Cáncer de mama: prevención y control

Resultado de imagen para cancer de mama 2018 oms


http://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/index1.html

Control del cáncer de mama

La OMS promueve la lucha contra el cáncer de mama en el marco de programas nacionales amplios de control del cáncer que están integrados con las enfermedades no transmisibles y otros problemas relacionados. El control integral del cáncer abarca la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos.

La sensibilización del público en general sobre el problema del cáncer de mama y los mecanismos de control, así como la promoción de políticas y programas adecuados, son estrategias fundamentales para el control poblacional del cáncer de mama. Muchos países de ingresos bajos y medios afrontan actualmente una doble carga de cáncer mamario y cáncer cervicouterino, que son las principales causas de muerte por cáncer entre las mujeres de más de 30 años. Es preciso que esos países implementen estrategias combinadas que aborden estos dos problemas de salud pública de manera eficaz y eficiente.

Prevención

El control de factores de riesgo específicos modificables, así como una prevención integrada eficaz de las enfermedades no transmisibles que promueva los alimentos saludables, la actividad física y el control del consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, podrían llegar a tener un efecto de reducción de la incidencia de cáncer de mama a largo plazo.

Detección precoz

Aunque se puede lograr cierta reducción del riesgo mediante medidas de prevención, esas estrategias no pueden eliminar la mayoría de los cánceres de mama que se registran en los países de ingresos bajos y medios. Así pues, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia del cáncer de mama sigue siendo la piedra angular del control de este tipo de cáncer (Anderson et al., 2008).

Hay dos métodos de detección precoz:

  • el diagnóstico precoz o el conocimiento de los primeros signos y síntomas en la población sintomática, para facilitar el diagnóstico y el tratamiento temprano, y
  • el cribado, es decir, la aplicación sistemática de pruebas de tamizaje en una población aparentemente asintomática. Su objetivo es detectar a las personas que presenten anomalías indicativas de cáncer.

Un programa de cribado es una empresa mucho más compleja que un programa de diagnóstico precoz. (OMS, 2007).

Independientemente del método de detección precoz utilizado, dos aspectos esenciales para el éxito de la detección precoz poblacional son una atenta planificación y un programa bien organizado y sostenible que se focalice en el grupo de población adecuado y garantice la coordinación, continuidad y calidad de las intervenciones en todo el continuum asistencial. La selección como objetivo de grupos de edad inadecuados, por ejemplo mujeres jóvenes con bajo riesgo de cáncer de mama, puede traducirse en una disminución del número de cánceres detectados por mujer sometida a cribado, y reducir así la costo-eficacia de la medida. Además, esa focalización en las mujeres más jóvenes obligaría a analizar más tumores benignos y provocaría una sobrecarga innecesaria de los servicios de salud, por los recursos diagnósticos adicionales que entrañaría (Yip et al., 2008).

Diagnóstico precoz

El diagnóstico temprano sigue siendo una importante estrategia de detección precoz, particularmente en los países de ingresos bajos y medios, donde la enfermedad se diagnostica en fases avanzadas y los recursos son muy limitados. Algunos datos sugieren que esta estrategia puede dar lugar a un “descenso del estadio TNM” (aumento de la proporción de cánceres de mama detectados en una fase temprana) de la enfermedad, que la haría más vulnerable al tratamiento curativo (Yip et al., 2008).

Mamografías de cribado

La mamografía es el único método de cribado que se ha revelado eficaz. Si su cobertura supera el 70%, esta forma de cribado puede reducir la mortalidad por cáncer de mama en un 20%-30% en las mujeres de más de 50 años en los países de ingresos altos (IARC, 2008). El tamizaje basado en esta técnica es muy complejo y absorbe muchos recursos, y no se ha hecho ninguna investigación sobre su eficacia en los entornos con recursos escasos.

Autoexploración mamaria

No hay datos acerca del efecto del cribado mediante autoexploración mamaria. Sin embargo, se ha observado que esta práctica empodera a las mujeres, que se responsabilizan así de su propia salud.

En consecuencia, se recomienda la autoexploración para fomentar la toma de conciencia entre las mujeres en situación de riesgo, más que como método de cribado.

Cáncer

1d

http://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/cancer

Datos y cifras

  • El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones. Casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad.
  • Cerca del 70% de las muertes por cáncer se registran en países de ingresos medios y bajos.
  • Alrededor de un tercio de las muertes por cáncer se debe a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.
  • El tabaquismo es el principal factor de riesgo y ocasiona aproximadamente el 22% de las muertes por cáncer.
  • Las infecciones oncogénicas, entre ellas las causadas por virus de las hepatitis o por papilomavirus humanos, ocasionan el 25% de los casos de cáncer en los países de ingresos medios y bajos.
  • La detección de cáncer en una fase avanzada y la falta de diagnóstico y tratamiento son problemas frecuentes. En 2017, solo el 26% de los países de ingresos bajos informaron de que la sanidad pública contaba con servicios de patología para atender a la población en general. Más del 90% de los países de ingresos altos ofrecen tratamiento a los enfermos oncológicos, mientras que en los países de ingresos bajos este porcentaje es inferior al 30%.
  • El impacto económico del cáncer es sustancial y va en aumento. Según las estimaciones, el costo total atribuible a la enfermedad en 2010 ascendió a US$ 1,16 billones.
  • Solo uno de cada cinco países de ingresos medianos o bajos dispone de los datos necesarios para impulsar políticas de lucha contra la enfermedad.
«Cáncer» es un término genérico que designa un amplio grupo de enfermedades que pueden afectar a cualquier parte del organismo; también se habla de «tumores malignos» o «neoplasias malignas». Una característica definitoria del cáncer es la multiplicación rápida de células anormales que se extienden más allá de sus límites habituales y pueden invadir partes adyacentes del cuerpo o propagarse a otros órganos, un proceso que se denomina «metástasis». Las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer.

