Nebulosa Cabeza de Caballo

La cabeza de caballo es una nebulosa oscura en la constelación de Orión. Situado al sur de la estrella Alnitak, que está más lejos al este en el cinturón de Orión. La nebulosa fue registrada por primera vez en 1888 por la astrónoma escocesa Williamina Fleming. Aproximadamente 1500 años luz de la Tierra. Es una de las nebulosas más identificables debido a la forma de su turbulenta nube de polvo y gases oscuros, que tiene cierta semejanza con la cabeza de un caballo cuando se ve desde la Tierra

Anuncios

Galaxia espiral NGC 6753

In this image, taken by the Hubble Space Telescope, you can see NGC 6753. It is a spiral galaxy (https://goo.gl/D3uAeP), located in the constellation of Pavo (The Peacock, https://goo.gl/6GQKNp), about 150 million light-years away from Earth.

NGC 6753 is close enough – in astronomical terms – to allow for detailed studies of its galactic corona (https://goo.gl/aWpeVo). A giant sphere of invisible hot gas surrounding the galaxy.

The blue areas in the spiral arms are zones of ongoing star formation (https://goo.gl/Mn2Zxf).

NGC 6753 was discovered on July 5th, 1836, by the English astronomer John Herschel (https://goo.gl/WCo123).

More information here:
https://www.spacetelescope.org/images/potw1738a/

More on the morphological classification of galaxies:
https://en.wikipedia.org/wiki/Galaxy_morphological_classification

Image credit: NGC 6753 ESA/Hubble & NASA Acknowledgement: Judy Schmidt https://goo.gl/mVUWFZ CC BY 4.0 https://goo.gl/hNRHCd

Mastectomía bilateral en cáncer de mama unilateral

a1
Francesc Tuca
Unitat de Patologia Mamaria, Hospital Universitari de Girona Dr. Josep Trueta, Institut Català de la Salut, Departament de Salut, Generalitat de Catalunya, Girona
 
Rev Senol Patol Mamar 2015;28:145-7 – DOI: 10.1016/j.senol.2015.09.001

Se ha observado una tendencia en los últimos años a un incremento de la mastectomía profiláctica contralateral (MPC) en pacientes con diagnóstico de cáncer de mama unilateral, argumentada como cirugía reductora de riesgo y de prevención del desarrollo futuro de cáncer de mama en la mama sana o cáncer de mama metacrónico contralateral (CMMC). Aunque pueden considerarse otras opciones, la indicación de MPC es poco discutida en pacientes diagnosticadas de cáncer de mama y portadoras de alteraciones genéticas de alto riesgo de cáncer de mama, como mutaciones BRCA1/BRCA2, en las que se evidencia un riesgo de CMMC del 17% a 5 años, del 30% a 10 años y del 47% a 25 años, con un incremento acumulativo de riesgo de un 3% anual. La mastectomía profiláctica bilateral en portadoras BRCA1/BRCA2 consigue una reducción de riesgo de cáncer de mama de 90-95%. Aunque no esté claramente demostrado su impacto sobre la supervivencia a corto plazo, estudios recientes han mostrado una mejor supervivencia a largo plazo, observada a 20 años.

En contra de lo que sería esperable, el incremento de la realización de MPC no resulta mayormente explicable por un aumento de la identificación de mutaciones de alto riesgo. En el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York sólo un 13% de las MPC se efectuaron en mujeres portadoras de mutaciones BRCA1 o BRCA2. Se ha relacionado la mayor utilización de la RM con el incremento de la MPC. La mama de seguimiento difícil, de alta densidad y con identificación de alteraciones que determinan la necesidad de estudios biópsico puede favorecer la indicación, no solo por el aumento moderado reconocido inherente a este factor sino también por la ansiedad generada en las pacientes. La mama de difícil seguimiento es considerada como una de las indicaciones potenciales de la MPC por la Sociedad de Cirugía Oncológica de Estados Unidos. La influencia mediática de casos de mujeres famosas sometidas al procedimiento contribuye a esta tendencia, independientemente de que probablemente la indicación de la intervención estuviese justificada en relación al riesgo individual de estas mujeres. La mayor generalización de la reconstrucción inmediata y los avances de la cirugía reconstructiva, como el descrito en uno de los artículos publicados en el presente número de esta Revista, también han contribuido al incremento de la MPC.

