Venera 9 llega a Venus

Resultado de imagen para venera 9

Lanzada el 8 de junio de 1975, la nave Venera 9 (Венера-9, designada por el fabricante como 4V-1 No. 660) también conocida como Venus 9, integrante del programa Venera, estaba compuesta por un orbitador y un módulo de aterrizaje.

El 20 de octubre de 1975, el módulo de aterrizaje se separó del orbitador e inició el descenso. El aterrizaje se produjo con el Sol cerca del zenit a las 05:13 UTC del 22 de octubre. La Venera 9 aterrizó dentro de un radio de 150 km del punto 31°01′N 31.01°N 291.64°E cerca de la Beta Regio, en una pendiente de 20° de inclinación cubierta de rocas (se sospecha que la pendiente forme parte del valle tectónico conocido como Aikhulu Chasma). La sonda de aterrizaje pesaba 1.560 kg al inicio de la entrada atmosférica. Una vez llegada a la superfície, su peso era sin embargo de 660 kg

Un sistema de circulación de fluido fue usado para distribuir el calor. Este sistema de pre-enfriamiento previo a la entrada, permitió la operación de la nave por 53 minutos después del aterrizaje. El aterrizaje se produjo a cerca de 2.200 km del posterior lugar de aterrizaje de la Venera 10.

Fue la primera astronave que envió a la Tierra una imagen de la superficie de otro planeta.

Se hizo uso de un sistema de fluido circulante para distribuir el calor. Este sistema permitió que el módulo funcionara durante 53 minutos después de aterrizar, a la vez que se perdía el contacto por radio con el orbitador. Durante el descenso, la disipación de calor y deceleración fue secuencialmente conseguida gracias a las cubiertas semiesféricas de protección, tres paracaídas, un freno aerodinámico en forma de disco y el sistema de amortiguadores de la sonda. El aterrizaje se produjo a unos 2.200 km de donde aterrizaría la Venera 10.

Tras el fracaso de la sonda Sputnik 7 lanzada hacia Venus el 4 de febrero de 1961 y que no pudo salir de la órbita terrestre, el 12 de febrero de 1961, la sonda espacial soviética Venera 1 (llamada también inicialmente Sputnik 8) se convierte en la primera sonda exitosamente lanzada hacia otro planeta. Un sensor de orientación sobrecalentado provocó la avería de la nave, pero la Venera 1 fue la primera en combinar todas las características necesarias de una nave espacial interplanetaria: paneles solares, antena parabólica para la telemetría, estabilizadores en tres ejes, motor de corrección de rumbo y el primer lanzamiento desde una órbita de aparcamiento. A los 7 días de su lanzamiento, estando a dos millones de kilómetros, las transmisiones se interrumpieron; se calcula que pasó a 100.000 kilómetros de Venus entre el 19 y el 20 de mayo de 1961.

El 22 de julio de 1962 la NASA lanzó la primera misión del programa espacial estadounidense con destino a Venus, la sonda Mariner 1, a bordo de un cohete Atlas/Agena B, pero fue destruida durante el despegue debido a fallos mecánicos. Igualmente fallida resultó la sonda Sputnik 19, similar a la Venera 1 y lanzada por la URSS el 25 de agosto de 1962.

El primer éxito en la exploración venusina no se haría sin embargo esperar mucho más, y así la Mariner 2, que sobrevoló Venus en diciembre de 1962 a una distancia de 34.773 km se convirtió en la primera sonda en transmitir desde las proximidades del planeta. Era una sonda lunar del tipo Ranger modificada que estableció que Venus no tenía campo magnético y que midió las emisiones térmicas de microondas del planeta.

El programa espacial Venera (en ruso Венера, en ocasiones llamadas en occidente Venus, o Venusik por degeneración del vocablo “Sputnik”) fueron una serie de sondas soviéticas a Venus. Las Venera 3-6 estaban destinadas a hacer medidas de la atmósfera de Venus y no tenían ningún sistema especial de aterrizaje por lo que simplemente impactaron sobre la superficie del planeta tras enviar información durante su caída a través de la atmósfera de Venus. La Venera 7 fue diseñada para aterrizar y estudiar la superficie del planeta e hizo un aterrizaje controlado en la superficie de Venus en 1970.