La magnitud del problema

El cáncer es la principal causa de muerte en todo el mundo. En 2015 se atribuyeron a esta enfermedad 8,8 millones de defunciones. Los cinco tipos de cáncer que causan un mayor número de fallecimientos son los siguientes:

  • Pulmonar (1,69 millones de defunciones)
  • Hepático (788 000 defunciones)
  • Colorrectal (774 000 defunciones)
  • Gástrico (754 000 defunciones)
  • Mamario (571 000 defunciones)

¿Cuáles son las causas del cáncer?

El cáncer se produce por la transformación de células normales en células tumorales en un proceso en varias etapas que suele consistir en la progresión de una lesión precancerosa a un tumor maligno. Estas alteraciones son el resultado de la interacción entre los factores genéticos del paciente y tres categorías de agentes externos, a saber:

  • carcinógenos físicos, como las radiaciones ultravioletas e ionizantes;
  • carcinógenos químicos, como el amianto, los componentes del humo de tabaco, las aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) y el arsénico (contaminante del agua de bebida), y
  • carcinógenos biológicos, como determinados virus, bacterias y parásitos.

La OMS mantiene una clasificación de los agentes cancerígenos a través de un órgano especializado, el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC).

El envejecimiento es otro factor fundamental en la aparición del cáncer. La incidencia de esta enfermedad aumenta muchísimo con la edad, muy probablemente porque se van acumulando factores de riesgo de determinados tipos de cáncer. La acumulación general de factores de riesgo se combina con la pérdida de eficacia de los mecanismos de reparación celular que suele ocurrir con la edad.

Factores de riesgo de cáncer

El consumo de tabaco y de alcohol, la mala alimentación y la inactividad física son los principales factores de riesgo de cáncer en el mundo, y lo son también de otras enfermedades no transmisibles.

Algunas infecciones crónicas particularmente frecuentes en los países de ingresos medios y bajos son también factores de riesgo de contraer un cáncer. Cerca del 15% de los casos de cáncer diagnosticados en 2012 se atribuyeron a infecciones, especialmente las causadas por Helicobacter pylori, los papilomavirus humanos, los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C y el virus de Epstein-Barr.

Los virus de la hepatitis B y de la hepatitis C y algunos tipos de papilomavirus humanos aumentan el riesgo de contraer cáncer de hígado y cáncer de cuello uterino, respectivamente. Asimismo, la infección por el VIH aumenta considerablemente el riesgo de contraer determinados tipos de cáncer, como el cervicouterino.

¿Cómo se puede reducir la carga de morbilidad por cáncer?

Entre el 30 y el 50% de los cánceres se pueden evitar. Para ello, es necesario reducir los factores de riesgo y aplicar estrategias preventivas de base científica. La prevención abarca también la detección precoz de la enfermedad y el tratamiento de los pacientes. Si se detectan a tiempo y se tratan adecuadamente, las posibilidades de recuperación para muchos tipos de cáncer son excelentes.

Modificación y prevención de los factores de riesgo

La modificación o la prevención de los principales factores de riesgo pueden reducir de forma significativa la carga de cáncer. Estos factores de riesgo incluyen:

  • el consumo de tabaco (cigarrillos y tabaco sin humo);
  • el exceso de peso o la obesidad;
  • la mala alimentación en la que se ingieren cantidades insuficientes de frutas y hortalizas;
  • la inactividad física;
  • el consumo de bebidas alcohólicas;
  • las infecciones genitales por papilomavirus humanos;
  • las infecciones por los virus de las hepatitis u otras infecciones oncogénicas;
  • las radiaciones ionizantes y ultravioleta;
  • la contaminación del aire de las ciudades;
  • el humo generado en los hogares por la quema de combustibles sólidos.

El tabaquismo es el factor de riesgo de cáncer más importante y ocasiona aproximadamente el 22% de las muertes por cáncer a nivel mundial.

Estrategias preventivas

Para prevenir el cáncer se pueden adoptar las siguientes medidas:

  • evitar en lo posible los factores de riesgo recién mencionados;
  • vacunarse contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B;
  • controlar los riesgos profesionales;
  • reducir la exposición a la radiación ultravioleta;
  • reducir la exposición a la radiación ionizante (por motivos profesionales o durante la realización de pruebas de diagnóstico por la imagen).

La vacunación contra los papilomavirus humanos y contra el virus de la hepatitis B podría prevenir 1 millón de casos de cáncer cada año3.

