CONSEJO

1

“cuando de nuevo el sonido del viento resuena desde el mar y la tierra se ensucia con convulsiones y desorden,
ten cuidado con ese arma de dos filos que es una elección
recuerda que lo que puede haber sido noble hace 5 siglos o incluso 20 años es ahora, más a menudo de lo que crees, malgastada acción;
tu vida sólo ocurre una vez, la historia nos demuestra una y otra vez que los hombres son necios
ten cuidado, entonces, te diría, de cualquier aparentemente noble acontecimiento, ideal, o acción,
ya sea por este país o por amor o por el Arte,
que no te engañe la cercanía de las horas de la belleza, o de la política,
se marchitarán como una flor cortada;
ama, sí, pero no como un deber de matrimonio,
y cuídate de la mala comida y del trabajo en exceso;
vive en un país, es inevitable,
pero amar no es un mandato,
ya sea a una mujer o a una tierra;
no te apresures;
y bebe cuanto sea necesario con objeto de mantener una continuidad,
pues la bebida es una forma de vida en la que el que participa vuelve a probar fortuna con la vida;
te digo aún más: vive solo cuanto puedas;
ten hijos, si es que llegan,
pero intenta no tener que criarlos;
no te metas en pequeñas disputas, ya sean de palabra o en las que se usan las manos, a menos que tu contrario busque la vida de tu cuerpo o la vida de tu alma;
entonces, mata, si es necesario; y cuando llegue el tiempo de morir, no seas egoísta:
considera que el precio no es alto y hacia dónde vas: ni una señal de vergüenza o fracaso ni una llamada al dolor, mientras el viento resuena desde el mar y el tiempo pasa inundando tus huesos con una paz suave.”
Madrigales de la pensión
Ch. Bukowski

La trascendencia del hombre

Resultado de imagen para trascendencia

El hombre se maravilla y se enorgullece del avance tecnológico y científico que ha logrado. Por ejemplo, el hombre no fue creado para volar, pero lo puede hacer en los aviones.

El hombre no fue diseñado para vivir en el espacio exterior donde no hay aire ni gravedad; si embargo, ya fue a la luna y regresó. Pasa mucho tiempo orbitando la tierra.

Tampoco fue hecho para nadar horas bajo el agua, pero con equipo de buceo lo hace. Ha logrado llegar a profundidades donde ha descubierto nuevas formas de vida.

Sus ojos no son capaces de ver el interior del cuerpo humano, pero obtiene información a través de rayos X, endoscopía, resonancia magnética o ultrasonido, indagando vías respiratorias, digestivas y aún circulatorias. Así, su promedio de vida ha crecido con los avances de la medicina. Por si fuera poco, le es posible ver cosas muy pequeñas o cosas muy lejanas: desde una célula hasta los millones de estrellas que nos rodean.

Puede tener comunicación prácticamente con todo el mundo, ya sea a través de Internet o vía satélite con los celulares que ya forman parte de su vida actual.

El hombre ha formado muchos materiales nuevos. Algunos imitando materiales naturales y otros sustituyendo los naturales. Unos materiales sirven para aislarlos del frío o del calor; otros son para secar el medio ambiente eliminando el exceso de humedad; algunos son usados para minimizar el ruido molesto; pero todos buscan hacer más cómoda la vida para el hombre.

Hay muchas cosas que han sido de beneficio en el diario vivir del ser humano. Sin embargo, en su afán de beneficio económico o de vanagloria personal, ha destruido mucho. De hecho, esta destrucción no se compara con nada que haya ocurrido con fenómenos naturales o que haya logrado algún ser vivo.

Muchas especies tanto del reino animal como del vegetal han desaparecido por el abuso del hombre.

En cierto sentido, el ser humano se está auto-destruyendo pues ha roto balances importantes en la naturaleza. Un ejemplo muy conocido de esto es el calentamiento global de la tierra.

Otro ejemplo es la destrucción parcial de la capa de ozono que nos protege de los rayos que vienen del espacio exterior. La contaminación ambiental también ha causado enfermedades masivas y en muchos casos fatales.

¿Cuál será el futuro del hombre? ¿Para qué fue creado el ser humano? ¿Cuál es realmente su objetivo? ¿Qué es lo que lo hace diferente de los demás seres vivos?

Si estás leyendo estas líneas, aún tienes oportunidad para escoger dónde quieres pasar la eternidad.

