EL POETA QUE SE FUE A BUSCAR PALABRAS A UN PUEBLO VACÍO

Arte y denuncia

015De mi pueblo fui guardando
el recuerdo de las horas
el tiempo de aquellos juegos
que parecían auroras.
El placer de los amigos
el dolor de sentir sola
el color de aquellas risas
rubor de niña-amapola.
Emigrantes de la sombra
palabras de fuentes puras
las cruces del cementerio
no están en las sepulturas.
Las chimeneas no humean
ni cuelgan de los balcones
aquellas colchas de seda
que parecían mantones…
cuando en el Corpus pasaba
el Señor por cada puerta…
Cuando íbamos a por agua
dejando la casa abierta.
En las calles empedradas
se apodera la maleza
hierba hiriente son los cardos
adornando la tristeza.
Palabras entumecidas
rotas entre muebles viejos
por las paredes oscuras
ya no miran los espejos.
Gritos de arañas salvajes
La soledad me requema
y en el dolor de esta nada
me discrimina el poema.
Palabra de labradores
que la simiente enterraron
para perder la cosecha
de…

Ver la entrada original 82 palabras más

Un pensamiento en “EL POETA QUE SE FUE A BUSCAR PALABRAS A UN PUEBLO VACÍO

Los comentarios están cerrados.