Detección temprana

La mortalidad por cáncer se puede reducir si los casos se detectan y se tratan a tiempo. Las actividades de detección temprana tienen dos componentes:

El diagnóstico temprano

Si el cáncer se diagnostica tempranamente, es más probable que el tratamiento sea eficaz. La probabilidad de supervivencia aumenta, la morbilidad se reduce y el tratamiento es más barato. El diagnóstico y tratamiento precoces comportan mejoras notables en la vida de los pacientes.

El diagnóstico temprano abarca tres pasos sucesivos, que se deben integrar y llevar a cabo oportunamente:

  • conciencia del posible problema de salud y acceso a la atención médica;
  • evaluación clínica, diagnóstico y estadificación;
  • acceso al tratamiento.

El diagnóstico temprano es útil en todas las situaciones para la mayoría de tipos de cáncer. Cuando la enfermedad se diagnostica en una fase avanzada, no siempre es posible administrar un tratamiento curativo. No obstante, es posible elaborar programas que permitan reducir los retrasos y los obstáculos que impiden proporcionar los servicios de diagnóstico y tratamiento adecuados.

El cribado

El objetivo del cribado o detección sistemática es encontrar anomalías indicativas de un cáncer o de una lesión precancerosa cuando no ha producido síntomas, con el fin de diagnosticar y tratar prontamente la enfermedad.

Los programas de cribado pueden ser muy eficaces para determinados tipos de cáncer si seleccionan y utilizan las pruebas apropiadas, se aplican paralelamente otras medidas en el contexto de la detección y se garantiza la calidad de las intervenciones. En general, los programas de cribado son intervenciones de salud pública mucho más complejas que el diagnóstico temprano.

Estos son algunos ejemplos de métodos de cribado:

  • la inspección visual con ácido acético para detectar el cáncer cervicouterino en entornos con pocos recursos;
  • las pruebas de detección de los papilomavirus humanos que pueden causar cáncer cervicouterino;
  • la citología vaginal para el cribado del cáncer cervicouterino en entornos con ingresos medios y altos; y
  • la mamografía para el cribado del cáncer de mama en entornos con ingresos altos.

Tratamiento

El diagnóstico correcto del cáncer es esencial para poder prescribir un tratamiento adecuado y eficaz, porque cada tipo de cáncer requiere un protocolo específico que puede abarcar una o más modalidades, tales como la cirugía, la radioterapia o la quimioterapia. El primer paso importante es determinar los objetivos del tratamiento o los cuidados paliativos. Los servicios médicos ofrecidos deben ser integrados y centrados en las personas. El objetivo principal es curar el cáncer o prolongar en lo posible la vida del paciente. Otro objetivo importante es mejorar la calidad de vida del enfermo, lo cual se puede lograr ofreciéndole cuidados paliativos y apoyo psicosocial.

Posibilidades de curación de determinados tipos de cáncer cuando se detectan tempranamente

Algunos de los tipos de cáncer más frecuentes, como el de mama, el cervicouterino, el bucal o el colorrectal, tienen tasas de curación elevadas cuando se detectan pronto y se tratan de acuerdo con prácticas correctas.

Posibilidades de curación de otros tipos de cáncer

Las tasas de curación de otros tipos de cáncer, como las leucemias y los linfomas infantiles o los seminomas, también son elevadas si se tratan adecuadamente, a pesar de que las células cancerosas se hayan diseminado a otras partes del organismo.

Cuidados paliativos

La finalidad de los cuidados paliativos no es curar el cáncer, sino aliviar los síntomas que causa y mejorar la calidad de vida de los pacientes y de sus familias. Pueden ayudar a los enfermos a vivir más confortablemente y son una necesidad humanitaria urgente para las personas de todo el mundo aquejadas de cáncer o de otras enfermedades crónicas mortales. Estos cuidados se necesitan sobre todo en los lugares donde hay una gran proporción de pacientes cuya enfermedad se encuentra en fase avanzada y que tienen pocas probabilidades de curarse.

Los cuidados paliativos pueden aliviar los problemas físicos, psicosociales y espirituales de más del 90% de los enfermos con cáncer avanzado.

Estrategias de cuidados paliativos

Las estrategias eficaces de salud pública que abarcan la atención fuera de los centros de salud y en el propio hogar son esenciales para ofrecer servicios de cuidados paliativos y de alivio del dolor que puedan ayudar a los enfermos y a sus familias en los entornos con pocos recursos.

El tratamiento del dolor moderado a intenso causado por el cáncer, que aqueja a más del 80% de los enfermos oncológicos en fase terminal, requiere obligatoriamente una mejora del acceso al tratamiento con morfina por vía oral.

Respuesta de la OMS

En 2013, la OMS puso en marcha el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013-2020, cuyo objetivo es reducir en un 25% la mortalidad prematura causada por el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y las enfermedades respiratorias crónicas de aquí a 2025.

La OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer colaboran con otras organizaciones que forman parte del Equipo de Tareas Interinstitucional de las Naciones Unidas sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades No Transmisibles y con otros asociados, con el fin de:

  • aumentar el compromiso político con la prevención y el tratamiento del cáncer;
  • coordinar y llevar a cabo investigaciones sobre las causas del cáncer y los mecanismos de la carcinogenia en el ser humano;
  • hacer un seguimiento de la carga de cáncer (como parte de la labor de la Iniciativa mundial para la elaboración registros oncológicos);
  • determinar cuáles son las estrategias prioritarias para prevenir y tratar el cáncer;
  • generar nuevos conocimientos y divulgar los existentes, con el fin de facilitar la aplicación de métodos de tratamiento del cáncer basados en datos científicos;
  • elaborar normas e instrumentos para orientar la planificación y la ejecución de las intervenciones de prevención, diagnóstico temprano, tratamiento, cuidados paliativos y atención a los supervivientes a la enfermedad;
  • facilitar la formación de amplias redes mundiales, regionales y nacionales de asociados y expertos en el tratamiento del cáncer;
  • fortalecer los sistemas de salud locales y nacionales para que presten servicios asistenciales y curativos a los enfermos oncológicos;
  • liderar la acción mundial y prestar asistencia técnica para ayudar a los gobiernos y sus asociados a elaborar y mantener programas sostenibles y de calidad contra el cáncer cervicouterino; y
  • prestar asistencia técnica para la transferencia rápida y eficaz de las prácticas óptimas a los países en desarrollo.

Polución informativa

Sobre la veracidad de la información, las noticias falsas y la intención de causar daño
Autor: Gonzalo Casino Fuente: IntraMed / Fundación Esteve
https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoID=93098&uid=520577&fuente=inews

Los rumores y las noticias falsas no son algo nuevo. Se han utilizado en la guerra, en la política, en la economía y en todo tipo de disputas. También en la ciencia y la medicina; pensemos, sin ir más lejos, en la información sobre el cambio climático, el sida, el ébola o las vacunas. Pero las redes sociales y la tecnología han magnificado un problema del que quien más quien menos ya es consciente.

El término fake news (noticas falsas o falseadas) ha irrumpido con fuerza, pero los más sagaces han advertido que se queda corto, pone erróneamente el foco en el periodismo (en cierto modo, noticia falsa es un oxímoron) y desvirtúa un problema más complejo, el de la polución informativa. El ecosistema informativo está ciertamente contaminado por bulos, noticias erróneas, contenidos inventados, descontextualizaciones y manipulaciones varias, y esto nos obliga a repensar individual y colectivamente sobre la calidad y los intereses que hay detrás de la información.

No es lo mismo una noticia errónea como consecuencia de un periodismo deficiente que una información inventada

El problema trasciende a los medios de comunicación y al concepto de noticia falsa, que resulta inapropiado y poco práctico para dar cuenta de toda la gama de contenidos falsos, las formas en las que se difunden y las intenciones de quienes los crean y propagan. Porque no es lo mismo una noticia errónea como consecuencia de un periodismo deficiente que una información inventada, y no es lo mismo una noticia veraz difundida por interés público que una información también verdadera pero propagada para hacer daño a alguien.

No basta con considerar solo la veracidad de la información, hay que tener en cuenta también si la información pretende o no causar daño, según ha propuesto Claire Wardle, investigadora del Shorenstein Center de la Universidad de Harvard y directora del proyecto First Draft. De acuerdo con esta doble dimensión, Wardle recomienda distinguir entre misinformation (información errónea), cuando la información es falsa pero no se quiere causar daño; desinformation (desinformación), cuando es falsa y se pretende causar daño con ella, y malinformation (información malintencionada), cuando es cierta, pero se pretende perjudicar a alguien revelando información generalmente privada.

El uso de un vocabulario preciso y compartido, como el que propone esta investigadora, es algo básico y preliminar para entender mejor el problema. Por encargo del Consejo de Europa, Wardle ha elaborado con Hossein Derakhshan el informe Information Disorder. Toward an interdisciplinary framework for research and policymaking, cuyo título habla inequívocamente de un problema o trastorno de la información que precisa, antes que nada, un marco conceptual interdisciplinar para orientar la investigación y poder aplicar medidas correctoras. Para tratar de entender cualquier ejemplo de este “desorden informativo” o “trastorno de la información”, este interesante documento ilustra la conveniencia de analizar sus elementos (agente, mensaje e intérprete) y sus fases (creación, producción –el mensaje se convierte en producto mediático– y difusión). Solo usando un vocabulario común sobre la información y sus desórdenes parece posible abordar los retos asociados con la credibilidad (un factor psicológico), la verdad (un concepto semántico referido a la veracidad de los datos y las informaciones) y los hechos, que no son verdaderos o falsos, sino reales o inventados.

Las noticias son un tipo especial de información inmersa en un ecosistema digital en el que cualquiera puede crear, empaquetar y difundir información y en el que cualquiera puede llevarse a engaño. Para evitarlo, el primer paso es pensar críticamente acerca del lenguaje que utilizamos, en un camino de aprendizaje –el del pensamiento crítico–que implica una cierta alfabetización sobre la información y el periodismo. Este aprendizaje nos incumbe a todos, pero las personas con una cierta responsabilidad pública, desde los políticos a los educadores, periodistas y médicos, están especialmente concernidas.  La guía de la Unesco Journalism, ‘Fake News’ & Disinformation y los cursos de verificación de First Draft son un buen aperitivo.