Las sondas Venera fueron las primeras en entrar en la atmósfera de otro planeta, hacer un aterrizaje controlado en otro planeta, en enviar imágenes desde su superficie y en realizar mapas radar de Venus.

Algunas sondas de la serie Sputnik (Satélite), Tyazheliy Sputnik (Satélite pesado) y Cosmos eran pruebas para el programa Venera que al acabar en fracaso no fueron oficialmente incluidas en el mismo. La sonda Zond 1, lanzada en 1964, pese a formar nominalmente parte del Programa Zond, era una nave Venera sin ninguna modificación, y su destino también era Venus. Tras las sondas Venera, los estudios soviéticos sobre Venus continuaron con el Programa Vega, de 1984.

Los siguientes intentos por parte de la Unión Soviética fueron todos fracasos: la sonda Sputnik 20 (lanzada el 1 de septiembre de 1962), Sputnik 21 (12 de septiembre de 1962), Cosmos 21 (11 de noviembre de 1963), Venera 1964 A (19 de febrero de 1964) y Cosmos 27 (27 de marzo de 1964), todas de 890 kg de peso y lanzadas por cohetes A-2e (Molnya) no consiguieron salir de la órbita terrestre y fueron destruidas. La también soviética Zond 1, la primera en incluir un módulo destinado a entrar en la atmósfera de Venus y aterrizar, lanzada el 2 de abril de 1964, correría mejor suerte, iniciando su viaje con normalidad, pero se averió en algún momento tras su última transmisión de telemetría del 16 de mayo, pasando a 100.000 km de Venus el 14 de julio del mismo año, al igual que la Venera 2, que llegó al planeta el 27 de febrero de 1966, pasando a una distancia de Venus de 24.000 km sin conseguir ninguna de las dos enviar datos. Poco después del lanzamiento de la Venera 2 en las últimas semanas de noviembre de 1965, se lanzaron también con el mismo destino las sondas Cosmos 96 y Venera 1965 A, que supondrán sin embargo un fracaso aun mayor al no ser ambas capaces siquiera de abandonar la órbita terrestre.

El 1 de marzo de 1966, la sonda soviética Venera 3 se estrelló sobre Venus, convirtiéndose en la primera nave espacial en alcanzar la superficie del planeta. La cápsula de descenso de la Venera 4 entró en la atmósfera de Venus el 18 de octubre de 1967. Fracasó en su objetivo sin embargo, su gemela, la Cosmos 167. La Venera 4 fue la primera sonda en transmitir datos medidos directamente en otro planeta. La cápsula midió temperaturas, presiones, densidades, y realizó once experimentos químicos para analizar la atmósfera. Sus datos mostraban un 95% de dióxido de carbono, y en combinación con los datos de ocultación de la sonda Mariner 5, mostró que la presión en la superficie era mucho mayor de lo previsto (entre 75 y 100 atmósferas). Estos resultados fueron verificados y refinados por las misiones Venera 5 y Venera 6 los días 16 y 17 de mayo de 1969, aunque ninguna de estas misiones alcanzó la superficie mientras aún transmitían. La batería de la Venera 4 se agotó mientras la sonda aún flotaba lentamente en la masiva atmósfera de Venus, y las Venera 5 y 6 se colapsaron por la alta presión a 18 kilómetros sobre la superficie.

El primer aterrizaje con éxito en Venus lo realizó la sonda Venera 7 el 15 de diciembre de 1970. Esta sonda reveló unas temperaturas en la superficie de entre 457 y 474 grados centígrados. Tras el fracaso de la Cosmos 359, llegó el éxito de la Venera 8, que aterrizó el 22 de julio de 1972. Además de dar datos sobre presión y temperaturas, su fotómetro mostró que las nubes de Venus formaban una capa compacta que terminaba a 35 kilómetros sobre la superficie. Con un espectrómetro de rayos gamma analizó la composición química de la corteza. Una segunda sonda gemela, la Cosmos 482, sin embargo, fracasó durante su lanzamiento.

En febrero de 1974 la sonda Mariner 10 sobrevoló a Venus en su camino de encuentro con Mercurio, fotografiando la atmósfera venusina en ultravioleta, además de realizar con éxito otros estudios atmosféricos.

