El libro de Nod. La biblia de los vampiros

https://panteondejuda.blogspot.com/2010/01/el-libro-de-nod-la-biblia-de-los.html?spref=bl

Cuentan las más antiguas leyendas que lo que el canón bíblico (que fue creado por el Concilio de Nicea o algún concilio) nos muestra sobre la caída de Caín al matar a su hermano Abel son sólo visiones distorsionadas de la realidad.

Sin embargo, hasta nuestros días ha perdurado una crónica, El Libro de Nod, que por su contenido herético con respecto al canón bíblico ha sido motivo de persecuciones y demás. Pero también su contenido poético no puede ser obviado y es por ello que ha perdurado, por ser una joya literaria. Además de que se dice que el que lo escribió fué el propio Caín.
Realmente desconozco si dicha crónica es original y mucho menos si es verídica. Sin embargo, debo admitir que nos da una clara visión alternativa de los hechos que cuenta el Génesis bíblico.

Básicamente es un conjunto de versos que revelan una historia alternativa a la conocida a través de la Biblia. En ella Caín nos cuenta como fue ayudado a despertar por Lilith, la primera esposa de Adán según la tradición judía. Su posterior maldición y condición de esclavo de una bruja y su descanso bajo la tierra después del Diluvio Universal, esperando el tiempo apropiado para, de nuevo, despertar.

La estirpe maldita de Caín, según menciona el Libro de Nod, no es más que seres vampíricos, bebedores de sangre y con ansias de poder a cualquier costo. Una maldición que ni Caín es capaz de soportar, pero que tiene que hacerlo hasta el fin de los tiempos, todo por amar tanto a su hermano y a Dios, como para ofrecer en el más puro, sublime y dulce sacrificio a Abel

El libro de nod – la biblia de los vampiros
En el siguiente enlace se puede ver o descargar:
http://www.box.com/s/31149aea573972b9ac94

Unicornios de Groenlandia y la Alicornia Mágica

unicornio

Monoceros, una bestia mítica descrita por primera vez en la historia natural de Plinio el Viejo como una criatura con cabeza de ciervo, cola de jabalí, patas de elefante y cuerpo de caballo, y de la cabeza un cuerno de cuatro pies de largo, del Aberdeen Bestiario ( Ms 24, folio 15r), escrito e iluminado en Inglaterra alrededor de 1200 – Fuente .

Cuando se comenzó a cuestionar la existencia de unicornios y los poderes curativos de los cuernos que se les atribuyen, un médico danés rechazó por medios curiosos: reformulando el unicornio como una criatura acuática de los mares del norte. Natalie Lawrence en una fascinante convergencia del folklore establecido, la ciencia naciente y la economía farmacéutica.

Los Unicornios parecen estar en todas partes en estos días. Es prácticamente imposible caminar por una calle principal o entrar en una tienda de regalos sin encontrarse cara a cara con una de estas criaturas con lentejuelas arcoíris de una forma u otra. Se han convertido en un ícono cultural de moda de fantasía, escapismo e individualidad (paradójicamente), un hecho explotado al máximo por fabricantes y expertos en marketing. De todos modos, la mayoría de las personas de hoy saben que los unicornios no existen.

En el siglo XVII, la existencia del unicornio era un tema de gran controversia. Lo que estaba en juego era mucho más que los mundos de fantasía de las chicas adolescentes: esta bestia fantástica fue la base de todo un conjunto de literatura académica y un lucrativo mercado internacional de productos farmacéuticos (tanto recreativos como medicinales). Como muestra el profesor Bernd Roling en su ensayo de 2014 “Der Wal als Schauobjekt”, una familia en particular fue responsable de la desaparición del antiguo valor de mercado del unicornio en Europa. Caspar Bartholin, su cuñado Ole Worm y su hijo Thomas Bartholin eran un trío de eruditos y médicos escandinavos que examinaron el unicornio y sus supuestos poderes medicinales. Su trabajo culminó con la publicación de Thomas Bartholin De unicornu observation novae, en 1645 (segunda edición en 1678). Muy contrario a las intenciones de Thomas, este libro precipitó la derivación del unicornio de la realidad creíble al mito.

De unicornu observa que las novas tratan con “unicornios” en el sentido más amplio, examinando todos los animales con un solo cuerno. Thomas extendió su red porque estaba tratando de emprender una tarea muy importante: demostrar que simplemente tener un solo cuerno no calificaba algo como un unicornio. Quería mostrar que los unicornios “reales” existían y que sus cuernos eran un ingrediente clave para muchas medicinas potentes. Al hacerlo, sin embargo, tuvo que reemplazar la imagen tradicional europea de los unicornios como antílopes terrestres o caballos que habitaban exóticos animales salvajes del este al demostrar que los unicornios en realidad eran criaturas acuáticas del norte.

q
Unicornio y narval uno al lado del otro, de Michael Bernhard Valentini’s 
Museum museorum (1704) – Fuente .

¿Por qué Thomas Bartholin sintió la necesidad de hacer esto? Primero echemos un vistazo a por qué los unicornios eran tan importantes a principios de la Europa moderna. En el siglo XVII, ya tenían una larga historia: los eruditos medievales habían reunido descripciones de “unicornios” de autores clásicos como Ctesias, Aelian, Aristóteles y Plinio en un cuerpo de tradición unicornio. Estas descripciones eran de muchos y variados animales, desde bestias poco elegantes con aspecto de rinoceronte con temperamento y predilección por intimidar a los elefantes hasta antílopes extrañamente coloridos o quimeras feroces. El médico griego Ctesias, por ejemplo, registró cuentos de viajeros exóticos en su libro Indica (ca. 810-893 dC), que contiene quizás el primer relato sobreviviente de unicornios:

Hay en India ciertos asnos salvajes que son tan grandes como caballos y más grandes. Sus cuerpos son blancos, sus cabezas de color rojo oscuro y sus ojos de color azul oscuro. Tienen un cuerno en la frente que mide aproximadamente un pie y medio de largo.

El cuerno, agregó Ctesias, se decía que era blanco, rojo y negro, y ofrecía protección contra el veneno. La mayoría de los otros autores clásicos probablemente también se referían a animales que habían visto o escuchado de los viajeros (aunque algunos podrían haber sido más creativos con su material). Lo que unificó los relatos de estos variados “unicornios” fue la idea de que eran bestias de gran poder con un solo cuerno en la cabeza.

La imagen del unicornio se transfiguró a lo largo de la Edad Media, por el erudito del siglo sexto Isidoro de Sevilla, entre otros, en un caballo salvaje de un solo cuerno que los cazadores podían matar solo si primero lo atraía y lo domesticaba. Virgen. Historias de este tipo se registraron en bestiarios y colecciones de tradiciones como el Physiologus, que se agregó, tradujo y reprodujo durante muchos siglos. Algunas versiones del Physiologus incluyeron cuentos de unicornios que sumergen sus cuernos en agua que había sido envenenada por serpientes, para purificarla.

q
Virgen domesticando un unicornio, del 
Physiologus Bernensis , una copia iluminada del siglo IX de la traducción latina del Physiologus (Bern Cod. 318) – Fuente .