David Hilbert: el arquitecto de la matemática moderna

Hilbert creía en la capacidad de las matemáticas para dar respuesta a todas las cuestiones. Crédito: Universität Göttingen

En julio de 1915 Albert Einstein realizó una visita a la Universidad de Gotinga (Alemania) invitado por el matemático David Hilbert (1862–1943). Un fructífero encuentro para ambos que se prolongó en los meses siguientes con una intensa correspondencia científica. Einstein calificó ese período como el más agotador y estimulante de toda su vida. Y dio como resultados una serie de trabajos y artículos, firmados por uno y otro, con los que formularon las ecuaciones de campo gravitatorio de la Teoría de la Relatividad General (TRG).

https://culturacientifica.com/2018/03/27/las-ecuaciones-de-campo-de-la-relatividad-general/

Así, en diciembre de 1915 ambos genios presentaban y publicaban, de forma casi simultánea, sendos artículos que contenían dichas ecuaciones. A raíz de ello se había planteado si Hilbert se anticipó al propio Einstein a la hora de descubrirlas. Sin embargo, el propio Hilbert se encargó de zanjar el debate al reconocer, en su artículo, que las ideas fundamentales de la teoría eran obra de su colega: “Las ecuaciones diferenciales de gravitación resultantes parecen estar de acuerdo con la magnífica teoría de la relatividad general establecida por Einstein en sus últimos artículos”.

DOS MANERAS DE ABORDAR LA RELATIVIDAD

Una postura por lo demás, consistente con el verdadero fin que llevó a Hilbert a abordar la teoría de la relatividad. Mientras para Einstein encontrar dichas ecuaciones era la prioridad, lo que pretendía Hilbert era establecer un conjunto mínimo de principios fundamentales que permitiesen deducir no sólo las ecuaciones matemáticas para validar la TRG, sino cualquier otra teoría de la física. Buscaba el mínimo número de axiomas sobre los que asentar toda la física matemática.

Era un eslabón más en su colosal proyecto de construir un marco teórico, a través del método axiomático, para desarrollar las herramientas (métodos y técnicas) necesarias para resolver cualquier problema matemático. Una meta consecuente con la visión y la inquebrantable fe que Hilbert tenía en la capacidad de su disciplina para dar respuesta a todas las cuestiones. Este fue el hilo conductor y motor de una exitosa carrera que inició en 1886 cuando obtuvo el puesto de Privatdozent en la universidad de Königsberg, y que le convertiría en el arquitecto de la matemática moderna.

Esa búsqueda de axiomas le llevó a abordar sucesivamente —y establecer los cimientos de— la Teoría de invariantes (1886-1893); la Teoría de números (1893-1898); la Geometría (1898-1902); el análisis y las ecuaciones integrales (1902-1912), sentando así las bases del Análisis funcional; y finalmente la matemática física (1910-1922).

LOS RETOS MATEMÁTICOS DEL SIGLO XX

Más allá de eso, si por algo la figura de Hilbert es popular es por haber enunciado en 1900 una lista de 23 problemas que debían constituir la materia de estudio de sus colegas durante el siglo XX.

  1. Problema de Cantor sobre el cardinal del continuo.
  2. La compatibilidad de los axiomas de la aritmética.
  3. La igualdad de los volúmenes de dos tetraedros de igual base e igual altura.
  4. El problema de la distancia más corta entre dos puntos. ¿Es la línea recta la distancia más corta entre dos puntos, sobre cualquier superficie, en cualquier geometría?
  5. Establecer el concepto de grupo de Lie, o grupo continuo de transformaciones, sin asumir la diferenciabilidad de las funciones que definen el grupo.
  6. Axiomatización de la física. ¿Es posible crear un cuerpo axiomático para la física?
  7. La irracionalidad y trascendencia de ciertos números como e, 21/2eπ21/2, eπ, etc.
  8. El problema de la distribución de los números primos.
  9. Demostración de la ley más general de reciprocidad en un cuerpo de números cualesquiera.
  10. Establecer métodos efectivos de resolución de ecuaciones diofánticas.
  11. Formas cuadráticas con coeficientes algebraicos cualesquiera.
  12. La extensión del teorema de Kronecker sobre cuerpos abelianos a cualquier dominio de racionalidad algebraica.
  13. Imposibilidad de resolver la ecuación general de séptimo grado por medio de funciones de sólo dos argumentos.
  14. Prueba de la condición finita de ciertos sistemas completos de funciones.
  15. Fundamentación rigurosa del cálculo enumerativo de Schubert o geometría algebraica.
  16. Problema de la topología de curvas algebraicas y de superficies.
  17. La expresión de formas definidas por sumas de cuadrados.
  18. Construcción del espacio de los poliedros congruentes.
  19. Las soluciones de los problemas regulares del cálculo de variaciones, ¿son siempre analíticas?
  20. El problema general de condiciones de contorno de Dirichlet
  21. Demostración de la existencia de ecuaciones diferenciales lineales de clase fuchsiana, conocidos sus puntos singulares y grupo monodrómico.
  22. Uniformidad de las relaciones analíticas por medio de funciones automórficas: siempre es posible uniformizar cualquier relación algebraica entre dos variables por medio de funciones automorfas de una variable.
  23. Extensión de los métodos del cálculo de variaciones.

