas en nuestro disco duro es la que tiene una fecha de grabación más antigua. En lo que a mi respecta, a lo que alcanza mi memoria musical, los primeros acordes que recuerdo en conciencia son los de la Sinfonía del Nuevo Mundo Antonín Dvorák. En un viejo cassette introducíamos la cinta de la Novena de Dvorák dirigida por Karajan, la sucesión de melodías maravillosas regalaba mis infantiles oídos.

Museo del Ferrocarril de Delicias

Al visitar el Museo del Ferrocarril en Madrid, recordé la gran afición de
Dvorák por las locomoras de vapor. Ya en su Nelahozeves natal el gran compositor checho disfrutaba de la imponente estampa de los trenes. Cuando

Ver la entrada original 126 palabras más