La indicación de la MPC es más discutible en cáncer de mama unilateral de mujeres no portadoras de mutaciones de riesgo. Las motivaciones de estas pacientes son una reducción de riesgo de cáncer de mama contralateral, una mayor supervivencia o la tranquilidad de no tener que volverse a enfrentar en el futuro con un nuevo diagnóstico y tratamiento de cáncer de mama.

El riesgo de desarrollo de CMMC es probablemente sobreestimado por estas pacientes. Un meta- análisis efectuado por investigadores españoles ha calculado un riesgo acumulado de sólo un 3% a 5 años y de 5% a los 10 años en mujeres no portadoras BRCA1/BRCA2, mientras que en las portadoras se estimó en un 14% a 5 años y en un 22% a los 10 años. De forma paradójica, mientras existe una tendencia al incremento de la MCP se ha observado un descenso en la incidencia de CMMC, hecho que se atribuido al tratamiento hormonal en pacientes con receptores de estrógenos (RE) positivos. En estas enfermas la aparición de CMMC a 15 años se reduce de un 9,8% a 6,5%. El efecto reductor de riesgo de CMMC también se ha observado con inhibidores de aromatasa, con quimioterapia, sobre todo en mujeres jóvenes de menos de 50 años y, aunque con una experiencia aun preliminar, con trastuzumab en tumores HER2 positivos.

La actualización de 2010 de la revisión Cochrane sobre MPC concluye que no hay evidencia de un beneficio de supervivencia asociado a la MPC. Un estudio reciente, aplicando un modelo estadístico de estimación de supervivencia sobre datos procedentes de registros epidemiológicos norteamericanos, ha sobreestimado el beneficio absoluto de supervivencia a 20 años obtenido por la MPC como inferior al 1%. La mejoría de la supervivencia asociada a la MPC en algunos estudios observacionales se ha relacionado con un sesgo de selección, sugerido por mayor supervivencia global y menor mortalidad por causas ajenas al cáncer de mama en las mujeres sometidas a MPC. El hecho de que la mayoría de segundas neoplasias se diagnostican en fases precoces de la enfermedad contribuye a la pobre influencia obtenida por la MPC. El impacto de la MPC en la supervivencia puede ser aún menor o inexistente en el futuro como consecuencia de la mayor supervivencia y reducción de riesgo de CMMC asociadas a la terapéutica complementaria.

La MPC se acostumbra a ofrecer en pacientes portadoras de mutaciones de alto riesgo como una posible opción más que como una indicación de tratamiento, pero no parece razonable ofrecer esta opción a mujeres no portadoras, considerando la limitada reducción de riesgo de CMMC y la ausencia de efecto demostrado sobre la supervivencia. Cuando las enfermas reclaman el procedimiento, como es el caso de dos pacientes asistidas este año en nuestra Unidad de Patología Mamaria, se debe desmotivar a estas pacientes sobre sus expectativas de mayor supervivencia y de sobre- estimación del riesgo de CMPC. Se debe efectuar una valoración individual del riesgo y circunstancias personales y discutir con ellas los beneficios y desventajas potenciales del procedimiento. Factores a considerar son la edad, los RE y el estadio del tumor diagnosticado, la existencia de antecedentes familiares y de diagnósticos histológicos de riesgo, especialmente el carcinoma lobulillar in situ. Las mujeres jóvenes con RE negativos presentan mayor riego de CMMC y podría valorarse un mayor beneficio. En las de mayor edad ha de considerarse la esperanza de vida, teniendo en cuenta que los mayores niveles de riesgo de CMMC se alcanzan a largo plazo. La MPC no resulta coherente en cáncer de mama no diagnosticado en estadios precoces de la enfermedad, cuando el riesgo de recaída local y sistémica supera ampliamente el de CMMC. Se ha de explicar adecuadamente en que consiste la reconstrucción mamaria y los resultados que puede ofrecer, sin fomentar expectativas poco realistas, así como del incremento de complicaciones relacionadas con el procedimiento de reconstrucción bilateral respecto al unilateral. Cuando existen antecedentes familiares, sobre todo más de un precedente de primer grado, la decisión se debe adoptar después de la evaluación lo más precisa posible el riesgo familiar y genético, preferentemente por unidades clínicas especializadas, y efectuar las pruebas de identificación de mutaciones de riesgo cuando se cumplan los criterios para su realización. Nuestras pacientes afirmaban que su principal motivación era evitar el impacto emocional del riesgo, sobrevalorado por ellas, de CMMC. Se ha de proporcionar un soporte psicológico adecuado que ayude a estas enfermas a encontrar mecanismos de superación del temor al CMMC. La información, valoración y toma de decisiones con las pacientes se debe abordar desde un enfoque multidisciplinario: unidad de patología mamaria, oncología, cirugía plástica, psico-oncología y una unidad especializada de valoración de riesgo oncológico.

