El humor en los tiempos de COVID-19

Como ante todo desafío que amenaza la existencia, el ser humano intenta una comprensión y una salida para seguir viviendo

Autor/a: Dr. Carlos Presman 

“Humor es posiblemente una palabra; la uso constantemente. Estoy loco por ella y algún día averiguaré su significado”. Groucho Marx

Miles, millones de seres humanos huyendo despavoridos, desnudos; solos o en grupos, saben que son la manada de la humanidad. Resulta imposible saber cuántos son, mientras intentan escapar ellos se miran de reojo, se cuentan algo, se hacen señas y sonríen; se abrazan y sonríen; comen, beben y sonríen.

Sé que no es un sueño porque acabo de escribirlo, se instala la duda: ¿Por qué sonríen?

La pandemia nos cambió la vida a todos, se detuvo el mundo y no nos pudimos bajar, volvieron con inusitada brutalidad los sentimientos más primitivos que alientan a la especie humana a sobrevivir: el miedo y la incertidumbre. Desamparados del refugio que nos da el abrazo y la seguridad de un futuro posible, nos percibimos amenazados por un virus invisible, mágica representación de la muerte.

Incorporamos palabras a nuestro lenguaje cotidiano para poder interpretar la realidad y nos familiarizamos con términos: ¡coronavirus, cuarentena, trazabilidad, COE, protocolos, suero de convaleciente, alcohol en gel, respirador, barbijo!

Después de dos meses de aislamiento se permite caminar hasta 500 metros del domicilio. Siempre con barbijo y a dos metros de distancia. Nos contagiamos la buena nueva entre amigos, colegas y pacientes. Al día siguiente me llega un wathsapp de un paciente de 92 años con doble reemplazo de cadera y severa artrosis: “Carlitos, salí a caminar, pero por los dolores hice apenas 150 metros, te cuento por si alguno más joven los necesita, le doy mis 350 que no voy a usar…”  Me sonrío frente a la pantalla del celular, solo, mientras respondo: “jajajajajaja”. Reviso los mensajes: “Cuidado cuando vayan al supermercado, regresé a casa, y cuando se sacó el barbijo no era mi marido”, otro con la imagen de Shakespeare sosteniendo una botellita y declama: “Gel o no gel, esa es la cuestión”, otro con la cara de René Descartes: “Covido ergo Zoom”, otro con la escultura del David pero obeso, llamado Covid, otro: “La cuarentena es como una serie de Netflix, cuando uno cree que se acaba, sacan la siguiente temporada”. No alcanzo a revisar todos los mensajes y regresan las dudas: ¿Es posible hacer humor en estos tiempos? ¿Por qué, para qué, quién, qué humor? ¿El humor es tragedia + tiempo?  ¿El humor es como la religión? ¿El humor es hijo del miedo y la incertidumbre? A todas, una sola respuesta: el ser humano es portador sano del humor.

El Dr. Sigmund Freud describió la relación del chiste con el inconsciente. El humor hace alusión de manera implícita o explícita a temas que son su andamiaje: la sexualidad, el poder-dinero, la agresividad y la muerte. Estos suelen ser tramas de las que habitualmente no hablamos y que nos generan angustias y tristezas. La posibilidad de enfermarnos por el coronavirus dispara, entre otros sentimientos, el humor. Convivimos con la tragedia y desde allí creamos la comedia, para que la cuarentena no nos enferme de más.

El escritor Isidoro Blaistein define al humor como el penúltimo paso de la desesperación.

En ese momento cuando el dolor parece no tener fin, alumbramos como un gesto de fe, de esperanza, ese registro que nos arranca una sonrisa y nos alivia. Sonreímos, nos sonreímos en medio del dolor. La desesperación es probablemente la madre de la fe, que en los creyentes se constituye como rasgo religioso y las expresiones: “Gracias a Dios” o “Que sea lo que Dios quiera”. Hay allí una creencia subjetiva que desoye cualquier realidad o racionalidad. En las narrativas que persiguen una sonrisa sucede algo similar, entregamos nuestra ingenuidad, nuestra fe y le creemos, acaso el humor sea el dios de los ateos. El escritor Bernardo Koremblit expresa: “El humor no nos hace felices, pero nos compensa de no serlo”. El Dr. Viktor Franckl en su libro “El hombre en busca de sentido” describe entre los sobrevivientes de los campos de concentración nazis, por los que pasó; el imprescindible, vital y necesario sentido del humor. ¿Podríamos cruzar el sufrimiento de la cuarentena y la pandemia con una sonrisa?  El humor así sentido y expresado nos conecta con lo más profundo de la vida; quizás por eso el filosofo Friedrich Nietzsche nos cuenta en su libro “Así habló Zaratustra: sea falsa cualquier verdad en la que no haya habido una carcajada”.