Al margen de su ingente labor académica, Hilbert se distinguió por su activismo. Así, en 1914 se negó (al igual que Einstein) a firmar el “Manifiesto por un mundo civilizado”, suscrito por 93 intelectuales y científicos alemanes en el que se justificaba y se argumentaban los motivos de Alemania para declarar la guerra (“Manifesto de los 93” es el nombre generalmente dado a una proclamación del día 4 octubre 1914, aprobada por 93 científicos alemanes prominentes, becarios y artistas, declarando su irrevocable apoyo a las acciones militares alemanas a comienzos de la primera guerra mundial. Estas acciones también fueron llamadas como Violación de Bélgica. El Manifesto impulsó el apoyo de la guerra en universidades y escuelas alemanas, pero muchos intelectuales extranjeros se mantuvieron al margen. Una decisión que durante un tiempo le condenó al aislamiento por parte de sus colegas y alumnos). Poco después se enfrascó en una lucha para que la Universidad de Gotinga, en la que ejerció la mayor parte de su trayectoria, contratase a la matemática Emmy Noether alegando que “el sexo de un candidato no debía ser un argumento en contra de su admisión”. Al no conseguirlo, se obstinó en mantenerla en la universidad anunciando los cursos y conferencias de ella bajo su propio nombre.

Y ya al final de su carrera, en el congreso mundial de matemáticos de 1928, Hilbert se enfrentó a muchos de sus colegas alemanes que se negaban a asistir y encabezó la delegación germana en nombre de la universalidad del conocimiento. Como también se posicionó en contra de las medidas adoptadas por el partido nazi para expulsar a los docentes de ascendencia judía.

Para entonces, su carrera ya había llegado a su ocaso. Y no sólo por la inevitable pérdida de vigencia fruto de la edad, sino también por la puñalada que, en 1931, el joven matemático austriaco Kurt Godel había asestado a su ideario. Godel postuló la existencia de enunciados indecidibles, esto es, que no se pueden negar ni afirmar dentro de un sistema formal. O de un modo más intuitivo: que la matemática no podía dar respuesta a todas las preguntas.

Las palabras de la tumba de Hilbert se han convertido en una famosa cita inspiradora

Poco antes, en 1930 y en uno de los numerosos homenajes recibidos con motivo de su jubilación, Hilbert pronunciaba un discurso en el que reiteraba su fe inquebrantable en la matemática y cuyas últimas palabras fueron “Debemos saber. Sabremos”. Las mismas que, a su muerte, en 1943 fueron grabadas a modo de epitafio en su lápida del cementerio de Gotinga.

Ser crítico de la atención dada a las personas con cáncer metastásico: Lograr involucrar cuidado paliativo

Resultado de imagen para cancer metastásico en UCI

Talha Mehmood, MD y Thomas J. Smith , MD
http://www.jnccn.org/content/16/9/1157.full?email=1457574222

¿Qué hicieron y por qué?

Sabemos que el uso de la unidad de cuidados intensivos (UCI) es común entre los pacientes con cáncer. Hasta el 5% de los pacientes con tumores sólidos y el 15% de aquellos con tumores malignos hematológicos pasarán tiempo en una UCI. Sin duda, es apropiado que una persona recién diagnosticada con leucemia tratable lo haga, pero se vuelve menos apropiado para alguien con una enfermedad avanzada cuyo principal deseo es morir en su hogar. En la UCI, las tasas de mortalidad intrahospitalaria, de 3 meses y 1 año no son muy diferentes entre los pacientes con cáncer y la población general, aunque el cáncer progresivo, la infección fúngica y la insuficiencia orgánica predecían una peor supervivencia.

En este número de JNCCN, Loh et al examinaron las admisiones en la UCI de pacientes con cáncer metastásico en 2010 para determinar si la consulta de cuidados paliativos para pacientes hospitalizados (IPC) tuvo algún efecto sobre el uso de terapias de cuidados intensivos (CCT), como ventilación mecánica invasiva, diálisis, traqueotomía, tubo de gastrostomía y nutrición parenteral total. Utilizaron las bases de datos de pacientes hospitalizados del estado de California para identificar a los pacientes con cáncer metastásico y luego identificaron a los pacientes que usaron IPC por el código de diagnóstico de cuidados paliativos ICD-9 V66.7, ahora Z51.5 en ICD-10-CM. Estudios previos muestran que este método tiene una especificidad del 95% al ​​99% y una sensibilidad del 66% al 83%, por lo que Loh y cols. Pueden haber faltado alrededor de un tercio de los pacientes, pero se incluyeron todos los pacientes con consultas del IPC.

¿Qué encontraron?

El primer hallazgo importante fue que el uso de los servicios de IPC durante la hospitalización de pacientes con cáncer metastásico se mantuvo bajo, en el 19,8% de los ingresos. Aunque nadie conoce el número “correcto”, > 60% de las admisiones a una unidad académica de cáncer típica son para el control de los síntomas, en las que el IPC podría ser útil. 

La importancia del control de los síntomas se demostró en un ensayo aleatorizado y controlado de 766 pacientes con cáncer metastásico tratados en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center. Aquellos que informaron síntomas utilizando una medida de resultado informada por el paciente tuvieron una mediana de supervivencia aumentada de 6 meses y un aumento absoluto de la supervivencia de 6 por 100 a los 6 años.

En segundo lugar, Loh et al encontraron que el uso de IPC varía según la enfermedad: pulmón, 28%; mama, 22%; genitourinario, 16%; y cáncer colorrectal, 13%. Esto no es sorprendente dado que los primeros estudios se realizaron en cáncer de pulmón.