No obstante, no podemos negar el hecho que el diagnóstico de un cáncer de mama es un evento que determina una mayor predisposición de aparición de una segunda neoplasia de mama en el futuro con una incidencia registrada a 5, 10, 15 y 20 años de 3%, 6.1%, 9.1% y 12%, respectivamente, correspondiente a un incremento anual de riesgo del 0.6%. El riesgo global de la población femenina sin antecedente de cáncer de mama a 10 años es de 1.45%, 2.31%, 3.49% y 3.84% en las década de los 40, 50, 60 y 70 años de edad respectivamente. Es decir una mujer duplica aproximadamente el riesgo a 10 años de CMMC tras el diagnóstico de cáncer de mama. El riesgo es más discreto en mujeres con RE positivos, como consecuencia del tratamiento complementario con hormonoterapia. El diagnóstico de cáncer de mama se encuentra entre los factores de riesgo que guías clínicas como la de la Clinical Practice Guidelines in Oncology (NCCN) admite como indicación de adopción de medidas reductoras de riesgo, entre las que se encuentra también la mastectomía profiláctica. Como opción solicitada por enfermas adecuadamente informadas más que sugerida por los equipos asistenciales, después de una exhaustiva valoración individual, es difícil negar el procedimiento en casos seleccionados. El perfil con una mayor justificación corresponde al de mujeres jóvenes, RE negativos, con diagnóstico de cáncer de mama en estadio precoz, con antecedentes familiares de cáncer de mama y modelos de predicción con riesgo elevado, con mamas de densidad heterogénea de difícil seguimiento con necesidad de estudios biópsicos, diagnósticos histológicos de lesiones premalignas o marcadores histológicos de riesgo, psico- emocionalmente estables y dispuestas a sacrificar parte de la imagen corporal en aras de evitar un riesgo moderado de CMMC por encima de una mejoría cuestionable de la supervivencia a largo plazo.

Pluto features given first official names

tappist-1

Post Date:

It’s official: Pluto’s “heart” now bears the name of pioneering American astronomer Clyde Tombaugh, who discovered Pluto in 1930. And a crater on Pluto is now officially named after Venetia Burney, the British schoolgirl who in 1930 suggested the name “Pluto,” Roman god of the underworld, for Tombaugh’s newly-discovered planet.

Tombaugh Regio and Burney crater are among the first set of official Pluto feature names approved by the International Astronomical Union (IAU), the internationally recognized authority for naming celestial bodies and their surface features.

These and other names were proposed by NASA’s New Horizons team following the first reconnaissance of Pluto and its moons by the New Horizons spacecraft in 2015. The New Horizons science team had been using these and other place names informally to describe the many regions, mountain ranges, plains, valleys and craters discovered during the first close-up look at the surfaces of Pluto and its largest moon, Charon.