Este humor, que podríamos adjetivar de ético, nos permite dotar de otro significado a la pérdida de libertades a las que nos condena la pandemia y la cuarentena. La soledad del aislamiento para evitar los contagios, la soledad colectiva para una libertad de más vida. El escritor Bernard Shaw reflexiona: ”La soledad es una gran cosa, lástima que uno esté solo”. Otra vez las dudas: ¿Cómo acompañarnos, con humor, durante esta cuarentena? ¿Cómo hacer para que la enfermiza soledad no sea percibida como tal?

La pandemia de un bichito microscópico torció el rumbo de la humanidad y no es chiste. Como ante todo desafío que amenaza la existencia, el ser humano intenta una comprensión y una salida para seguir viviendo; para ello nos valemos de recursos que nos acompañaron por milenios: la ciencia, la religión y el azar. Estas tres muletas del sentimiento y el pensamiento nos han permitido seguir caminando hacia el futuro; el lenguaje del humor se aferra en nuestras manos. Vamos a superar esta pandemia gracias a Dios, cuando descubramos la vacuna y la terapéutica y/o tengamos suerte. Mientras tanto, ensayamos a coro el popular cantito: “Chau pandemia, chau pandemia, pandemia, chau chau”.  

Dr. Carlos Presman


Dr. Carlos Presman
Nació en Córdoba Capital en 1961. Es médico clínico y docente universitario del Hospital Nacional de Clínicas, titular de la cátedra de Smiología. Colabora en medios gráficos, radiales y televisivos en temas de salud. Fue uno de los realizadores del programa radial de humor Los Galenos, que se emitió por radio Universidad (Premio Martín Fierro 1996). Fue columnista del noticiero televisivo Teleocho Noticias y colabora periódicamente en el diario La Voz del Interior. Como escritor publicó la novela Ni vivo ni muerto (Ediciones del Boulevard) que fuera traducida al alemán. Participó de la antología de cuentos Cuarto Oscuro (editorial Raíz de Dos) y es columnista de la revista La Recta. Se confiesa aficionado a las caminatas, bicicleta de montaña y pesca de truchas en las sierras de Córdoba. Presman es autor de los libros “Letra de médico I y II” , la novela “Ni vivo ni muerto” y “Vivir 100 años”.