La sonda soviética Venera 9 entró en la órbita de Venus el 22 de octubre de 1975, convirtiéndose en el primer satélite artificial de Venus. Una batería de cámaras y espectrómetros devolvieron información sobre la capa de nubes, la ionosfera y la magnetosfera, así como mediciones de radar de la superficie realizadas por radar.

El vehículo de descenso de 660 kilogramos de la Venera 9 se separó de la nave principal y aterrizó, obteniendo las primeras imágenes de la superficie y analizando la corteza con un espectrómetro de rayos gamma y un densímetro. Durante el descenso realizó mediciones de presión, temperatura y fotométricas, así como de la densidad de las nubes. Se descubrió que las nubes de Venus formaban tres capas distintas. El 25 de octubre, la Venera 10 realizó una serie similar de experimentos.

La sonda de aterrizaje de la Venera 9 midió la nubes de Venus, que tenían entre 30 y 40 km de grosor, con su base a entre 30 y 35 km por encima de la superficie del planeta. También detectó substancias químicas en la atmósfera de Venus, como hidrocloros, ácido fluorhídrico, bromo, o yodo. Otras de las medidas que tomó incluyen la presión de superficie (90 atmósferas – 9 MPa), la temperatura (485 °C), y los niveles de luz en superficie (comparables a los de los días nublados de la Tierra en latitudes medias).

La Venera 9 fue la primera sonda en enviar a la Tierra fotografías de calidad, en blanco y negro, de la superficie de Venus. En ellas se podían ver sombras, que no había (aparentemente) polvo en suspensión, y una variedad de rocas de entre 30 y 40 cm que no parecía erosionadas. Las fotografías de 360 grados que se querían hacer, no se llevaron a cabo debido a que la tapa del objetivo de la segunda cámara no se abrió, limitándose a 180 grados.

Algunos datos sobre Venus

http://www.geoenciclopedia.com/venus/

Venus es un planeta rocoso, sin satélites y sin anillos. Se trata de un planeta extremo, caliente, seco y con una presión en la superficie 90 veces superior a la terrestre. Es de hecho el planeta más caliente de todos a pesar de no estar más cerca del Sol que Mercurio, y aunque sus dimensiones son muy similares a las de la Tierra, su atmósfera y composición hacen que la vida sea muy poco probable.

Venus es el planeta más caliente de todos a pesar de no ser el más cercano al Sol.

Curiosamente, este planeta interno realiza una rotación en el sentido de las manecillas del reloj, es decir,  de este a oeste. Completa su órbita alrededor del Sol en 224 días y 17 horas terrestres o para fines prácticos, en 225 días. En ocasiones se aleja del astro rey mucho más que Mercurio, lo que ocasiona que preceda al Sol en poco más de tres horas. Un día en Venus dura 243 días terrestres.

Planeta Venus / Imagen cortesía de la NASA

Venus (NASA)

Características generales de Venus

 Diámetro: 12,104 kilómetros.

 Masa: 4.8673 x 1024 kilogramos.

 Volumen: 928,415,345,893 km3.

 Densidad: 5.243 g/cm3.

 Temperatura superficial: 462° centígrados.

Estructura de Venus

Se sabe que el planeta tiene una superficie rocosa gracias a la misión Magallanes de la NASA, que obtuvo información del 98 por ciento del planeta. Anteriormente sólo existían conjeturas, ya que desde el espacio sólo es posible ver las nubes blancuzcas. Ahora se sabe que Venus tiene una superficie sólida que presenta varios tonos de gris, con muchos cráteres y cañones.

› La montaña más alta de Venus es Maxwell Montes, que tiene una altura de casi 11 kilómetros.

Los cráteres miden de 1.5 a 2 kilómetros y no se evidencian más pequeños; pues los meteoritos de menor magnitud son destruidos en la atmósfera antes de que consigan llegar a la superficie. Por ejemplo, el cráter Howe mide más de 23 kilómetros de diámetro. Hay además más de 1,000 volcanes que superan los 20 kilómetros de diámetro, pero no se sabe si están activos.

Los sistemas volcánicos conforman una especie de canales sinuosos que se extienden a lo largo de cientos de kilómetros y que alcanzan los 4,000 kilómetros de longitud. Existen dos áreas de tierras altas: Ishtar Terra en la región norte con un tamaño similar al de Australia; y Aphrodite (Afrodita) Terra, con una longitud de 10,000 kilómetros y un tamaño equiparable al de América del Sur. La montaña más alta es Maxwell Montes, que tiene una altura de casi 11 kilómetros.