A total of 14 Pluto place names have now been made official by the IAU; many more will soon be proposed to the IAU, both on Pluto and on its moons. “The approved designations honor many people and space missions who paved the way for the historic exploration of Pluto and the Kuiper Belt, the farthest worlds ever explored,” said Alan Stern, New Horizons principal investigator from Southwest Research Institute, Boulder, Colorado

 

Ya es oficial: “Corazón” de Plutón ahora lleva el nombre del pionero americano astrónomo Clyde Tombaugh, que descubrió Plutón en 1930. Y un cráter en Plutón es ahora oficialmente el nombre Venetia Burney, el estudiante británico que en 1930 sugirió el nombre “Pluto”, Dios romano del inframundo, para planeta recién descubierto de Tombaugh.

Tombaugh Regio y cráter de Burney son el primer conjunto de nombres de función Pluto oficiales aprobados por el astronómico Unión Internacional (UAI), la autoridad reconocida internacionalmente para nombrar cuerpos celestes y sus características superficiales.

Estos y otros nombres fueron propuestos por el equipo de New Horizons de la NASA tras el primer reconocimiento de Plutón y sus lunas por la nave espacial nuevos horizontes en el año 2015. El equipo de ciencia de nuevos horizontes había estado usando estos y otros nombres de lugar informal para describir las muchas regiones, cordilleras, llanuras, valles y cráteres descubiertos durante el primer vistazo de cerca a las superficies de Plutón y su luna más grande, Charon.

Un total de 14 nombres de lugar Plutón ahora se hicieron oficiales de la UAI; muchos más pronto serán propuestos a la IAU, en Plutón y sus lunas. “Las designaciones aprobadas cumplir a muchas misiones de personas y el espacio que abrió el camino para la exploración histórica de Plutón y el cinturón de Kuiper, los más lejanos mundos nunca explorados,” dijo Alan Stern, investigador principal de New Horizons del Southwest Research Institute , Boulder, Colorado.

“We’re very excited to approve names recognizing people of significance to Pluto and the pursuit of exploration as well as the mythology of the underworld. These names highlight the importance of pushing to the frontiers of discovery,” said Rita Schulz, chair of the IAU Working Group for Planetary System Nomenclature. “We appreciate the contribution of the general public in the form of their naming suggestions and the New Horizons team for proposing these names to us.”

Stern applauded the work of the New Horizons Nomenclature Working Group, which along with Stern included science team members Mark Showalter — the group’s chairman and liaison to the IAU — Ross Beyer, Will Grundy, William McKinnon, Jeff Moore, Cathy Olkin, Paul Schenk and Amanda Zangari.

The team gathered many ideas during the “Our Pluto” online naming campaign in 2015. Following on Venetia Burney’s original suggestion, several place names on Pluto come from underworld mythology. “I’m delighted that most of the approved names were originally recommended by members of the public,” said Showalter, of the SETI Institute, Mountain View, California.

The approved Pluto surface feature names are listed below. The names pay homage to the underworld mythology, pioneering space missions, historic pioneers who crossed new horizons in exploration, and scientists and engineers associated with Pluto and the Kuiper Belt.

  • Tombaugh Regio honors Clyde Tombaugh (1906–1997), the U.S. astronomer who discovered Pluto in 1930 from Lowell Observatory in Arizona.
  • Burney crater honors Venetia Burney (1918-2009), who as an 11-year-old schoolgirl suggested the name “Pluto” for Clyde Tombaugh’s newly discovered planet. Later in life she taught mathematics and economics.
  • Sputnik Planitia is a large plain named for Sputnik 1, the first space satellite, launched by the Soviet Union in 1957.
  • Tenzing Montes and Hillary Montes are mountain ranges honoring Tenzing Norgay (1914–1986) and Sir Edmund Hillary (1919–2008), the Indian/Nepali Sherpa and New Zealand mountaineer were the first to reach the summit of Mount Everest and return safely.
  • Al-Idrisi Montes honors Ash-Sharif al-Idrisi (1100–1165/66), a noted Arab mapmaker and geographer whose landmark work of medieval geography is sometimes translated as “The Pleasure of Him Who Longs to Cross the Horizons.”
  • Djanggawul Fossae defines a network of long, narrow depressions named for the Djanggawuls, three ancestral beings in indigenous Australian mythology who traveled between the island of the dead and Australia, creating the landscape and filling it with vegetation.
  • Sleipnir Fossa is named for the powerful, eight-legged horse of Norse mythology that carried the god Odin into the underworld.
  • Virgil Fossae honors Virgil, one of the greatest Roman poets and Dante’s fictional guide through hell and purgatory in the Divine Comedy.
  • Adlivun Cavus is a deep depression named for Adlivun, the underworld in Inuit mythology.
  • Hayabusa Terra is a large land mass saluting the Japanese spacecraft and mission (2003-2010) that performed the first asteroid sample return.
  • Voyager Terra honors the pair of NASA spacecraft, launched in 1977, that performed the first “grand tour” of all four giant planets. The Voyager spacecraft are now probing the boundary between the Sun and interstellar space.
  • Tartarus Dorsa is a ridge named for Tartarus, the deepest, darkest pit of the underworld in Greek mythology.
  • Elliot crater recognizes James Elliot (1943-2011), an MIT researcher who pioneered the use of stellar occultations to study the solar system – leading to discoveries such as the rings of Uranus and the first detection of Pluto’s thin atmosphere.