LA TRACCIÓN DE LA MENTE

Ver las imágenes de origen

Filosofía de la Iluminación

  • Aparentemente todos los sucesos y circunstancias de nuestra vida solamente suceden, pero a niveles muy primordiales nosotros realmente hacemos que nos ocurran.
  • La premisa del universo consiste en que todo en este mundo está compuesto de manera molecular por partículas formadas de impulsos de energía e información.
  • Debemos saber que cada una de las personas y cosas en este mundo portan una energía individual y a cada instante transmiten una señal por todo el universo.
  • Es decir: cada persona, animal, planta, roca, árbol y toda manifestación, emite una energía a cada momento al universo como un transmisor de radio.
  • Todo el tiempo nosotros estamos enviando vibraciones externas al universo, las cuales no las percibe el ojo humano, pero éstas son completamente reales.
  • La vibración que nosotros emitimos al universo es la mezcla de nuestros pensamientos conscientes o inconscientes, junto con la emoción que estos nos generan.
  • Los pensamientos son en realidad impulsos de energía e información, pero al crearse dentro de nuestra mente, ahí están lingüísticamente en una exclusividad verbal.
  • Es decir, los pensamientos dentro de nuestra cabeza son intenciones formadas de energía e información, pero estructuradas mentalmente de acuerdo a nuestro idioma.
  • Estos mismos impulsos de energía e información que experimentamos como pensamientos estructurados de forma verbal, realmente son la materia prima del universo.
  • Tal vez creíamos que los pensamientos sólo ocurrían dentro de nuestro cerebro, pero en realidad se encuentran en todo lugar, ya que todo el universo es pensante.
  • Estos impulsos de energía e información, que se encuentran en el universo fuera de nuestra exclusividad verbal, en realidad son innumerables intenciones proyectadas.
  • A nivel pre-verbal toda la naturaleza habla el mismo idioma y el universo está repleto de recursos capaces de empatar con las intenciones que nosotros emitamos.
  • Todos los sucesos, acontecimientos, condiciones y circunstancias que nosotros experimentamos en conjunto con el universo se formaron por alguna intención.
  • Cada pensamiento que tenemos en el día se desarrolla en nuestra mente de forma silenciosa, pero éstos gradualmente determinaran el destino de nuestra vida.
  • En nuestra vida los pensamientos ordinarios y comunes siempre están presentes, pero debemos saber que también podemos tener pensamientos GRANDIOSOS.
  • La diferencia entre los pensamientos ordinarios y los grandiosos, es que unos están inmersos en la fascinación del afán diario y los otros pueden ir creando otra realidad.
  • El tipo de pensamiento que predomine en nosotros ya sean normales o extraordinarios, determinará nuestro verdadero estado emocional y lugar en la vida actual.
  • Los pensamientos y los sentimientos que tengamos con mayor frecuencia, determinarán y crearán nuestra realidad actual gradualmente en este mundo.
  • Es decir, lo que siempre estamos pensando durante el día es lo que acabaremos experimentaremos en nuestra vida, ya que nosotros creamos nuestra propia realidad.
  • La vida presente en una persona reside en sus pensamientos, cuanto más grandiosos y elevados sean nuestros pensamientos, más grandiosa será nuestra vida.
  • Los pensamientos grandiosos y extraordinarios tienen la capacidad de transcender más allá de lo ordinario, son pensamientos originales, innovadores y flexibles.
  • Estos pensamientos pueden llegar a ser realmente poderosos en nuestra vida, pero sólo pueden existir en nuestra mente, si nosotros voluntariamente los pensamos.
  • La fuerza del pensamiento en esencia es una intención creadora, si verdaderamente creemos en algo firmemente, las cosas imposibles realmente se vuelven posibles.
  • Los pensamientos que tenemos en nuestra mente salen al universo como un principio físico y éstos serán atraídos con otras vibraciones parecidas a las nuestras.
  • La inmensidad de pensamientos dentro del universo es un mundo de posibilidades infinitas y si nosotros así lo creemos podemos experimentar cualquier cosa.
  • Con este conocimiento, sabremos que los pensamientos ordinarios pueden generan una vida monótona, por ello mejor ahora si vamos a pensar, hagámoslo en GRANDE.
  • Con pensamientos verdaderamente grandiosos dejaremos de vivir la realidad de otros y empezaremos a experimentar la realidad que nosotros queramos.
  • A veces pensamos que los recursos solo pueden provenir de los ingresos de nuestro trabajo y que a veces no somos merecedores de ciertas cosas, hasta tener el dinero.
  • Pero debemos saber que al ser parte de este universo de abundancia ilimitada, ya tenemos todo y existen otras innumerables fuentes para obtener las cosas.
  • Todo es energía, somos imanes de energía, por lo tanto energizamos eléctricamente todas las cosas, estando en su misma frecuencia y así vengan hacia nosotros.
  • Una técnica para experimentar lo que queremos de forma más rápida, es pensar en lo queremos, sin preocuparse por el cómo, ya que el universo es el que lo facilitará.
  • Con nuestros pensamientos grandiosos y una actitud grandiosa hacia la vida, convertiremos grandiosas las situaciones y también todas las cosas en nuestra vida.

El Simbolismo del Ajedrez

Ajedrez - Wikipedia, la enciclopedia libre

TITUS BURCKHARDT

El juego del ajedrez es originario de la India. Fue transmitido al Occidente medieval por medio de los persas y los árabes.

La palabra “jaque mate” que deriva del persa (shah =rey y el árabe mat=ha muerto).