Este fabuloso caballo, sus habilidades mágicas y su tentativa de soltera fueron consagrados en la secuencia de siete Tapices de Unicornio , que se cree que se hicieron a principios del siglo XVI (ahora en exhibición permanente en el Met Cloisters en Nueva York). A principios de la era moderna, el unicornio se había convertido en un símbolo cristiano. La imagen de la bestia asesinada por los cazadores se asoció con el sacrificio de Cristo y su noble sumisión a una virgen había llegado a representar el casto poder de la Virgen María.

q
Segundo de los Tapices de Unicornio, el unicornio se muestra sumergiendo su cuerno purificador en el agua, mientras que alrededor de la partida de caza se para y habla – 
Fuente .

Tales asociaciones exóticas y sagradas ayudaron a ganar al cuerno de unicornio o “alicorn” una reputación como panacea en Europa. Los nobles habían tenido durante mucho tiempo vajillas supuestamente hechas de alicornios para evitar ser golpeados por veneno en su comida y bebida. Del mismo modo, se creía que el polvo hecho del cuerno curaba un caso de envenenamiento. Alicorn también fue considerado un poderoso afrodisíaco y un tratamiento efectivo para todo tipo de dolencias, desde la fiebre hasta los dolores de la vejez.

En las décadas anteriores a que Thomas Bartholin publicara De unicornu observation novae , todavía existía un fuerte comercio de “cuerno de unicornio” en polvo reforzado por textos clásicos e imágenes bíblicas, así como por trabajos académicos más recientes que cantaban las alabanzas y potencias del cuerno. Los boticarios en algunas áreas mostraban imágenes de unicornios o especímenes reales de cuernos para indicar que tenían acceso a estas sustancias costosas y potentes. Los colmillos en espiral de narvales, identificados por comerciantes, coleccionistas y eruditos como alicorns, eran posesiones preciadas en muchos gabinetes de maravillas en los comienzos de la Europa moderna.

El cuerno en polvo, vendida por boticarios, generalmente estaba hecha de colmillo de narval, comercializado a Europa a través de Escandinavia, que se benefició enormemente del comercio. El cuerno también podría tener otras fuentes, incluido el colmillo de elefante o morsa. Algunos expertos podrían distinguir los marfiles: un boticario argumentó que el narval “Cuerno … puede distinguirse del marfil [del elefante] por los hilos o fibras que son más sutiles” y por ser “más sólidos y más pesados”. Cortados en trozos, o triturados por completo, sin embargo, pocas personas, excepto los cazadores y traficantes, sabían de dónde procedían realmente los cuernos. Esta confusión fue ocasionalmente lamentada por escritores y boticarios. El muy viajado médico francés Pierre Martin de La Martinière (1634–1690), por ejemplo, comentó sobre la dificultad de conocer “el Unicornio correcto … habiendo varios Animales que los griegos llaman Monoceros, y los Latinos Uni-Cornis”, que van desde innumerables cuadrúpedos terrestres y “serpientes”, para “pescar” como el “elefante marino”

Camphur
Representación de un “camphur”, de 
Des Monstres et Prodiges (1585) de Ambroise Paré . Esta mítica bestia con forma de unicornio era anfibia (tenga en cuenta los pies palmeados y los peces) y se dice que vive en Indonesia – Fuente .
q
Varios tipos de unicornio terrestre (incluido el anfibio “camphur” arriba a la izquierda), de 
Histoire générale des drogues (1694) de Pierre Pomet – Fuente .
q
Licorne de mer
 (unicornio marino) y un narval representado como dos animales distintos, de Histoire générale des drogues (1694) de Pierre Pomet – Fuente .

Sin embargo, a la gente no le faltaba escepticismo. Muchos tenían sus sospechas sobre la realidad del unicornio y el poder del cuerno. El médico francés Ambroise Paré’s Des Monstres et Prodiges(1585), contenía un “Discurso sobre el unicornio” discutiendo sus dudas. Las exploraciones de los europeos en el Ártico a lo largo de los siglos XVI y XVII revelaron que el narval, un extraño pez con punta de lanza que antes era desconocido en la erudición europea, fue la fuente de algunos de estos cuernos “unicornio”. Después de que William Baffin produjera la primera descripción formal europea del narval a fines del siglo XVI, el valor medicinal de la alicorn comenzó a cuestionarse. Se pensó que muchos tipos de productos similares a cuernos contenían propiedades mágicas; algunos textos afirmaban que el colmillo de morsa era aún másPoderoso que Alicorn. Tales comparaciones amenazaron aún más el estado elevado de alicornio ya que las preguntas sobre sus orígenes empañaron su atractivo. Los académicos del sur de Europa comenzaron a preguntarse si “cuerno de unicornio” era realmente todo lo que se había imaginado.

Entra los Bartholins. A partir de 1613, el padre de Thomas, Caspar Bartholin el Viejo, era profesor de medicina en la Universidad de Copenhague en Dinamarca. Antes de tomar este puesto, había viajado mucho por Alemania, los Países Bajos, Inglaterra, Francia y Alemania, lo que era relativamente inusual en ese momento. En sus viajes, visitó algunos de los Wunderkammern o gabinetes de maravillas más ilustres de Europa . Al examinar los cuernos de unicornio presentes en estas colecciones, concluyó que no podían ser antílopes ni apéndices derivados de caballos. Deben ser marinos. Viniendo de Dinamarca, Caspar estaba demasiado familiarizado con el narval como para no haber notado la similitud entre sus cuernos y alicornios, pero evitó establecer un vínculo directo entre ellos.

No fue sino hasta 1636 que el cuñado de Caspar, el anticuario y coleccionista prolífico Ole Worm, afirmó que los narvales eran de hecho la fuente de la alicorn. Al comparar sistemáticamente los esqueletos de narvales con los cuernos de marfil retorcidos vendidos como cuernos de unicornio en Europa, demostró que eran uno y lo mismo: los alicornios solo podían ser los dientes extraños y únicos de los animales marinos. La conclusión de Ole creó todo tipo de problemas. ¿Qué habían estado describiendo los autores clásicos? ¿Existían los unicornios terrestres? ¿Alicorn era realmente médicamente potente?

gusano ole
El gabinete de curiosidades de Ole Worm, como se muestra en su 
Museo Wormianum – Fuente .
q
Detalle de la imagen de arriba, que muestra lo que parece ser un cuerno de narval en la pared del fondo.
q
Imagen compuesta que muestra tres ilustraciones del narval y el cuerno, del 
Museo Wormianum de Ole Worm – Fuente .