Se dan los primeros nombres oficiales a Características de Plutón

“Estamos muy contentos de aprobar nombres a características de Plutón reconociendo personas de significación en la búsqueda y la exploración, así como la mitología del mundo terrenal. Estos nombres enfatizan la importancia de empujar a las fronteras de los descubrimientos,”dice Rita Schulz, Presidente del grupo de trabajo de la IAU para la nomenclatura del sistema planetario. “Valoramos la contribución del público en general en la forma de sus sugerencias nombres y el equipo de nuevos horizontes nos propone estos nombres”.

Stern aplaudió el trabajo de los nuevos horizontes nomenclatura grupo de trabajo que junto con Stern incluido ciencia los miembros del equipo Mark Showalter, del grupo Presidente y enlace con la UAI–Ross Beyer Will Grundy, William McKinnon, Jeff Moore, Cathy Olkin, Paul Schenk y Amanda Zangari.

El equipo reunió muchas ideas durante la campaña nombres en línea “Nuestro Pluto” en 2015. Siguiendo en la sugerencia original de Venetia Burney, varios topónimos en venir de Plutón de la mitología del mundo terrenal. “Estoy encantado de que la mayoría de los nombres aprobados originalmente fueron recomendada por miembros del público,”, dijo Showalter, del Instituto SETI de Mountain View, California.

A continuación se enumeran los nombres de función de superficie aprobados de Plutón. Los nombres rinden homenaje a la mitología del mundo terrenal, pionero de las misiones espaciales, históricos pioneros que cruzaron nuevos horizontes en la exploración y los científicos e ingenieros asociados a Plutón y el cinturón de Kuiper.

  • Tombaugh Regio rinde homenaje a Clyde Tombaugh (1906-1997), el astrónomo estadounidense que descubrió a Plutón en 1930, del Observatorio Lowell en Arizona.
  • Cráter de Burney honores a Venetia Burney (1918-2009), que, como una colegiala de 11 años de edad, sugirió que el nombre “Pluto” de Clyde Tombaugh recién descubierto planeta. Más adelante en vida ella enseñó matemáticas y economía.
  • Sputnik Planitia es una gran llanura llamada Sputnik 1, el primer satélite espacial lanzado por la Unión Soviética en 1957.
  • Montes de Tenzing y Hillary Montes son gamas de la montaña a Tenzing Norgay (1914-1986) y Sir Edmund Hillary (1919-2008), la India/nepalí Sherpa y alpinista de Nueva Zelanda fueron los primeros en llegar a la Cumbre del Monte Everest y regresar con seguridad.
  • Al-Idrisi Montes honra Ash-Sharif al-Idrisi (1100-1165/66), un destacado cartógrafo árabe y geógrafo cuya obra histórica de la geografía medieval a veces se traduce como “El placer de aquel que quiere cruzar los horizontes”.
  • Djanggawul fosas define una red de largas y estrechas depresiones por la Djanggawuls, tres seres ancestrales en la mitología australiana indígena que viajaba entre la isla de los muertos y Australia, creando el paisaje y llena de vegetación.
  • Fosa de Sleipnir se nombra por el caballo de gran alzada y ocho patas de la mitología nórdica que el Dios Odin  tuvo en el mundo terrenal.
  • Fosas de Virgilio rinde homenaje a Virgilio, uno de los más grandes poetas romanos y guía ficticia de Dante por el infierno y el Purgatorio en la Divina Comedia.
    Adlivun Cavus es una depresión profunda por Adlivun, el inframundo en la mitología Inuit.
  • Hayabusa Terra es una masa grande de la tierra avistada por la nave espacial japonesa y la misión (2003-2010) que realiza la primera muestra de asteroide al retorno.
  • Terra Voyager rinde homenaje a la pareja de naves espaciales de la NASA, lanzadas en 1977, que se realizar el primer “grand tour” de los cuatro planetas gigantes. La nave espacial Voyager ahora está sondeando el límite entre el sol y el espacio interstelar