Carece de campo magnético pese a poseer un núcleo con un contenido de hierro similar al de la Tierra. 

Cráteres en la superficie de Venus

La atmósfera de Venus

La atmósfera de Venus se compone en mayor proporción de dióxido de carbono, con nubes que presentan gotitas de ácido sulfúrico y cantidades muy pequeñas de agua. Es muy gruesa y densa, lo que ocasiona que después de la llegada del Sol a la superficie, el calor quede atrapado en el planeta.  Es algo similar a lo que ocurre en la Tierra con el “efecto invernadero”, pero en Venus el fenómeno está potenciado.

La presión atmosférica es 90 veces mayor que la de la Tierra. En resumidas cuentas, se trata de un planeta tan caliente que las sondas que han logrado llegar a su superficie no han aguantado las temperaturas durante más de 2 horas. Normalmente, los objetos más pequeños que se acercan al planeta son destruidos en la atmósfera.

– Un día en Venus tiene una duración de 243 días de la Tierra.

-Se le llama el “planeta hermano” de la Tierra debido a la similitud de ambos en cuestiones de tamaño, densidad y masa.

-Venus ha sido explorado por más de 40 dispositivos espaciales.

Premios Princesa de Asturias 2017. Discurso de Marcos Murdock (Les Luthiers)

Resultado de imagen para premio principe de asturias 2017, les luthiers

Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades
Oviedo, 20 de octubre de 2017

Majestades,

Miembros del Jurado, Premiados,

Señoras, Señores:

Antes que nada, queremos dedicar este premio a la memoria de nuestros queridos hermanos que ya no están, Gerardo Masana y Daniel Rabinovich.

También deseamos compartir este gran honor con nuestros actuales compañeros de Les Luthiers: Tato Turano, Martín O’Connor, Tomás Mayer Wolf y Roberto Antier.

Y con nuestra “familia española”, los que están y los que ya han partido y añoramos, José Luis Coll, Miguel Gila, el Tricicle, Joan Manuel Serrat, Pepe Caturla, Rafael Estrella … Y Álex Grijelmo, que presentó nuestra candidatura al Princesa de Asturias en varias oportunidades… ¡Qué suerte que esta vez se haya salido con la suya!…

¡Más que nada nos alegramos por él!

¡(porque) Si fuera por nosotros…! Más aún, nosotros vamos a echar de menos esas nominaciones… que nos llenaban de incertidumbre, de ansiedad…, de frustración. Es que habíamos llegado a encariñarnos con el hecho de ser candidatos: no ganábamos, pero salíamos en la prensa… los amigos nos felicitaban… (drámatico) Ahora que nos han dado el premio, sólo esperamos que nuestros amigos no se olviden de nosotros.

Ahora en serio: es un gran honor, un enorme orgullo, que nos den el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. En este querido Teatro Campoamor, ilustre y entrañable recinto de nuestras primeras actuaciones en Oviedo. Y nos alegra especialmente que este Premio haya sido otorgado a un grupo de humoristas. Hoy más que nunca nos sentimos orgullosos de esta bendita profesión.

El ejercicio del humorismo, profesional o doméstico, más refinado o más burdo, oral, escrito o mímico, dibujado… mejora la vida, permite contemplar las cosas de una manera distinta…, lúdica, pero sobre todo lúcida…, a la cual no llegan otros mecanismos de la razón. El humorismo no depende de estar de buen humor o de mal humor, o de un humor de perros (que es cuando no movemos el rabo…). Hay gente que siempre está de buen humor pero es incapaz de entender un chiste. No importa, el sentido del humor se aprende y mejora con la práctica: nadie nace riendo.

El humorismo es siempre social. Uno no se cuenta un chiste a sí mismo, sino a los amigos o conocidos, en el trabajo, en el bar o en un velorio. ¡El humorismo, señoras y señores, es comunicación! Más aún: ¡Comunicación y Humanidades, que es lo que queríamos demostrar! Nuestra mayor satisfacción es habernos ganado con la ayuda de la música, unos raros instrumentos y la exuberancia y las ambigüedades del idioma castellano un lugar en el humorismo.