El antiguo orden estratégico es evidente en la posición de las figuras usado en el Oriente antiguo, la tropa ligera, representada por los peones, ocupa la primera línea; el grueso del ejercito lo constituye la tropa pesada, carros de guerra (torres), caballeros (caballos) y elefantes de combate (alfiles); el rey con su “dama” o “consejero” permanecen en el centro de las tropas.

La forma del tablero corresponde al tipo “clásico” del Vastumandala, el diagrama que también constituye el trazado fundamental de un templo o ciudad. Dicho diagrama simboliza la existencia concebida como campo de acción de las fuerzas divinas. En su significado más universal, el combate figurado por el juego del ajedrez representa el de los devas con los asuras, los dioses con los titanes, o los Ángeles con los demonios, derivándose de este todos los demás significados del juego.

Que el ajedrez es de origen brahmánico, lo prueba el carácter eminentemente sacerdotal del diagrama de 8X8 cuadrados. Los hindúes consideraban el juego del ajedrez como una escuela de gobierno y defensa.

(Sin el sello que el Espíritu divino imprime a la materia, esta no tendría forma inteligible, y sin la materia que recibe el sello divino y, por decirlo así, lo delimita, ninguna manifestación sería posible… Había antaño, en el comienzo del presente manvantara una “cosa” indefinible e ininteligible, que “obstruía cielo y tierra”; viendo esto los devas la tomaron súbitamente, la echaron en tierra, boca abajo, y se establecieron sobre ella en la posición que tenían cuando la tomaron; Brahma la llenó de devas (es la transformación del caos en cosmos, el fiat lux, por el que la tierra “informe y vacía” será llenada de reflejos divinos)

(Los devas de la mitología hindú son análogos a los ángeles de las tradiciones monoteístas; sabido es que cada ángel corresponde a una función divina)

Hagamos notar que los hindúes cuentan ocho planetas: el sol la luna, los cinco planetas visibles a simple vista y Rahu, el astro oscuro de los eclipses; cada uno de estos planetas sigue una de las ocho direcciones del espacio. Los indios dan un sentido misterioso al redoblamiento, es decir, a la progresión geométrica efectuada en las casillas del tablero; establecen una relación entre la causa primera, que domina todas las esferas y a la que todo conduce, y la suma del cuadrado de las casillas del tablero…

El simbolismo cíclico del tablero de ajedrez reside en el hecho de que expresa el despliegue del espacio según el cuaternario y el octonario de las direcciones principales (4x4x4=8×8), y de que sintetiza, en forma cristalina, los dos grandes ciclos complementarios del sol y la luna: el duodenario del zodiaco y las 28 mansiones lunares; por otra parte, el número 64, suma de las casillas del tablero, es submúltiplo del número cíclico fundamental 25920, que mide la precesión de los equinoccios. Ya hemos visto que cada fase de un ciclo, fijada en el esquema de 8×8 cuadrados, está regida por un astro y simboliza al mismo tiempo un aspecto divino, personificado por un deva . Así es como este mandala, simboliza a la vez el cosmos visible, el mundo del espíritu y la Divinidad en sus múltiples aspectos.

(Mencionemos también, en la tradición china, los 64 signos que se derivan de los ocho trigramas comentados en el I King. Estos 64 signos suelen estar dispuestos de manera que correspondan a las ocho regiones del espacio. Ahí también se encuentra, pues, la idea de una división cuaternaria y octonaria del espacio, que resume todos los aspectos del universo.)

Este puede ser considerado como un despliegue de un esquema formado por cuatro cuadrados alternativamente negros y blancos y, en si, constituye un mandala de Shiva, Dios en su aspecto de transformador: el ritmo cuaternario, del que este mandala es como la “coagulacion” espacial, expresa el principio del tiempo. Los cuatro cuadrados, puestos   alrededor   de   un   centro   no   manifestado, simbolizan las fases cardinales de todo ciclo. La alternación de casillas blancas y negras, en este esquema elemental del tablero, revela su significado cíclico y hace de él, el equivalente rectangular del símbolo extremo-oriental del yin-yang . Es una imagen del mundo en su dualismo fundamental.