 

 

Nebulosa Cabeza de Bruja 

Esta imagen ilustra a la perfección el motivo por el que recibe su nombre la nebulosa Cabeza de Bruja . La nariz prominente y la barbilla sobresaliente no dejan lugar a dudas. Cabeza de Bruja es una nebulosa de reflexión que se encuentra asociada con la brillante estrella Rigel. Se encuentran en la constelación de Orión, a aproximadamente 1.000 años-luz de la Tierra.

A la nebulosa Cabeza de Bruja también se la conoce como IC 2118. Es de color azulado no sólo por la influencia de la estrella Rigel, también por los pequeños granos de polvo de la nebulosa, que reflejan la luz azul de manera más eficiente que la de color rojo.

La estrella Rigel se halla a 800 años-luz de nuestro Sol, y se calcula que se trata de una supergigante azul. Rigel posee un diámetro de 116 millones de kilómetros, siendo 84 veces más grande que nuestro astro y 55.000 veces más brillante.

El aspecto y la forma de esta nebulosa sugieren que podría tener cierta relación con las estrellas masivas de la asociación estelar Orión OB1. Es muy posible que los vientos estelares y la radiación de dicha asociación de estrellas fueran los que dieran su original forma a Cabeza de Bruja.

Para poder ubicar la nebulosa Cabeza de Bruja en el firmamento basta con buscar la brillante estrella Rigel, en la constelación de Orión. Tras observar a las Tres Marías, trazamos una línea hacia abajo en un ángulo de 90 grados y daremos con Rigel. Se puede ver mejor en el Hemisferio Sur durante el verano, y en el Hemisferio Norte durante los meses de invierno.

Desaconsejan la mayoría de cirugías artroscópicas de rodilla

MedlinePlus

La cirugía artroscópica “laparoscópica” se debe usar en raras ocasiones para reparar las articulaciones artríticas en las rodillas, señala un panel de expertos internacionales en unas nuevas directrices clínicas.

Los ensayos clínicos han mostrado que la cirugía laparoscópica no ayuda a las personas que sufren de artritis de las rodillas más que unos analgésicos leves, fisioterapia o perder peso, dijo el autor líder, el Dr. Reed Siemieniuk, investigador en salud de la Universidad de McMaster en Toronto, Canadá. (Arthroscopic surgery for degenerative knee arthritis and meniscal tears: a clinical practice guideline)

“Se puede afirmar con bastante firmeza que, desde una perspectiva a largo plazo, en realidad no ayuda para nada”, comentó Siemieniuk. “Si supieran todas las evidencias que hay, casi nadie elegiría hacerse esta cirugía”.

La cirugía laparoscópica es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes en el mundo, ya que se realizan más de dos millones cada año, apuntó Siemieniuk. Tan solo Estados Unidos gasta unos tres mil millones de dólares al año en ese procedimiento.

Las nuevas directrices, que aparecen en la edición en línea del 10 de mayo de BMJ, se publicaron como parte de la iniciativa de la revista de ofrecer recomendaciones actualizadas basadas en las evidencias más recientes. Las directrices realizan una recomendación contundente contra la artroscopia para casi todos los casos de enfermedad degenerativa de la rodilla.

