HISTORIA DE ANIMALITOS: EN BUSCA DE ACUERDO

BLOG DE THEMIS...

Un caldo de carne con historia

Ahí estaba en la cocina disfrutando la alegría de ver a todos comiendo carne, con el gusto que lo hacían, más aún por ser inesperada, son como esos regalos que la Vida nos depara sin darnos una pista previa, caen así del Cielo y a veces por los motivos menos esperados. Eso se da mucho por esos espacios donde los milagros son reales.

Aunque en lo personal no me placía la carne como a ellos el ver esa cara de contento en los niños y los ya no tan niños, regocijaba al alma.

A nadie de los allí presentes se nos pasó por la cabeza que el Chimichurri, ese perro que siempre andaba en la vuelta moviendo la cola cuando nos veía y cimbrándose todo del contento, tuviera la habilidad de la caza y hubiera apoyado a un grupo de cazadores por la noche…

Ver la entrada original 1.356 palabras más