Thomas Bartholin, que era médico de formación, intervino para resolver los dilemas que dejaron las investigaciones de su padre y su tío. También logró ejecutar un marketing inteligente y relaciones públicas para la industria pesquera de Dinamarca. Su trabajo colmó la inclinación académica tradicional por priorizar la autoridad de los textos antiguos con la tendencia creciente de usar el experimento y la observación directa. Sintetizó las conclusiones de Caspar y Ole en De unicornu observation novae , reafirmando que los alicornios eran los colmillos de los narvales mientras seguía insistiendo en su potencia medicinal. En cierto sentido, fue un ejercicio de cambio de marca: el humilde narval, con sus propiedades mágicas afirmadas, ahora reinventado como el “Unicornio de Groenlandia”.

Escrito en latín, el libro de Bartholin analizó laboriosamente a todas las criaturas con cuernos conocidas, desde rinocerontes hasta escarabajos rinocerontes, cálaos y víboras con cuernos. Bartholin incluso tocó algunos objetos de cuerno hechos por el hombre, como el “Cuerno de Gallehus”, una pieza de artesanía del siglo V hecha de oro puro, que se encontró en Dinamarca en 1639. (Todas estas criaturas y objetos fueron ilustrados minuciosamente, con imágenes plegables completas en la edición posterior de 1678 producida por el hijo de Thomas, quien, como su abuelo, se llamaba Caspar).

q
Ilustración de criaturas con cuernos uni, de la edición de 1678 de 
De unicornu observation novae de Thomas Bartholin – Fuente .
q
Ilustración de una criatura parecida a un narval, de la edición de 1678 de 
De unicornu observen novae de Thomas Bartholin – Fuente .

Dado que las autoridades clásicas habituales se centraron en las versiones terrestres de la bestia mítica, Bartholin recurrió a algunas fuentes antiguas muy diferentes para que le dieran gravitas a su trabajo. Utilizó textos nórdicos antiguos como el King’s Mirror ( Konungs skuggsjá ), un texto escrito en 1250 para la educación de un joven príncipe noruego, para demostrar que los nórdicos eran muy conscientes de la naturaleza de estos cuernos y sabían de su gran poder. mientras comerciaban con ellos. Invocar la sabiduría de un texto tan antiguo era un argumento poderoso en un mundo donde la tradición y el conocimiento antiguo se ponían en un pedestal.

Además de buscar en el registro escrito, Thomas también realizó una serie de experimentos con la esperanza de confirmar la eficacia del cuerno de narval / unicornio para curar dolencias. Roling menciona que Thomas “incluso pensó que fue capaz de detener una epidemia de fiebre en Copenhague con roces de unicornio”. Utilizando pruebas de observación tan duras para demostrar que Alicorn realmente era una medicina poderosa, sofocó los crecientes argumentos en sentido contrario. Finalmente, Thomas estaba dispuesto a admitir que los unicornios terrestres mencionados en textos antiguos deben tener contrapartes de la vida real en lugares exóticos; pero la alicorn medicinal, potente y valiosa? Bueno, eso solo podría obtenerse de los mamíferos marinos del Ártico. Y solo de Islandia.

oveja
“Monocheros”, de 
Liber de natura rerum de Thomas Cantimpré (ca. 1280) – Fuente .
monocheros
“Monocheros”, de Jacob van Maerlant 
Der naturen bloeme (ca. 1350) – Fuente .
gesner narwhal
Narwahl, o “unicornio marino”, de Conrad Gesner’s, 
Historia animalium (1558) – Fuente .

La reinvención de Thomas Bartholin del narval como el “unicornio marino” fue un truco de marketing importante. Protegía el valor de un medicamento que los Bartholins, como médicos, podían continuar administrando a un gran costo para sus pacientes. Al mismo tiempo, protegía el valioso comercio escandinavo de cuernos de narval, que era importante para la economía danesa. La publicación en 1678 de una edición elaboradamente ilustrada de De Unicornu por el hijo de Thomas, Caspar, ayudó a mantener la imagen del unicornio marino a la vista del público, y durante décadas después, las ideas de Thomas continuaron teniendo un lugar en las discusiones académicas sobre alicorn.

Este cambio de caballo terrestre a bestia marina es uno de los muchos cambios que el significado de “unicornio” ha sufrido con el tiempo. Durante un corto tiempo en el siglo XVII, el “Unicornio de Groenlandia”, una extraña criatura del mar del norte que pocos europeos habían visto, desplazó a sus oscuros primos con pezuñas en Asia como la fuente de los maravillosos y colmillos en espiral valorados por coleccionistas y médicos. El juego de manos de Thomas Bartholin mantuvo la fe popular en la potencia de la alicornio hasta principios del siglo XVIII, cuando los farmacéuticos se desencantaron. Experimentos más confiables demostraron que el polvo no era tan útil para curar enfermedades o proteger contra el veneno. En su Systema Naturae (1735), el taxonomista más destacado de la historia, Carl Linnaeus, rechazaría el “Unicornio de Groenlandia” de una vez por todas (aunque el nombre científico del narval sigue siendo Unicornu groenlandicus). Aún así, hubo un momento en que los unicornios existían tanto en el mar como en la tierra, antes de que la magia medicinal de sus cuernos se disipara y se retiraran al mundo de la fábula pura.



Natalie Lawrence recibió recientemente su doctorado en historia de la ciencia de la Universidad de Cambridge. Su tesis fue “Asamblea monstruosa: la construcción de animales exóticos en la Europa moderna temprana”, y examinó la creación y el uso de maravillosas bestias novedosas en la historia natural y otras formas de publicación de 1550-1750. De particular interés fueron las aves angelicales del paraíso del este lleno de especias, el pangolín y el armadillo de ambas Indias, la morsa del Ártico helado y el buldo dodo de Mauricio. Actualmente lo está convirtiendo en un libro.

Descifran el misterio de Kalachi, la aldea de Kazajistán en la que sus habitantes se quedaban dormidos de repente

Los 582 habitantes de la aldea de Kalachi llegaron a pensar que estaban malditos. Durante cinco años miraron con desconfianza el cielo, el aire, el agua que bebían… Incluso sospecharon del vodka.

Y es que una extraña enfermedad empezó a apoderarse de ellos: sin motivo aparente, caían dormidos de una forma fulminante. Podían pasar así varios días.

Al menos 120 vecinos se han visto afectados. Los primeros casos se produjeron en 2010, pero se intensificaron a partir de 2013. Las afecciones venían en oleadas: seis niños se durmieron en septiembre de 2014 y en Diciembre, 60 personas.