En tercer lugar, encontraron que el IPC estaba fuertemente asociado con un alto riesgo de muerte. Los pacientes que recibieron IPC tuvieron una tasa de mortalidad hospitalaria de 63.9% en comparación con 29.8% en aquellos que no recibieron IPC. No creemos que esto signifique que el IPC mata personas o incluso les permite morir antes, sino que llamar al equipo de cuidados paliativos es un reconocimiento de la enfermedad avanzada. Al menos un cuarto de todos los pacientes que recibieron CCT murieron en el hospital sin ningún servicio de IPC. Solo el 14% de las personas con cáncer de pulmón metastásico fueron DNR (no resucitar, por sus siglas en inglés) al ingreso, lo que sugiere que todavía estamos retrasando estas discusiones difíciles hasta casi el final de la vida.

El cuarto hallazgo fue que uno podía predecir con razonable precisión qué pacientes recibirían una consulta del IPC. Los que tenían más probabilidades de usar los servicios de IPC eran aquellos con cáncer de pulmón, un alto puntaje de comorbilidad, estado de DNR al ingreso o dentro de las 24 horas e infección, y aquellos tratados en un hospital más grande (≥ 200 camas).

Finalmente, los costos de la atención y la duración de la estadía fueron más bajos en aquellos que recibieron IPC. Contando solo a los sobrevivientes, la duración de la estadía fue más corta (14,3 frente a 16 días, p = 0,01) y los costos totales fueron menores ($ 42,775 frente a $ 52,387; p <0,01). Este efecto se observó casi exclusivamente en sobrevivientes de cáncer de mama, en quienes la diferencia fue de $ 26,350 frente a $ 60,861. Se ha reportado que emparejar la atención con lo que realmente se quiere para ahorrar dinero varias veces en casi todos los entornos.

¿Qué significa esto?

El uso de IPC es aún bajo entre los pacientes con cáncer metastásico ingresados ​​en el hospital, incluso en un estado donde casi todos los hospitales tienen servicios de consulta de IPC. Esta es una población con síntomas conocidos que necesitan control, y se encontró una supervivencia promedio de 4.7 meses en una población similar. 

¿Qué en este estudio debería afectar las prácticas en los centros oncológicos designados por el NCI?

Los cuidados paliativos se recomiendan para cada paciente con cáncer avanzado dentro de las 8 semanas posteriores al diagnóstico. Para que los cuidados paliativos marquen una diferencia en la hospitalización y los resultados financieros, la consulta debe comenzar al menos 3 meses antes de la muerte; de ​​lo contrario, uno pierde la oportunidad de cambiar los patrones de atención al final de la vida. Además, si hospicio o cuidados paliativos en el hogar no está en su lugar, los pacientes va a terminar en el servicio de urgencias y de ser admitidos.

Para los oncólogos, el mensaje es: “no guarde las conversaciones difíciles hasta la última hospitalización”. Más bien, la progresión de la enfermedad en tomografías computarizadas o resonancias magnéticas debería desencadenar la pregunta: “¿le gustaría hablar sobre lo que esto significa?” En una serie de 128 conversaciones grabadas después de los resultados del escaneo, solo 4 discusiones francas sobre el pronóstico ocurrieron, incluso después de que se dieron malos resultados. Nosotros, como oncólogos, sabemos que el juego ha cambiado en términos de pronóstico y opciones, pero nuestros pacientes no. Deberíamos hacer un reflejo para hacer la pregunta. Y si el hospicio es previsible, debemos mencionarlo y organizar una “visita de información de hospicio”, incluso en la UCI.

Los profesionales de la atención crítica deben comprender que los expertos han observado que el manejo conjunto entre los especialistas en cuidados intensivos y cáncer, tanto en la admisión como en la atención posterior, es clave para el manejo exitoso de estos pacientes. 

A medida que los médicos se acostumbran al fácil acceso a las unidades de cuidados intensivos, se hace difícil considerar el cuidado de pacientes críticamente enfermos en cualquier lugar, excepto en la UCI, incluso para pacientes al final de la vida. Este imperativo tecnológico impulsa no solo la admisión a la UCI, sino también una cultura de uso liberal de la tecnología en la UCI, independientemente del pronóstico del paciente. Agregaríamos que incorporar especialistas en cuidados paliativos al equipo puede ayudar a los pacientes y sus familias a definir qué es médicamente posible, cuáles son sus objetivos y cómo lograrlos. 

Fases de una Posesión Demoníaca

A lo largo de la historia diferentes culturas, civilizaciones y religiones hablan de espíritus desencarnados que invaden los cuerpos vivos de los seres humanos, controlando sus propios deseos de forma física. La actual Iglesia Católica es una de las instituciones que cree en la idea de la posesión demoníaca,  promoviendo en cierta medida, al tener sus propios equipos de investigación y especialistas en exorcismo.

