ZAPOTITLÁN SALINAS: EL JARDÍN BOTÁNICO

ZAPOTITLÁN SALINAS: EL JARDÍN BOTÁNICO

BLOG DE THEMIS...

Caminata entre “viejitos”

Bien cerquita del pueblo se encuentra el Jardín Botánico Dra. Helia Bravo Hollis quien fue la primera bióloga titulada de México y se dedicó al estudio de las cactáceas, de allí el nombre en homenaje a su labor.

Allí también fue locación de varias películas mexicanas, entre ellas una muy famosa “La ley de Herodes”, que luego en otra entrada les contaré de que se trató y los motivos por los cuales en México causó una revolución.

En la tarde salí rumbo a él, el autobús se detiene frente a la puerta de acceso.

Ir andando por el camino donde los cactus columnares se extienden a ambos lados, sentirse rodeada de ellos, mirar hacia arriba, ver sus tamaños, largos y esbeltos, de los “viejitos” como se les llaman y sí, sin lugar a dudas guardan el conocimiento de miles de años, para no decir millones, observando todo…

Ver la entrada original 789 palabras más

Los Raelianos

http://elladooscuro525.blogspot.com/2016/10/los-raelianos-una-secta-peligrosa-de.html

Desde el siglo XX a esta parte, las sectas han empezado a abundar en el planeta con sus falsas ‘enseñanzas’. En esta ocasión nos ocuparemos de una de las mas extrañas, cuyos integrantes afirman que sus conocimientos ‘provienen de los extraterrestres’.

Es la secta de los Raelianos, la cual tiene su sede en Canadá y con adeptos en 84 países – entre ellos el Perú – los cuales aseguran que los seres humanos son el fruto de un experimento biológico realizado por seres provenientes de otros mundos, una verdad que – alegan – fue revelada por los propios ‘extraterrestres’ a Claude Vorilhon, conocido por sus adeptos como “Rael, el mensajero” en 1973.

Según los raelianos, el 13 de diciembre de 1973, Claude Vorilhon (nacido en 1946), de nacionalidad francesa, fue en su día un periodista deportivo, quien llegó a ser ‘secuestrado’ por los alienígenas y conducido en un platillo volador a un planeta no identificado donde se le reveló la verdad sobre la Humanidad.

“Rael, el mensajero” fue el fundador de la secta ese mismo año y de la empresa Clonaid en 1997, la cual asegura haber clonado un ser humano. Estos seres extraterrestres muy avanzados científicamente, conocidos como los Elohim (que para los raelianos significa “los que vinieron del cielo”), crearon la vida sobre la Tierra mediante ingeniería genética.

Según la doctrina raeliana, una combinación entre la clonación humana y la “transferencia mental” podría, en última instancia, proveer a los humanos del don de la inmortalidad.

Según Vorilhon, en diciembre de 1973, unos seres que venían en un OVNI, procedentes de una civilización ‘de 25.000 años de antigüedad’, tuvieron varios encuentros con él y le dieron un mensaje sobre el origen humano, el cual dice que luego de la formación de la Tierra, los Elohim crearon a los humanos y al resto de los seres vivos de la Tierra mediante manipulación del ADN e ingeniería genética.

El mensaje dictado a Rael durante su encuentro con los Elohim afirma que éstos enviaron a todos los profetas quienes establecieron el origen de las principales religiones (Abraham, Buda, Jesús, Mahoma, etc). Los raelianos creen que los Elohim volverán a la Tierra cuando haya un número suficiente de gente viviendo en paz e interesada en ellos, lo cual – afirman – ya se había anunciado en todos los textos religiosos.

Los Elohim desean celebrar este encuentro en una embajada que debe construirse para ese fin, en el cual compartirán sus conocimientos científicos con todos nosotros. El símbolo elegido por Rael para su movimiento fue verdaderamente polémico: una estrella de David con una esvástica dentro. El movimiento raeliano, con su base de operaciones a unos doscientos kilómetros al este de la ciudad canadiense de Montreal, en Canadá, afirma haber reclutado más de 50.000 seguidores en 84 países del mundo, algunos con recursos económicos más que suficientes para investigar la clonación humana.

El credo raeliano se basa en que no existe una deidad creadora, sino que los seres humanos han sido originados por extraterrestres mediante la manipulación de su propio ácido desoxirribonucleico (ADN).Para los raelianos, una de las pruebas de esta ‘verdad’ se encuentra en la Biblia, dónde el término Elohim es traducido como ‘Dios’, cuando en realidad significa ‘los que llegaron del cielo’, es decir, extraterrestres.

Los raelianos también defienden la absoluta libertad sexual, el homosexualismo, el derecho a la anticoncepción y el aborto, la igualdad entre sexos y razas y el derecho a utilizar la investigación genética para mejorar la raza humana y eliminar las enfermedades. Durante su comparecencia en marzo del 2001 ante el subcomité de Supervisión e Investigación de la Clonación Humana del Congreso de EEUU, Rael afirmó: “Creemos que la ciencia es nuestra religión ya que la inmortalidad algún día será posible gracias a la ciencia”.

Rael propone también que la clonación puede ser la ‘solución’ al terrorismo suicida, ya que los terroristas no podrían eludir su castigo eliminándose a sí mismos si pudieran ser ‘resucitados’ tras el ataque para ser juzgados por sus crímenes. En el 2002, la compañía raeliana Clonaid anunció su intención de clonar un ser humano por primera vez en la historia y el 26 de diciembre de ese año, la doctora francesa Brigitte Boisselier – quien ostenta el cargo de obispa en la estructura de la secta – anunció que la compañía había conseguido que naciera una niña mediante cesárea, la primera de cinco supuestos bebés en total, aunque no aportaron pruebas de este nacimiento ni de que el recién nacido fuera realmente un clon, apelando al derecho de estos bebés a llevar una vida normal. Boisselier afirma que si aportara pruebas sería encarcelada en su país de origen, debido a la nueva legislación francesa que prohíbe estas prácticas.

En los últimos años no ha habido prueba alguna que pueda confirmar el anuncio de Clonaid, por lo que la comunidad científica duda que ello haya ocurrido. Actualmente, el movimiento busca financiamiento y un gobierno que quiera albergar la embajada de los Elohim en la Tierra. Rael planea construirla para que los extraterrestres se presenten ‘oficialmente’ ante la humanidad el 2035. Como podéis imaginar, estas polémicas ‘enseñanzas’ han sido condenadas en diversos países europeos, cuyas autoridades no han dudado en calificar a los raelianos como una secta peligrosa y su ‘profeta’ un burdo embaucador.