El sueño llegaba repentinamente, de una forma invencible. “Iba conduciendo mi motocicleta el 28 de agosto y de repente me quedé dormido”, le confesó un aldeano al medio EurasiaNet.org. Despertó el 2 de septiembre. Como con el resto de habitantes, los médicos no supieron decir qué le pasaba.

Kalachi está cerca de un pueblo fantasma que tuvo minas de uranio. Las sospechas siempre recayeron sobre ellas.Image captionKalachi está cerca de un pueblo fantasma que tuvo minas de uranio. Las sospechas siempre recayeron sobre ellas.

Pero el misterio de esta aldea del norte de Kazajistan ha quedado ahora descubierto: una combinación de monóxido de carbono y de partículas de hidrocarburos en la atmosfera es la responsable.

“Después de haber efectuado un examen médico a todos los habitantes, hemos recibido la confirmación de los laboratorios (…), la causa principal es el monóxido de carbono“, explicó el viceprimer ministro Berdybeck Saparbayev en una rueda de prensa.

“Cuando el monóxido de carbono (CO) y los niveles de hidrocarburos (CH) aumentan, el oxígeno baja y produce estos desmayos”, aseguró.

Minas de uranio

El rompecabezas estaba en que las mediciones de estos componentes eran normales, según explicó Sergey Lukashenko, uno de los científicos responsables de la investigación, al diario del país The Astana Times.

“Lo interesante es que la enfermedad del sueño se manifiesta sólo con la combinación de falta de oxígeno y un exceso de CO y CH”, cuenta el que es director del Centro Nuclear de Kazajistán.

Las minas de uranio cercanas a Kalachi llevaban cerradas desde la caída de la Unión Soviética.Derechos de autor de la imagenTHINSTOCKImage captionNumerosas minas de uranio de la época soviética se encuentran actualmente cerradas.

Algo que en Kalachi sólo se producía bajo determinadas condiciones atmosféricas. “Cada uno de estos tres componentes por separado se encontraban dentro del nivel normal y ninguno de ellos parecía causar sospechas; por lo tanto, durante mucho tiempo no pudimos averiguar la verdadera causa”, asegura.

El científico asegura que el origen de esta contaminación está en Krasnogorsk, un pueblo fantasma cercano a la localidad, donde hay una gran mina de uranio.

Pero la mina lleva cerrada desde la caída de la Unión Soviética… ¿cómo puede ser el origen de estas somnolencias profundas?

La explicación es que ni el uranio ni ninguna radiación asociada a éste tienen la culpa, según Lukashenko.

La mezcla de agua y madera genera importantes cantidades de monóxido de carbono, según los científicos.
Derechos de autor de la imagenImage caption

La mezcla de agua y madera genera importantes cantidades de monóxido de carbono, según los científicos.

“El uranio no tiene nada que ver con eso. Se utilizaron un montón de estructuras de madera cuando la mina estaba en funcionamiento. Después de la mina se cerró y se llenó de agua, y cuando la madera entra contacto con el agua se produce monóxido de carbono”, sostiene.

Un monóxido de carbono que comenzó a filtrarse poco a poco a la superficie.

Las familias de esta aldea han comenzado a ser evacuadas por el gobierno.

Parece, pues, que termina aquí la leyenda de un pueblo que había comenzado a ser conocido en el país como “Sleepy Hollow” (algo así como agujero soñoliento), en un guiño al clásico cuento de terror.

Así que… Gutenberg no inventó realmente la imprenta

1111

Sobre la historia china y coreana no reconocida de Movable Type
Por  M. Sophia Newman

Si escuchó un libro llamado “reconocido universalmente como el más importante de todos los libros impresos”, ¿cuál cree que sería?

Si fueras Margaret Leslie Davis, la respuesta sería obvia. The Lost Gutenberg de Davis : La asombrosa historia de la Odisea de quinientos años de One Book , lanzada en marzo, comienza con ese descriptor. Recuenta la saga de una sola copia de la Biblia de Gutenberg, una de las varias copias sobrevivientes de la Biblia de 450 años impresa por Johannes Gutenberg, el inventor putativo de la imprenta, en uno de sus primeros proyectos, a través de un vigésimo. Viaje de mediados de la casa de subastas al coleccionista al laboratorio al archivo.

Davis cita a Mark Twain, quien escribió, en 1900, una carta que celebraba la apertura del Museo Gutenberg. Para Davis, las palabras de Twain fueron “particularmente adecuadas”. “Lo que el mundo es hoy”, escribió Twain, “bueno y malo, se lo debe a Gutenberg. Todo se puede remontar a esta fuente. . . “De hecho, la innovación de Gutenberg ha sido considerada durante mucho tiempo como un punto de inflexión en la historia de la humanidad, una innovación que abrió las puertas a la Reforma Protestante, el Renacimiento, la revolución científica, el advenimiento de la educación generalizada y mil cambios más que afectan a casi todo lo que conocemos. ahora sé.

¿El único problema?

De hecho, la aclamación universal no es tan universal, y el mismo Gutenberg es una fuente de impresión , pero no la única. Más bien, las innovaciones clave en lo que se convertiría en una tecnología de impresión revolucionaria comenzaron en el este de Asia, con el trabajo realizado por nobles chinos, budistas coreanos y los descendientes de Genghis Khan y, en verdad, Davis reconoce brevemente que su trabajo comenzó varios siglos antes de Johannes Gutenberg. Incluso nació.

En una prensa de impresión tradicional, pequeñas piezas de metal con letras levantadas hacia atrás, conocidas como tipos móviles, se disponen en un marco, se recubren con tinta y se aplican a una hoja de papel. Retire el papel, y es una página impresa. Haga esto con todas las páginas que componen un libro, y hay una copia impresa. Haga esto muchas veces, y rápidamente se imprimen libros de producción masiva.

Se dice a menudo que la imprenta fue creada por Gutenberg en Maguncia, Alemania, alrededor del año 1440 dC, y comenzó a echar raíces en Europa en la década de 1450 con la impresión de la Biblia mencionada anteriormente. Los libros mismos habían estado presentes en Europa mucho antes de esa fecha, por supuesto, pero solo en volúmenes copiados a mano que eran accesibles principalmente a los miembros del clero. El acceso a libros de producción masiva revolucionó Europa a finales de los años 1400, con un avance de la alfabetización que alteró la religión, la política y los estilos de vida en todo el mundo.

“Lo que el mundo es hoy”, escribió Twain, “bueno y malo, se lo debe a Gutenberg. Todo se puede remontar a esta fuente “.

Al menos, así es como se representa la historia en la mayoría de los libros, incluyendo, en su mayor parte, The Lost Gutenberg . Pero una frase al final del libro asiente a una historia mucho más larga antes de eso: “Movable type fue un invento chino del siglo XI, refinado en Corea en 1230, antes de cumplir con las condiciones en Europa que le permitirían prosperar, en Europa, en el tiempo de Gutenberg.