¡Qué orgullo recibir este premio de prestigio mundial! Qué alegría integrar la lista de argentinos que lo han ganado: Raúl Alfonsín, Mario Bunge, Daniel Barenboim. ¡Y nuestro querido amigo Quino, el padre de Mafalda, esa niña que nos observa desde un banco del Campo de San Francisco, a unos metros de aquí…!

En los fundamentos de este Premio el jurado considera que nuestro grupo es: “uno de los  principales  comunicadores  de  la  cultura  iberoamericana”.  Aparte  del  enorme halago que eso significa, estamos un poco sorprendidos. Y no por modestia sino porque nunca nos habíamos propuesto llegar a tanto.  ¡Pero en fin, si el jurado lo dice… quiénes somos nosotros para oponernos a sus sabias decisiones!

Muchas gracias.

Imágenes y texto tomados de Internet

Cáncer de mama: prevención y control

Resultado de imagen para cancer de mama 2018 oms


http://www.who.int/topics/cancer/breastcancer/es/index1.html

Control del cáncer de mama

La OMS promueve la lucha contra el cáncer de mama en el marco de programas nacionales amplios de control del cáncer que están integrados con las enfermedades no transmisibles y otros problemas relacionados. El control integral del cáncer abarca la prevención, la detección precoz, el diagnóstico y tratamiento, la rehabilitación y los cuidados paliativos.

La sensibilización del público en general sobre el problema del cáncer de mama y los mecanismos de control, así como la promoción de políticas y programas adecuados, son estrategias fundamentales para el control poblacional del cáncer de mama. Muchos países de ingresos bajos y medios afrontan actualmente una doble carga de cáncer mamario y cáncer cervicouterino, que son las principales causas de muerte por cáncer entre las mujeres de más de 30 años. Es preciso que esos países implementen estrategias combinadas que aborden estos dos problemas de salud pública de manera eficaz y eficiente.

Prevención

El control de factores de riesgo específicos modificables, así como una prevención integrada eficaz de las enfermedades no transmisibles que promueva los alimentos saludables, la actividad física y el control del consumo de alcohol, el sobrepeso y la obesidad, podrían llegar a tener un efecto de reducción de la incidencia de cáncer de mama a largo plazo.

Detección precoz

Aunque se puede lograr cierta reducción del riesgo mediante medidas de prevención, esas estrategias no pueden eliminar la mayoría de los cánceres de mama que se registran en los países de ingresos bajos y medios. Así pues, la detección precoz con vistas a mejorar el pronóstico y la supervivencia del cáncer de mama sigue siendo la piedra angular del control de este tipo de cáncer (Anderson et al., 2008).

Hay dos métodos de detección precoz:

  • el diagnóstico precoz o el conocimiento de los primeros signos y síntomas en la población sintomática, para facilitar el diagnóstico y el tratamiento temprano, y
  • el cribado, es decir, la aplicación sistemática de pruebas de tamizaje en una población aparentemente asintomática. Su objetivo es detectar a las personas que presenten anomalías indicativas de cáncer.

Un programa de cribado es una empresa mucho más compleja que un programa de diagnóstico precoz. (OMS, 2007).

Independientemente del método de detección precoz utilizado, dos aspectos esenciales para el éxito de la detección precoz poblacional son una atenta planificación y un programa bien organizado y sostenible que se focalice en el grupo de población adecuado y garantice la coordinación, continuidad y calidad de las intervenciones en todo el continuum asistencial. La selección como objetivo de grupos de edad inadecuados, por ejemplo mujeres jóvenes con bajo riesgo de cáncer de mama, puede traducirse en una disminución del número de cánceres detectados por mujer sometida a cribado, y reducir así la costo-eficacia de la medida. Además, esa focalización en las mujeres más jóvenes obligaría a analizar más tumores benignos y provocaría una sobrecarga innecesaria de los servicios de salud, por los recursos diagnósticos adicionales que entrañaría (Yip et al., 2008).

Diagnóstico precoz

El diagnóstico temprano sigue siendo una importante estrategia de detección precoz, particularmente en los países de ingresos bajos y medios, donde la enfermedad se diagnostica en fases avanzadas y los recursos son muy limitados. Algunos datos sugieren que esta estrategia puede dar lugar a un “descenso del estadio TNM” (aumento de la proporción de cánceres de mama detectados en una fase temprana) de la enfermedad, que la haría más vulnerable al tratamiento curativo (Yip et al., 2008).