Pero también hay que decir que en el pasado la Iglesia (debido a la falta de conocimientos sobre la ciencia y las enfermedades mentales asociadas) han cometido ciertos errores a la hora de“exorcizar” a personas que sufrían enfermedades psiquiátricas. Un ejemplo de esto es que hace siglos atrás cualquier persona con el síndrome de Tourette u otras psicosis como la esquizofrenia se consideraban posesión demoníaca.  Con el avance de la ciencia en el área del análisis en el cerebro humano y el concepto de las enfermedades mentales la posesión ha quedado relevada a un segundo término. Asombrosamente, incluso la Iglesia ha llegado a aceptar ciertos descubrimientos sobre las enfermedades mentales, a pesar de que la Iglesia católica y la ciencia han tenido ciertos desacuerdos.

Pero la razón universal no la tiene tampoco la ciencia, y algunos casos van más allá de toda racionalidad. Con el avance de la ciencia se ha pasado de creer que todas las personas que tenían una rara enfermedad mental eran posesiones a desacreditar cualquier caso de posesión. Con el paso del tiempo, expertos afirman que las posesiones han cambiado radicalmente y en la actualidad las entidades demoníacas utilizan las posesiones para utilizan a sus víctimas en momentos puntuales para realizar una acción en concreto.

Existen muchas personas que afirman haber perdido la noción del tiempo y no recordar nada después de haber hecho una acción de violencia no natural en ella. Esto es aparte de los actos cometidos por delincuentes o personas violentas por sí mismas. Recordemos que “el mayor logro del diablo es hacer creer que no existe”. Pero con el paso del tiempo muchas personas se preguntan: ¿Son reales las posesiones demoníacas y como se puede saber si una personas está poseída?

Las fases de la posesión

Según los expertos la posesión demoníaca consta de 5 niveles:

1. Manifestación

En esta etapa, una persona sin ningún tipo de intención invita a la entidad a entrar en su cuerpo. La entidad se siente atraída por el individuo de mente más débil o de baja autoestima. También existen casos en que la entidad accede a su víctima sin permiso alguno.

2. Infestación

En este nivel el demonio empezará a utilizar a su victima en lo que puede parecer típicos signos demoníacos inteligentes.

La entidad puede presentarse como el espíritu de un ser querido o incluso de un ángel. Se gana la confianza de su víctima, por lo que la entidad puede influir en la persona y finalmente, tomar el control total. Algunos signos de infestación demoníaca incluyen sombras o figuras extrañas que se mueven sin ninguna explicación, sonidos de pisadas o incluso líquidos que se filtran a través del suelo o las paredes.

3. Opresión

Cuando un individuo está bajo la opresión demoníaca la entidad comienza a afectar a la persona psicológicamente, físicamente y emocionalmente.

El objetivo es hacer que la víctima renuncie a la lucha o a la voluntad de vivir y sobre todo a su alma, pudiendo conseguirla mediante el suicidio.

Signos de posesión

* Evidencias de auto mutilación.

* La victima maldice cuando no es parte normal de su carácter.

* Aversiones repentinos a los lugares y objetos religiosos, sobre todo al punto de difamación o llegar a destruir objetos como cruces, cálices o iglesias.

* Pérdidas largas de lapsos de tiempo que es cuando la entidad controla a la víctima.

* La victima puede llegar a ser amenazante, abusiva o violenta sin motivo aparente. Dañando a animales y de más seres .

* Padecer pesadillas o fuertes terrores nocturnos.

* La victima puede comenzar a hablar en lenguas que no conocía o incluso a hablar su lengua habitual con extraños acentos que no son su manera natural de hablar. Otros signos que están vinculados a la posesión son los cambios de voz o con tonos de frecuencia baja a alta incluso para un tipo gutural de gruñido. Otro cambio bastante extraño y desagradable en la voz de la víctima es cuando se puede escuchar múltiples voces que vienen del cuerpo físico durante un periodo de tiempo determinado.

* El individuo puede parecer catatónico, pasándose largos períodos de tiempo sin pestañear.

* Cambia su tono natural de ojos a uno completamente negro o cualquier tonalidad distinta.

* Se ponen de una forma tan rígida que no pueden moverse o necesitan ser movidos por varios personas.

* Pueden predecir el futuro o mencionar acontecimientos pasados de los cuales no tenían conocimiento.

* Pueden levitar y retorcer extremidades a voluntad.

 

4. Posesión

Cuando una persona llega a este nivel se le llama posesión completa. El demonio ahora tiene el control sobre los pensamientos individuales, las emociones y la conducta. Por lo general se escuchan extrañas voces amenazantes.

Según determinadas religiones una persona es víctima de una posesión demoníaca, está endemoniada o simplemente está poseída, cuando un espíritu impuro o inmundo o bien chatarra entra en su cuerpo y le hace hablar y comportarse, no como ella quisiera, sino como el tal espíritu quiere.

Desde el punto médico se considera un trastorno disociativo de la histeria y se le denomina “endemoniaría” o “demonio manía.

 

5. Destrucción de la victima

El único propósito de la posesión es la muerte de un huésped. Cuanto mas dolor o sufrimiento que la entidad pueda hacer mejor para ella.

Los demonios o espíritus inmundos, son seres espirituales incorpóreos que necesitan un cuerpo humano para que su existencia no quede anulada, un espíritu sin cuerpo está cincuenta por ciento muerto, el cuerpo humano es su complemento perfecto.

Generalmente las personas que son utilizadas por los espíritus, terminan siendo destruidas por ellos, ya sea mental o físicamente.