Esa frase minimiza y desestima lo que ocurrió.

Las primeras aperturas hacia la impresión que comenzaron alrededor del año 800 dC, en China, donde las primeras técnicas de impresión consistían en cincelar una página completa de texto en un bloque de madera hacia atrás, aplicar tinta e imprimir páginas presionándolas contra el bloque. Alrededor del año 971 dC, las impresoras de Zhejiang, China, produjeron una impresión de un vasto canon budista llamado Tripitaka con estos bloques de madera tallados, utilizando 130,000 bloques (uno para cada página). Los esfuerzos posteriores crearían tipos móviles tempranos, incluido el uso exitoso pero ineficiente de ideogramas cincelados en madera y un esfuerzo breve y abortivo para crear caracteres de cerámica.

Mientras tanto, las importaciones imperiales de China trajeron estas innovaciones a los gobernantes coreanos llamados Goryeo (la gente por la que ahora se llama a Corea), quienes fueron cruciales para los próximos pasos en la historia de la impresión. Su parte de la historia está cargada de innovación frente a la invasión.

Primero, en 1087 dC, un grupo de nómadas llamados Khitans intentaron invadir la península de Corea. Esto llevó al gobierno de Goryeo a crear su propio Tripitaka.con la impresión en madera, tal vez con el objetivo de preservar la identidad budista coreana contra los invasores. El intento sería profético; Conservó el concepto y la técnica para los años posteriores, cuando finalmente llegaron más invasores. En los siglos 12 y 13, el gobernante mongol Genghis Khan había creado el imperio más grande en la historia de la humanidad, que se extendía desde la costa del Pacífico de Asia occidental hasta Persia. Después de su muerte en 1227, su sucesor, Ögedei Khan, continuó conquistando, incluso ganando terreno que Genghis Khan nunca había tenido. En 1231, Ögedei ordenó la invasión de Corea, y en 1232, las tropas mongoles invasoras llegaron a la capital. Como parte de su conquista, quemaron la copia coreana del Tripitaka en cenizas.

La dinastía Goryeo recrea de inmediato el libro. Se cree que esto fue “como oraciones al poder de los budas para proteger a la nación de los mongoles invasores”, según un texto de Thomas Christensen, pero también se hizo con la intención de preservar la cultura de la dinastía. Esto era importante; Los ataques de los mongoles continuarán durante los siguientes 28 años.

El reinicio de Tripitaka estaba programado para llevar a los monjes coreanos hasta 1251 dC para completarlo, y, mientras tanto, los gobernantes comenzaron a expandirse para imprimir otros libros. En 1234 AD, pidieron a un ministro civil llamado Choe Yun-ui que imprimiera un texto budista llamado El texto ritual prescrito del pasado y el presente ( Sangjeong Gogeum Yemun). Pero el extenso libro habría requerido una gran cantidad de bloques de madera, por lo que Choe propuso una alternativa. Sobre la base de los intentos chinos anteriores para crear tipos móviles, adaptó un método que se había utilizado para acuñar monedas de bronce para fundir personajes tridimensionales en metal. Luego colocó estas piezas en un marco, las recubrió con tinta y las utilizó para presionar hojas de papel. Cuando terminó, pudo reorganizar los personajes de metal, eliminando la necesidad de cincelear persistentemente los bloques. Fue más rápido, hasta cierto punto. Completó el proyecto en 1250 dC.

Quizás debería ser Choe Yun-ui, cuyo nombre recordamos, no el de Gutenberg.

Es importante reconocer lo que esto significa. La innovación que se dice que Johannes Gutenberg creó fue pequeñas piezas metálicas con letras levantadas hacia atrás, dispuestas en un marco, recubiertas con tinta y prensadas en una hoja de papel, lo que permitió que los libros se imprimieran más rápidamente. Pero Choe Yun-ui hizo eso, y lo hizo 150 años antes de que naciera Gutenberg.

Sin embargo, los libros impresos de Corea no se difundieron a un ritmo acelerado, como lo harían los libros de Gutenberg 200 años después. Cabe destacar que Corea estaba bajo invasión, lo que dificultaba su capacidad para difundir su innovación. Además, la escritura coreana, basada luego en chino, utilizó una gran cantidad de caracteres diferentes, lo que hizo que la creación de las piezas metálicas y su montaje en páginas fuera un proceso lento. Lo más importante es que los gobernantes de Goryeo intentaron la mayoría de sus proyectos de impresión solo para el uso de la nobleza.

No obstante, es posible que la tecnología de impresión se extienda de este a oeste. Ögedei Khan, el líder mongol, tuvo un hijo llamado Kublai que se había situado como gobernante en Beijing. Kublai Khan tuvo acceso a la tecnología de impresión coreana y china, y pudo haber compartido este conocimiento con otro nieto de Genghis Khan, Hulegu, quien entonces estaba gobernando la parte persa del imperio mongol. Esto podría haber movido las tecnologías de impresión desde el este de Asia hacia el oeste por miles de millas. “Los mongoles solo tendían a llevar sus tecnologías a todos lados, y se convierten en parte de la cultura local, a veces reconocidas, otras no”, explica el profesor de historia asiática de la Universidad de Colgate, David Robinson.

Para llegar del este de Asia a Persia en ese momento, uno viajó por la Ruta de la Seda. En el medio de esa ruta se encontraba la tierra natal del pueblo uigur, un grupo étnico turco que había sido reclutado en el ejército mongol mucho antes. “Si hubo alguna conexión en la difusión de la impresión entre Asia y Occidente”, escribió el académico Tsien Tsuen-Hsien en Ciencia y civilización en China en 1985, “los uigures que utilizaron tanto el tipo de impresión como el de tipos móviles tuvieron buenas oportunidades para jugar”. Un papel importante en esta introducción “.

Esto se debe a que, en el siglo XIII, los uigures se consideraban personas distinguidas y sabias, para quienes la impresión podría ser una innovación bienvenida. También tenían algo que nadie más en impresión había tenido hasta entonces: un alfabeto, un grupo simple de relativamente pocas letras para escribir cada palabra que uno deseaba decir.

No hubo explosión de imprenta en el imperio mongol occidental. “No había mercado, no era necesario que los líderes se acercaran a sus súbditos, no necesitaban aumentar o invertir en capital en una nueva industria”, señala el historiador John Man en su libro, La revolución de Gutenberg . No obstante, se han descubierto en el área impresiones en lenguaje uigur de tipo móvil, lo que indica que allí se utilizó la tecnología.

Además, los mongoles pueden haber llevado la tecnología no solo a través del territorio uigur y persa, sino también a Europa, incluida Alemania. El imperio mongol invadió repetidamente Europa desde aproximadamente 1000 a 1500 dC; ese período vio la entrada de suficientes reclutas y cautivos de Asia occidental para traer la horda de sus lenguas turcas a las europeas. “En general, si algo va desde el este de Asia [hacia el oeste], sería difícil imaginarlo sin los mongoles”, dijo en una entrevista Christopher Atwood, profesor de Estudios de Eurasia Central en la Universidad de Indiana.

