HISTORIA DE ANIMALITOS: PREPARANDO LA FIESTA DE LA SANTA CRUZ

BLOG DE THEMIS...

Y así como no queriendo la cosa,

llegó el dos de mayo, día previo a la celebración, día de aprontes, había que subir montaña para llegar al lugar donde estaba el ojo de agua de donde nacía el esencial líquido del cual todos nos nutríamos, en donde estaban las cruces, que eran las que protegían el territorio.

-“DONDE HAY CRUZ NO HAY CHOPOL”- una vez me decía un niño mientras hacía una con dos pedazos de madera que había encontrado, ya que en la casa no había ninguna y él estaba muy preocupado.

Trataba de convencerme de que toda casa tenía que tener una cruz, pues era su protección hasta que un día ya cansado de mi necedad y de mi no entendimiento, fue y consiguió lo que necesitaba y se la puso a hacer.

Cuando la acabó, la pintamos y quedó durante un tiempo como parte del altarcito, como…

Ver la entrada original 1.051 palabras más

La Iglesia tiene un santo patrón de los cerveceros


Enciclopedia Católica

Algunos católicos piensan que el consumo de cerveza y otras bebidas alcohólicas es pecado. Sin embargo, la Iglesia no le ve problema al consumo moderado de alcohol siempre y cuando esto se haga con responsabilidad y no ponga en riesgo nuestra santificación. También debemos recordar que la Iglesia tiene un rito en latín para bendecir la cerveza y, cómo no, también tenemos a San Arnulfo de Metz, Santo Patrón de los cerveceros.

Arnulfo de Metz (cerca del río Mosela, 13 de agosto de 582-Remiremont, 18 de julio de 640) fue un obispo franco y consejero e intendente del palacio de los merovingios de Austrasia, venerado como santo por la Iglesia católica.

Su genealogía es debatida, pero parece cierto que fuera hijo de Bodogisel, (hipótesis de Fontenelle) o de Arnoaldo, su predecesor en la sede episcopal. En su juventud Arnulfo de Metz entró al servicio de la corte de Austrasia bajo la regencia Brunegilda y más tarde del rey Teodeberto II, para convertirse, en 612 en obispo de Metz, capital del Reino de Austrasia. Fue un ferviente cristiano, probablemente en contacto con los monjes irlandeses que recorrían la región de los Vosgos.

Arnulfo tuvo dos hijos de la aristocrática Doda: Ansegisel (602-679), Mayordomo Real de Sigeberto III y padre de Pipino de Heristal; y Clodulfo de Metz (605-697), que le sucedió como obispo y es también venerado como santo por la Iglesia Católica.

Dominio público

Tomar cerveza o morir

Siendo obispo de Metz, llegó a dicha región una peste terrible que contaminó el agua y mucha gente enfermaba y moría por consumirla. Por esta razón San Arnulfo animaba a sus fieles a dejar de consumir esa agua contaminada y en su lugar bebieran cerveza. Hoy sabemos que al cocer el agua para la fabricación de la cerveza, esta queda libre de los gérmenes que producía la enfermedad.

La multiplicación de la cerveza

Dominio público

En el año 627, San Arnulfo se retiró a un monasterio cerca de Remiremont, Francia, donde murió y fue enterrado en 640. Al año siguiente, los ciudadanos de Metz pidieron que su cuerpo fuera exhumado y llevado a la ciudad de Metz para enterrarlo en su Iglesia local. Mientras llevaban el cuerpo de San Arnulfo de regreso a Metz, varios fieles se sintieron agotados y pararon en una taberna para comprar cerveza. Al entrar, descubrieron con tristeza que sólo quedaba un tarro así que tuvieron que compartirlo. Sorprendentemente el tarro nunca se terminó y toda la gente pudo beber cerveza hasta satisfacer su sed. El milagro fue atribuido a San Arnulfo y es la razón por la que la Iglesia lo considera el Santo Patrono de los Cerveceros.

Hoy en día es venerado como Santo en la Iglesia Católica y en la Iglesia Ortodoxa y su fiesta es el 18 de julio.

benedictio-cerevisiae

Bendición de la Cerveza.

Bendice, Señor, esta cerveza criatura, que te has dignado a producir con el mejor grano: que sea un remedio saludable para la raza humana y concede por la invocación de tu Santo Nombre que quien beba de ella pueda obtener la salud del cuerpo y la paz del alma. Por Cristo, nuestro Señor.
R. AMÉN