Mamografías de cribado

La mamografía es el único método de cribado que se ha revelado eficaz. Si su cobertura supera el 70%, esta forma de cribado puede reducir la mortalidad por cáncer de mama en un 20%-30% en las mujeres de más de 50 años en los países de ingresos altos (IARC, 2008). El tamizaje basado en esta técnica es muy complejo y absorbe muchos recursos, y no se ha hecho ninguna investigación sobre su eficacia en los entornos con recursos escasos.

Autoexploración mamaria

No hay datos acerca del efecto del cribado mediante autoexploración mamaria. Sin embargo, se ha observado que esta práctica empodera a las mujeres, que se responsabilizan así de su propia salud.

En consecuencia, se recomienda la autoexploración para fomentar la toma de conciencia entre las mujeres en situación de riesgo, más que como método de cribado.

EL SAQUEO, EL ENRIQUECIMIENTO DE EUROPA Y LA POBREZA DE LOS PUEBLOS DE AMÉRICA

1a

 

AMÉRICA NO FUE DESCUBIERTA, hacía más de 40.000 años que los primeros humanos pisaron nuestro continente, al cruzar el estrecho de Bering; en tal caso ellos descubrieron ante los sentidos humanos este continente.

En el continente que ellos denominaron América -avasallando también en este aspecto la dignidad de los pueblos que ya poblaban estas tierras-, ya existían distintas comunidades al llegar los invasores-saqueadores europeos, por lo tanto no hubo descubrimiento como una parte de la historia oficial pretendió hacerlo creer. Tampoco hubo ”encuentro de dos culturas” como otra parte pretende presentar el hecho de las invasiones, en tal caso hubo la imposición violenta de la expansión del comercio europeo y una fuerza creciente de la expansión de la explotación de unos hombres por otros, hecho que tendía a la forma capitalista de la sociedad.

Y las consecuencias de esta invasión, que vino en una desenfrenada búsqueda de riquezas, dio lugar a un triple genocidio cometido contra la población de este continente y de África.

1º) Genocidio contra la población nativa que fue diezmada por sobre-explotación, por la conquista, por enfermedades y alcoholismo, entre otras causas que produjeron entre 80 y 100 millones de muertos durante todo el período de la invasión, saqueo y colonización;

2º) Genocidio por el tráfico de esclavos que fueron cazados en África y traídos a nuestro continente porque ya la población nativa no alcanzaba para seguir extrayendo riquezas del suelo según las necesidades de enriquecimiento de los ricos de Europa, hecho que produjo unos 40 a 50 millones de muertos más;

3º) Genocidio cultural, que se produjo por la imposición violenta de la religión y la cultura europea, anulando las formas económicas, sociales y culturales propias de la población nativa del continente.

Hoy, 526 años después del primer viaje de los invasores-conquistadores, a través de Cristóbal Colón, vivimos los efectos de esa invasión-saqueo. Cabría unas preguntas ¿Desapareció la cultura y el ser de este continente? ¿Subsiste la necesidad propia del ser que fue avasallado por la invasión? ¿En el obrero de hoy no existe el oprimido de la época colonial?

Todas estas situaciones no resueltas se condensan y resumen en la gravísima crisis que azota al mundo actual.

Son contradicciones no resueltas de miles de años atrás, contradicciones de centenares de años atrás, contradicciones de decenas de años atrás, contradicciones de 5 años atrás y contradicciones actuales las que se presentan todas juntas y exigen solución.

José Martí creó la consigna ”PATRIA ES HUMANIDAD”, es decir que cada persona, cada pueblo, es lo que es en relación a los demás, pero lo es desde su propio ser. Y lo que los europeos primero, los yanquis después, a lo que se suman las oligarquías de los distintos lugares, pretendieron hacer, ANULAR NUESTRO SER, DESPOJARNOS DE LO QUE SOMOS para poder imponer sus intereses privados sobre los intereses sociales.

Para recuperar la senda del progreso de la humanidad y que cada pueblo le pueda aportar algo al sentido humano tiene que RECUPERAR SU SER, y para RECUPERAR SU SER NECESITA SABER LA VERDAD Y EL PROCESO DE SU CONSTITUCIÓN.