La idea fantástica de que solo Gutenberg inventó la imprenta ignora todo un continente y varios siglos de esfuerzos relevantes.

Finalmente, los primeros capitalistas en Europa invirtieron en la empresa comercial de Johannes Gutenberg, la que combinaba tecnología como el tipo móvil innovado por Choe Yun-ui con un mecanismo en espiral roscado de una prensa de vino o de oliva para aumentar la impresión a velocidades comerciales. Ese negocio tomó décadas de su vida para llevarlo a buen término, lo obligó a declararse en bancarrota y lo llevó a los juicios de los inversionistas que lo demandaron repetidamente para recuperar su dinero. Como señala Davis en The Lost Gutenberg, estos registros son el medio por el cual conocemos a Gutenberg y su Biblia: “Este libro muy famoso tiene orígenes de los que sabemos poco. “Las historias que contamos sobre el hombre, y cómo surgieron las Biblias, se han recopilado a partir de un puñado de registros legales y financieros, y de siglos de escandalos académicos en el espacio en blanco”.

De hecho, toda la historia de la imprenta está llena de lagunas. Gutenberg no contó su propia historia en documentos creados en las imprentas que construyó; para el mejor conocimiento moderno, no dejó ninguna nota sobre su trabajo en absoluto. Y si Gutenberg era reticente, los mongoles, sus compatriotas uigures y los jefes de gobierno de Asia oriental lo eran aún más.

Pero si las dudas son naturales, entonces el resultado que hemos obtenido de ellas no lo es. La idea fantástica de que solo Gutenberg inventó la imprenta ignora todo un continente y varios siglos de esfuerzos relevantes y no hace ningún esfuerzo por comprender cómo o por qué la tecnología podría haberse extendido. Durante un estudio de las técnicas de rotulación de Gutenberg, el programador de computadoras Blaise Agera y Arcas señaló lo extraño que es esto: “La idea de que una tecnología emerge completamente formada al principio es una locura. Cualquiera que haga tecnología sabe que no es así como funciona “.

Para su crédito, Davis señala lo mismo, explicándolo de esta manera: “Quizás la imagen de Johannes Gutenberg como un genio solitario que transformó la cultura humana perdura porque la extensión de lo que siguió es tan vasta que parece casi mítica y necesita una historia de origen para partido.”

Pero Davis, que no estuvo disponible para una entrevista para este artículo, hace poco para corregir el registro en The Lost Gutenberg . Menciona a China solo un par de veces y a Corea solo una vez, y los mongoles, uigures y los aspectos no cristianos de la historia de la impresión nunca.

De hecho, nunca explica que la Biblia de Gutenberg no sea aclamada universalmente como el libro más importante de la historia. Tampoco son copias de la Biblia los libros más antiguos creados con tipos móviles que aún existen en la actualidad, aunque se podría perdonar a un lector por haber recopilado esa impresión de The Lost Gutenberg .

Más bien, el primer libro impreso de tipo móvil existente es el coreano Baegun Hwasang Chorok Buljo Jikji Simche Yojeo (“La antología de las enseñanzas Zen de los grandes sacerdotes budistas”). Se remonta a 1377 y ha servido como punto de partida para la beca sobre el origen de los tipos móviles.

Corea y otros volúmenes antiguos lo consideran puntos de orgullo nacional que se encuentran entre los libros más importantes. Pero es solo muy recientemente, principalmente en la última década, que su punto de vista y el pueblo asiático que creó las tecnologías de impresión han comenzado a ser reconocidos. La mayoría de las personas, incluido Davis, que rechazó una entrevista con el comentario, “Me temo que no puedo agregar mucho más sobre el tema de la impresión antigua”, aún no conocen la historia completa.

La difícil situación de los ornitorrincos

Resultado de imagen para ornitorrinco
Cuanto más aprenden los científicos sobre esta extraña y escurridiza especie, más se preocupan por su futuro. Pero estas nuevas ideas pueden, en última instancia, ayudar a salvarlo.
Fotografías de Douglas Gimesy. Relato de April Reese
https://www.biographic.com/posts/sto/plight-of-the-platypus?mpweb=1018-8619-1171156
Con el pico de pato, el cuerpo de una nutria y la cola de un castor, el ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) tiene una larga historia de confusión con los humanos que la han encontrado. Los primeros colonos europeos empezaron a llamar “patitos” a los extraños mamíferos semiacuáticos que encontraron viviendo en los arroyos del este de Australia. Cuando el capitán John Hunter, el segundo gobernador de la colonia de Nueva Gales del Sur, envió un espécimen de la criatura al naturalista británico George Shaw. En 1798, Shaw inicialmente pensó que era un engaño. Así surgió “una rivalidad que enfrentó a nación con nación, naturalista contra naturalista y profesional contra amateur”, escribió el biólogo evolutivo Brian K. Hall en un artículo de Biociencia de 1999. Sobre la historia del debate científico sobre la especie. “Mucho después de que la evidencia fuera arrebatada a Nature, a medio mundo de donde se debatía el debate, los biólogos continuaron discutiendo sobre esta criatura paradójica”.

Durante gran parte de los dos siglos transcurridos desde que los científicos occidentales intentaron darle sentido a este peludo animal que pone huevos, que comparte su estrategia reproductiva con solo otro mamífero, el equidna, la literatura científica fue poco más que descripciones de sus extrañas apariencias. relatos históricos de avistamientos en este río o aquel, y observaciones superficiales sobre su anatomía e historia de vida. Esto se debe en gran parte a que, a diferencia de otras especies icónicas australianas, como el koala que se mueve lentamente y se abraza a los árboles, o el canguro en todas partes, los platypuses son extremadamente difíciles de estudiar. Activos por la noche y viviendo gran parte de sus vidas bajo el agua, sus hábitos son lo opuesto a los de sus observadores humanos.”Y más allá de eso”, dice Geoff Williams, del Australian Platypus Conservancy, “todo lo que normalmente se usa en la investigación, no se puede usar con el ornitorrinco.
A pesar de esos desafíos formidables, en los últimos 20 años, unos pocos científicos decididos, ayudados por avances tecnológicos como los rastreadores acústicos y el ADN ambiental (fragmentos de información genética que un animal arroja a su entorno), han comenzado a iluminar el mundo de los ornitorrincos como nunca antes de. Sin embargo, cuanto más aprenden los investigadores sobre la historia de vida, el paradero y el hábitat de la especie, más se dan cuenta de la amenaza que representan los humanos para su supervivencia a largo plazo.