¿Cuál es tu decisión? ¿Cómo vas a vivir el resto de tu vida en la tierra? ¿En dónde y con quién pasarás la ETERNIDAD

Encontrado en el ciberespacio y modificado… desconozco el autor

Unas frases más de los que saben

2ajnbjn

No tengo derecho a decir o hacer nada que disminuya a un hombre ante sí mismo. Lo que importa no es lo que yo pienso de él, sino lo que él piensa de sí mismo. Herir a un hombre en su dignidad es un crimen (Antonie de Saint-Exupéry)

Digamos que existen dos tipos de mentes poéticas: una apta para inventar fábulas y otra dispuesta a creerlas (Galileo Galilei)

Si discutes mucho para probar tu sabiduría, pronto probarás tu ignorancia (Muslih-Ud-Din Saadi, 1184-1291. Poeta persa)

Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti” (Friedrich Nietzsche)

Ser independiente es cosa de una pequeña minoría, es el privilegio de los fuertes (Friedrich Nietzsche)

La mitad de la vida es suerte, la otra disciplina; y ésta es decisoria ya que, sin disciplina, no se sabría por dónde empezar con la suerte (Carl Zuckmayer)

La política es el campo de trabajo para ciertos cerebros mediocres (Friedrich Nietzsche)

Después de todo, ¿qué es la moda? Desde el punto de vista artístico una forma de fealdad tan intolerable que nos vemos obligados a cambiarla cada seis meses (Óscar Wilde)

La palabra Dios no es para mí nada sino la expresión y el producto de la debilidad humana, la Biblia una colección de leyendas venerables, pero aún bastante primitivas (Albert Einstein)

Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma” (Cicerón)

Y una vez que la tormenta termine, no recordarás como lo lograste, como sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Aunque una cosa si es segura, cuando salgas de esa tormenta, no serás la misma persona que entró en ella (Haruki Murakami)

Sólo entre gente de bien puede existir la amistad, ya que la gente perversa sólo tiene cómplices; la gente interesada tiene socios; la gente política, tiene partidarios; la gente de la realeza tiene cortesanos; únicamente la gente buena, tiene amigos (Voltaire)

La gente se aferra a la costumbre como a una roca, cuando en realidad debería desprenderse y zambullirse en el mar. Y vivir (Charles Bukowski)

El amor nunca muere de muerte natural. Se muere porque no sabemos cómo reponer su fuente. Muere de ceguera, de errores y traiciones. Se muere de enfermedades y heridas; se muere de cansancio (Anais Nin)

El que domina su cólera domina a su peor enemigo (Confucio)

Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar (Ernest Hemingway)

Como todos los hombres, los pueblos tienen su destino. Tener y perder es la común vicisitud de los pueblos (Borges)

Cualquiera que tenga el poder de hacerte creer idioteces tiene el poder de hacerte cometer injusticias (Voltaire)

 

De marinos y de puertos, de sueños y de aventuras.

Resultado de imagen para viejo marinero

Encontrado en el ciberespacio. Desconozco el autor

Un día, a un hombre grande que alguna vez fue niño, le preguntaron:

¿De qué estás hecho tú?

El hombre que hasta ese momento había sólo escuchado, permaneció un tiempo más en silencio, pensando, buscando la verdadera esencia de lo que llevaba guardado en su corazón.

Luego le respondió:

De mares azules, profundos, insondables. De islas remotas donde navegantes intrépidos se perdían envueltos en tormentas que deshacían sus barcos. De naufragios y rescates heroicos, esos que parecen que jamás sucederán, pero llegan en una noche negra, sin luna, y de un momento a otro le cambian el destino a quienes estaban olvidados en un páramo perdido en el pacífico.

De montañas enormes, blancas, solitarias, inalcanzables, donde algunos pocos se aventuran en sus laderas empinadas. Donde el sol parece brillar el doble, y el calor abrasador le cede el paso al frío insoportable, cuando la noche destierra por largas horas a la luz.

De selvas tropicales, follaje tupido, verdes infinitos. De sabanas que no pueden ser abarcadas ni siquiera con la mirada; y una montaña inmensa que se abre en el horizonte queriendo plegarse, como tomando fuerza para saltar hacia el cielo. De animales corriendo en el medio de un océano de oro y marfil, envueltos en atardeceres rojos, mirándose agazapados los unos a los otros.

De naves celestiales, universos lejanos, y la negrura del espacio. De una inmensidad inabarcable, pero tan cercana a los deseos que da la sensación de poder tocarse tan solo con el pensamiento. De los sueños de un día estar allí. De comprender su sentido, de hacerse una idea de la distancia, e inventar un motivo, una razón. De imaginar un final de todo aquello, no un infinito.

Y de cientos y cientos de páginas. Bibliotecas que se alzaban ante los ojos como si se tratara de la invitación a una fiesta.

De eso creo que estoy hecho, le contestó le hombre.

El otro, sosteniendo la mirada en aquellos ojos que ahora lo seguían complacido, insistió

¿Y cuándo sucedió todo eso?

El hombre sonrió, con esa sonrisa cómplice de quien no solo reacciona ante algo gracioso, sino que siente una satisfacción interior que fluye por todo su cuerpo, y hace que lo que está pensando, su primera impresión, no solo se razone, sino que se sienta.

– Sucedió cuando era aún un niño.