La historia ha sido falseada por los grandes capitales y las clases dominantes de todas las épocas. Los obreros, los trabajadores y los pueblos del mundo necesitan reconocer y construir su propia historia, saber cómo fueron los hechos en el encadenamiento real de su construcción. Pero no se trata de VOLVER AL PASADO y hacer de nuevo la historia, es decir, de volver a la comunidad nativa y resolver otro curso de los hechos, sino de entender los hechos para hacer conscientemente la historia y no ser arrastrado por ellos, de trabajar para que los hechos no nos dirijan hacia el abismo sino que podamos trabajar para la felicidad de los pueblos y no para enriquecer a las élites.

Tenemos que recuperar lo mejor del pasado para construir el progreso del futuro. Progreso no como la posesión de más cosas, sino como desarrollo humano y cuidado de la naturaleza.

Ka’bah

Ka'bah, santuario en la Gran Mezquita, La Meca.

Encyclopaedia Britannica
https://www.britannica.com/topic/Kabah-shrine-Mecca-Saudi-Arabia
Ka’bah , también deletreado Kaaba , pequeño santuario ubicado cerca del centro de la Gran Mezquita en La Meca y considerada por los musulmanes en todas partes como el lugar más sagrado de la Tierra. Los musulmanes se orientan hacia este santuario durante las cinco oraciones diarias, entierran a sus muertos frente a su meridiano y aman la ambición de visitarlo en peregrinación, o hajj, de acuerdo con la orden establecida en el Corán .

La estructura en forma de cubo tiene aproximadamente 50 pies (15 metros) de altura, y mide aproximadamente 35 por 40 pies (10 por 14 metros) en su base. Construido de piedra gris y mármol, está orientado de modo que sus esquinas se correspondan aproximadamente con los puntos de la brújula . El interior contiene nada más que los tres pilares que sostienen el techo y una serie de lámparas suspendidas de plata y oro. Durante la mayor parte del año, la Kaaba está cubierta con una enorme tela de brocado negro, kiswah .

La Ka'bah rodeada de peregrinos durante el Hayy, La Meca, Arabia Saudita.

Situado en la esquina este de la Ka’bah es La Piedra Negra de la Meca, cuyas piezas ahora rotas están rodeadas por un anillo de piedra y unidas por una pesada banda de plata. Según la tradición, esta piedra le fue dada a Adán en su expulsión del paraíso para obtener el perdón de sus pecados. La leyenda dice que la piedra era originalmente blanca, pero se volvió negra al absorber los pecados de los incontables miles de peregrinos que la besaron y tocaron.

Cada musulmán que hace la peregrinación debe caminar alrededor de la Kaaba siete veces, durante los cuales besa y toca la Piedra Negra. Cuando termina el mes de las peregrinaciones (Dhu’l-Hijja), tiene lugar un lavado ceremonial de la Kaaba; los funcionarios religiosos y los peregrinos participan.

La historia primitiva de la Ka’bah no es muy conocida, pero es cierto que en el período anterior al surgimiento del Islam fue un santuario politeísta y fue un lugar de peregrinación para la gente en toda la Península Arábiga. El Corán dice que Abraham e Ismael “levantaron los cimientos” de la Ka’bah. El sentido exacto es ambiguo, pero muchos musulmanes han interpretado la frase en el sentido de que reconstruyeron un santuario erigido por Adán, del cual solo existían las bases. 

La Ka’bah ha sido destruida, dañada y posteriormente reconstruida varias veces desde entonces. En 930, la Piedra Negra fue arrastrada por una secta chiíta extrema conocida como Qarmatian y duro casi 20 años su rescate. 

Durante el primer ministerio de Mahoma, la Ka’bah, fue la qiblah , u orientación de la oración, para la comunidad musulmana. Después de la migración musulmana, o Hijrah, a Medinah, la qiblah cambió brevemente a Jerusalén antes de regresar a la Kaaba. Cuando las fuerzas de Mahoma conquistaron La Meca en 630, ordenó la destrucción de los ídolos paganos alojados en el santuario y ordenó que se limpiara de todos los signos de politeísmo. La Ka’bah ha sido desde entonces el punto focal de la devoción musulmana.