“Lo más importante que estamos aprendiendo es que los platypuses están en problemas”, dice Joshua Griffiths, biólogo de una firma de consultoría ambiental en las afueras de Melbourne, que ha pasado muchas noches sin dormir capturando a los platypuses en las corrientes de la zona para aprender más sobre los animales secretos. Si bien a algunas poblaciones les va bien, estas tienden a estar en áreas remotas y silvestres. Según Griffiths, donde la huella humana ha alterado los cursos de agua nativos del ornitorrinco, la fragmentación del hábitat, la contaminación del agua, las redes de pesca, las presas y el desarrollo urbano han llevado a muchas poblaciones a declinar.

Sin embargo, muchas de las mismas ideas sobre el estado del ornitorrinco y las amenazas a las que se enfrenta también han comenzado a iluminar un camino hacia la recuperación que podría ahorrarle a la especie el sombrío destino que tantas otras criaturas endémicas de Australia se han encontrado. En un país con la tasa de extinción de mamíferos más alta del mundo, los ornitorrincos podrían desafiar las probabilidades, si existe suficiente voluntad pública y política para protegerlos.

Los muchos desafíos del estudio de los ornitorrincos han mantenido a esta criatura inusual envuelta en un misterio durante siglos.

El ornitorrinco es una de las criaturas más icónicas de Australia, pero los expertos advierten que no se debe dar por sentada a la especie.

Australia. Distribución actual de Platypus
Platypuses, llamados mallangong, tambreetyboonaburrapor por los grupos aborígenes que una vez los cazaron para comer, viven en vías fluviales a lo largo de gran parte del este de Australia, incluida la isla de Tasmania. Están bien equipados para la vida acuática. Impulsándose a sí mismos a través del agua con pies anchos y palmeados, los carnívoros usan sus muy discutidos billetes, llenos de electrosensores, para localizar y atrapar pequeñas presas escondidas en el lodo y el agua turbia. Después de rellenar sus mejillas con comida de ardilla, salen a la superficie para comer. Y comen mucho: los ornitorrincos adultos pasan aproximadamente 12 horas al día buscando alimento y consumen la mitad de su peso corporal en insectos, gusanos, cangrejos de río y otros invertebrados cada día.
“Hay mamíferos que pueden vivir en el agua [fresca] y nadar bien, pero nada se acerca a la capacidad del ornitorrinco para navegar por las vías fluviales y usar su factura súper sensible para encontrar presas”, dice Richard Kingsford, biólogo conservador de la Universidad. de Nueva Gales del Sur que ha estudiado la especie durante años.
Lo que Kingsford, Griffiths y otros investigadores han aprendido ciertamente ha confirmado la reputación del ornitorrinco como uno de los animales más extraños del mundo. Por ejemplo, los científicos sospechan que las espuelas venenosas con las que nacen los machos con sus patas traseras pueden usarse como armas contra sus rivales durante la temporada de reproducción. Después de aparearse, las hembras se retiran a la seguridad de una madriguera que han excavado en la orilla del río. Allí ponen uno o dos huevos y los incuban bajo sus anchas colas. Si bien los huevos solo tardan unos 10 días en incubarse, luego las madres amamantan a sus crías durante cuatro meses hasta que se desarrollan lo suficiente como para aventurarse fuera de la madriguera y buscar forraje.
“Probablemente sean las especies más difíciles en las que he trabajado”, dice Griffiths, quien, sin embargo, ha dedicado los últimos 12 años de su vida a comprenderlos. Uno de los principales expertos de ornitorrinco de Australia, trabaja con los funcionarios de agua de la ciudad para estudiar y monitorear las poblaciones en las vías fluviales en y alrededor de Melbourne. “Hay una serie de desafíos con los ornitorrincos, y es una de las razones por las que no tenemos buenos datos sobre ellos”, dice.
Los años de investigación dedicada están empezando a arrojar luz sobre dónde nadan los ornitorrincos y dónde enfrentan los mayores riesgos.
El río Snowy en Nueva Gales del Sur ofrece un hábitat de ornitorrinco primordial, así como también oportunidades de captura para los investigadores.
Por más difícil que haya sido estudiar la biología básica de los ornitorrincos, ha sido aún más difícil averiguar dónde están todas las poblaciones y, para las que se conocen, cómo están yendo esas poblaciones.Pero varias iniciativas de investigación recientes están empezando a llenar esos vacíos de datos. 

Una encuesta nacional de tres años recientemente completada por Kingsford, Griffiths y una docena de otros investigadores combinaron información de encuestas de captura y liberación, estudios que utilizaron sensores acústicos para rastrear movimientos de ornitorrincos, datos de ADN ambientales y relatos históricos para esbozar la abundancia y distribución de la especie, y determinar dónde está en riesgo. El estudio financiado por el Consejo de Investigación Australiano, que se publicará a fines de este mes, encontró que la especie está en peor estado de lo que los científicos esperaban y advierte que si las amenazas a las que se enfrentan algunas platypus no se tratan con rapidez, el estado de la especie solo deteriorarse aún más. Usando parte de la misma información, la UICN rebajó el estatus de la especie a Casi Amenazada en 2016. A pesar de esto, todas las pruebas hasta ahora implican a los humanos en el declive del ornitorrinco. Una serie de detritos y estructuras humanas, que incluyen presas, trampas para cangrejos de río y contaminación, han matado a los animales, han restringido sus movimientos, degradado su hábitat y reducido su presa. Algunas de las poblaciones más afectadas son aquellas que se encuentran río abajo de las represas o en áreas donde la limpieza de la tierra o el pastoreo del ganado ha eliminado la vegetación de los arroyos, incluidos los árboles cuyas raíces refuerzan las madrigueras de platypus. Los depredadores invasores, como los gatos salvajes, los perros y los zorros rojos, suelen matar a los ornitorrincos, especialmente los machos juveniles que deben aventurarse en tierra firme en busca de nuevos territorios. Y las redes de pesca y las trampas que permiten que los ornitorrincos entren pero no escapen ahogan a muchos animales cada año. 