Esto incluye a la osteoartritis además de las roturas de los meniscos, que son el cojín entre los dos huesos de las piernas en la rodilla, explicó Siemieniuk.

“Con la edad y el uso, el roce de los dos huesos puede descomponer ese cojín”, dijo. “Es muy común ver pequeños desgarros y roturas en ese cojín en los pacientes con artritis”.

Siemieniuk y sus colaboradores anotaron que un ensayo publicado en 2016 mostró que la cirugía no superaba a la terapia de ejercicio para los pacientes con roturas en un menisco.

A pesar de esta y otras evidencias médicas, la mayoría de directrices siguen recomendando la cirugía laparoscópica para las personas con roturas en el menisco, el inicio repentino de síntomas como dolor o inflamación, o dificultades entre leves y moderadas con el movimiento de la rodilla.

La cirugía artroscópica se realiza mediante pequeñas incisiones a través de las cuales se insertan una cámara y unos instrumentos minúsculos. Los médicos pueden extirpar o reparar el tejido dañado sin tener que abrir la rodilla.

La Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos (American Academy of Orthopaedic Surgeons) desaconseja actualmente realizar la cirugía artroscópica en pacientes con una osteoartritis de rodilla en toda regla, dijo el Dr. Kevin Shea, vocero de la academia.

“La mayoría de cirujanos ortopédicos han reducido de forma dramática la cirugía artroscópica en los pacientes con artritis degenerativa”, comentó Shea. “La mayoría de los que conozco la han abandonado a lo largo de los últimos 10 o 15 años”.

Pero la cirugía artroscópica aún puede ayudar a las personas con problemas del movimiento provocados por las roturas de menisco que no han desarrollado osteoartritis moderada o grave, afirmó Shea.

Esos pacientes se deben tratar primero con analgésicos leves y terapia de ejercicio, pero la cirugía laparoscópica debe seguir siendo una opción para ellos, añadió. Shea es cirujano ortopédico en Boise, Idaho.

“No hace mucho, operé a una maestra de escuela de 67 años que es una entusiasta esquiadora”, dijo Shea. “No tenía artritis de rodilla, pero sí una inmensa rotura de menisco que se bloqueaba, se enganchaba y se salía. No ofrecerle un tratamiento no habría sido justo”.

Según las directrices de la BMJ, los pacientes con rotura de menisco deben ser tratados con analgésicos y fisioterapia, además de perder peso si tienen sobrepeso, dijo Siemieniuk. La cirugía para reemplazar la rodilla es la última opción de tratamiento, realizada una vez la degeneración ha avanzado hasta el punto en que ninguna otra terapia funciona.

Los médicos y hospitales tienen un incentivo financiero para realizar cirugías laparoscópicas innecesarias, pero Siemieniuk comentó que esas cirugías podrían ser impulsadas por el deseo de tratar una dolorosa afección médica.

“Es difícil eliminar una de las opciones de las personas ante el dolor crónico de rodilla y la artritis, que pueden ser tan debilitantes”, planteó. “Y los pacientes tienen la expectativa que cuando ven a un cirujano, el cirujano tendrá algo que podrá ofrecerles”.

La inercia también podría tener un rol. “Es mucho más fácil introducir un nuevo tratamiento en la práctica clínica que eliminar uno que luego averiguamos que no funcionaba”, advirtió Siemieniuk. “Es lo que vemos aquí”.

La cirugía laparoscópica tiene sus desventajas. La recuperación puede durar entre tres días y seis semanas, apuntó Siemieniuk, y hay un riesgo de coágulos sanguíneos o infección en la rodilla.

Los pacientes deben realizar un proceso compartido de toma de decisiones con el cirujano, y cuestionar si la cirugía en realidad les ayudará, planteó.

La cirugía todavía puede ser útil para arreglar los ligamentos rotos o el daño provocado por un traumatismo grave, aseguró Siemieniuk. Pero en la mayoría de los casos, dadas las evidencias, las aseguradoras “podrían decidir no financiarla, lo que creo que sería apropiado”, comentó.