Afortunadamente, los esfuerzos de investigación y conservación en el estado de Victoria ofrecen esperanza de cómo los humanos pueden coexistir mejor con los ornitorrincos. Una de las cuencas hidrográficas mejor estudiadas es la del río Yarra, que atraviesa el corazón de Melbourne. Si bien un periódico local informó sobre avistamientos de ornitorrincos en el río a principios del siglo XX, los animales no han sido vistos en el centro desde entonces. Pero todavía hay poblaciones río arriba y en los afluentes de Yarra, y Griffiths ha estudiado muchos de ellos, en colaboración con un socio inusual: la agencia local de agua, Melbourne Water. Bajo la Estrategia de Aguas Saludables de la ciudad, los funcionarios realizan encuestas para los ornitorrincos y minimizan las amenazas. 
“Debido a eso, hemos podido generar algunos datos sorprendentes”, dice Griffiths. Una combinación de encuestas de captura, análisis de ADN ambientales y un programa de ciencia ciudadana que llama a los residentes a reportar avistamientos usando una aplicación de teléfono móvil llamada “Platypus Spot “ha brindado a los investigadores una imagen más completa del estado de la especie en el área. Esta información está ayudando a los administradores de agua y vida silvestre a determinar dónde enfocar los esfuerzos de conservación y dónde es particularmente importante prevenir una mayor degradación del hábitat. La información que Griffiths y otros que se han reunido en los últimos años también han convencido al estado de Victoria de prohibir un tipo de trampa especialmente mortal conocida como una “trampa de la ópera” (llamada así por su parecido con la Ópera de Sydney). 
Tiana Preston, quien supervisa el programa de conservación de ornitorrinistas de Melbourne Water, dice que la agencia está utilizando estos hallazgos de investigación para ayudar a reducir las numerosas amenazas que enfrentan los ornitorrincos. Por ejemplo, la agencia sabe ahora que la escorrentía de los estacionamientos y otras superficies pavimentadas puede inundar hábitats críticos e inundar platypus madrigueras. Para ayudar a prevenir esto, Melbourne Water está trabajando con los desarrolladores y las comunidades de la ciudad, uno de los de mayor crecimiento en Australia, para educarlos sobre los riesgos para los ornitorrincos y alentarlos a que instalen pavimento permeable que permita que el agua de lluvia penetre en el suelo. Poner en techos verdes para captar la lluvia.

Esta es solo una de las muchas correcciones que Griffiths y otros investigadores dicen que se necesitan en el rango de los ornitorrincos.Replantan árboles a lo largo de arroyos, manteniendo el ganado lejos del hábitat ribereño que todavía está intacto, restaurando flujos naturales, limpiando vías de agua contaminadas e imponiendo una prohibición a nivel nacional de las trampas de las casas de ópera, todas son medidas que ayudarían a proteger a los ornitorrincos, dicen.
A pesar de las noticias alarmantes que han traído investigaciones recientes, los investigadores y los conservacionistas comprometidos con la protección de las especies enfatizan que todavía hay tiempo para revivir a sus poblaciones enfermas y asegurarse de que las sanas continúen prosperando.Y eso sucedería mucho antes, agregaron, si los responsables de la formulación de políticas tomaran medidas ahora, en lugar de esperar por datos adicionales. Griffiths, por ejemplo, dice que ha visto lo suficiente como para convencerlo de que el ornitorrinco ya reúne los requisitos para la protección. “Apostaría mi casa en ello”, dice. 

Lo que está fuera de discusión es que el ornitorrinco, una vez tan común que se pensaba que era una parte indeleble del paisaje australiano, ahora necesita la ayuda de su mayor amenaza: la gente. “Creo que hemos visto más allá de cualquier duda que el ornitorrinco no es una especie que podamos dar por sentado”, dice Williams.

El Euskera. ¿De donde viene?

Imagen relacionada

Wilkipedia
El euskeravasco o vascuence​ (en euskera batúa: euskara)​ es una lengua que tiene su origen y se habla principalmente en Euskal Herria.​ Lingüísticamente, es una de las pocas lenguas no indoeuropeas de Europa y la única de Europa occidental. El euskera es además la única lengua aislada de Europa, es decir, que no tiene ninguna relación o conexión lingüística conocida con ningún otro idioma (vivo o desaparecido). Su diferenciado léxico y estructura gramatical, así como su posible conexión con las lenguas de la Europa prehistórica han suscitado el interés de lingüistas de todo el mundo.

A lo largo de su historia, el euskera (o su inmediato antecesor, el euskera arcaico) fue el idioma predominante de una amplia zona a ambos lados de los Pirineos, que abarca desde el río Garona y Burdeos al norte; la sierra de la Demanda y el Moncayo al sur (incluyendo toda la Rioja y partes de Soria); zonas de Cantabria y Burgos al oeste; y Andorra al este. Existen evidencias toponímicas y epigráficas sobre su presencia en todo ese ámbito, y los estudios epigráficos más recientes han fortalecido la hipótesis de la presencia del euskera en Soria antes de que se impusiese una lengua céltica y después latina.

En los últimos siglos, el euskera ha sufrido un importante retroceso en su número de hablantes debido a factores geográficos, políticos y sociológicos de diversa índole.​ Tras el final de la dictadura de Francisco Franco y la aprobación de la Constitución española de 1978, en Navarra, el euskera era hablado solo en su cuadrante noroeste, cuando consta que en siglos pasados la lingua navarrorum se hablaba en casi toda la extensión del antiguo Reino de Navarra. En Álava, el retroceso fue mayor, hablándose prácticamente solo en el valle de Aramayona, y algo en los pueblos colindantes.​ En Vizcaya se hablaba en toda ella, exceptuando la capital, la margen izquierda de la ría de Bilbao y Las Encartaciones. En Guipúzcoa, se hablaba en toda la provincia, aunque con focos fuertemente deseuskerizados, sobre todo en las zonas de fuerte migración desde otros lugares de España durante el siglo xx.​ Finalmente, dentro de Francia se hablaba en la mitad aproximadamente del departamento de Pirineos Atlánticos.​ Sin embargo, en los últimos años del siglo xx el conocimiento del euskera ha aumentado en todo Euskal Herria,​ aunque su uso en la calle se redujo entre 2007 y 2017.

En 2016 el 28,4 % de los habitantes del País Vasco, Navarra y País Vasco francés eran vascoparlantes. En el enclave de Treviño y el Valle de Villaverde, el porcentaje de vascoparlantes es del 22 % y 21 %, respectivamente. Del total de hablantes de euskera, el 93,2 % (700 300) vive en España y el 6,8 % (51 200) restante en Francia. Aproximadamente otras 400 000 personas, el 16,4 %, son además vascoparlantes pasivos (entienden el euskera pero tienen dificultades para hablarlo). En el enclave de Treviño y en Valle de Villaverde los vascoparlantes pasivos son el 17 %. En conjunto, el porcentaje de personas que tienen algún conocimiento de euskera se eleva hasta el 40 % aproximadamente.

Los vascoparlantes no están distribuidos uniformemente, sino que se concentran en una zona geográfica continua. El porcentaje de personas que entienden el euskera es de más del 40 % en Vizcaya y Guipúzcoa, en toda Álava excepto en algunas zonas del sur y oeste, en la zona septentrional de Navarra, y en Baja Navarra, Sola y el sur de Labort; de aproximadamente el 40 % en el sur y oeste de Álava, el enclave de Treviño y el Valle de Villaverde; y menor al 20 % en el centro y sur de Navarra.

Según el Atlas de lenguas en peligro de extinción elaborado por la Unesco, el euskera está en situación de “vulnerable”