Si el mundo sensible, en su expansión integra, resulta en cierto modo de la multiplicación de las cualidades inherentes al espacio por las del tiempo, el Vastu-mandala deriva de la división del tiempo por el espacio: se recordará la génesis del Vastu-mandala a partir del ciclo celeste indefinido, siendo este dividido por los ejes cardinales y luego “cristalizado” en su forma rectangular. El mandala, pues es el reflejo invertido de la síntesis principal del espacio y del tiempo, y en ello radica su alcance ontológico.

Por otro lado, el mundo está tejido de tres cualidades fundamentales o gunas, y el mandala representa este tejer de manera esquemática, en conformidad con las direcciones cardinales del espacio. La analogía entre el Vastu-mandala y el tejer es puesta de manifiesto por la alternación de los colores que recuerda un tejido cuya cadena y trama son alternativamente aparentes u ocultas.

La alternación del blanco y negro corresponde además a los dos aspectos, principalmente complementarios, pero prácticamente opuestos, del mandala: por una parte, este es un Purusha-mandala, es decir, un símbolo del Espíritu universal (Purusha) en cuanto síntesis inmutable y trascendente del cosmos; por otra parte, es un símbolo de la existencia (Vastu) considerada como soporte pasivo de las manifestaciones divinas. La cualidad geométrica del símbolo expresa el Espíritu, y su extensión puramente cuantitativa, la existencia. Del mismo modo su inmutabilidad ideal es espíritu, y su coagulación limitativa es existencia o materia; en la polaridad considerada, esta última no es la materia prima, virgen y generosa, sino la materia secunda, tenebrosa y caótica, raiz del dualismo existencial. Recordemos aquí el mito según el cual el Vastu-mandala representa un asura, personificación de la existencia bruta: los davas han vencido a este demonio, y han establecido sus moradas sobre el cuerpo tendido de su víctima; así, le imprimen su “forma”, pero es el quien los manifiesta.

Este doble sentido que caracteriza al Vastu-Purusha-mandala, y que, por lo demás, se encuentra de manera más o menos explicita en todo símbolo, era como actualizado por el combate que el juego del ajedrez representa. Tal combate, decíamos, es esencialmente el de los devas y los asuras, que se disputan el tablero del mundo. El ejercito blanco es el de la luz, el negro es el de las tinieblas. En un orden relativo, la batalla figurada en el tablero representa, bien la de dos ejércitos terrenales, cada uno de los cuales combate en nombre de un principio, bien la del espíritu y las tinieblas en el hombre: son esas las dos formas de guerra santa: la pequeña guerra santa y la gran guerra santa, según una expresión del Profeta. Se advertirá el parentesco del simbolismo implicado en el juego de ajedrez con el tema de la Baghavad-Gita, libro que se dirige a los kshatriyas.

Si se traspone el significado de las diferentes piezas del juego en el orden espiritual, el rey será el corazón o espíritu y las damas figuras serán como las diversas facultades del alma. Sus movimientos, además, corresponden a diferentes maneras de realizar las posibilidades   cósmicas   representadas   por   el   tablero; hay   el movimiento axial de las torres o carros de combate, el movimiento diagonal de los alfiles o elefantes, que siguen un solo color, y el movimiento complejo de los caballos. La marcha axial, que corta de través los diversos colores, es lógica y viril, mientras que la marcha diagonal corresponde a una continuidad existencial y, por lo tanto, femenina. El salto de los caballos corresponde a la intuición.

Lo que más fascina al hombre de casta noble y guerrera es la relación entre voluntad y destino. Pues bien, exactamente eso lo que el juego de ajedrez ilustra, precisamente porque sus encadenamientos son siempre inteligibles, sin ser limitados en su variación. Un rey de la India quiso saber si el mundo obedecía a la inteligencia o a la suerte. Dos sabios, sus consejeros, dieron respuestas contrarias, y para probar sus tesis respectivas uno de ellos tomo como ejemplo el ajedrez, en el que la inteligencia prevalece sobre el azar, mientras que el otro trajo unos dados, imagen de la fatalidad.

En cada fase del juego, el jugador es libre de elegir entre varias posibilidades, pero cada movimiento traerá consigo una serie de consecuencias ineluctables, de modo que la necesidad delimita la libre elección cada vez más, apareciendo el final del juego no como fruto del azar, sino como resultado de leyes rigurosas.

Se revela aquí no solo la relación entre voluntad y destino, sino también entre libertad y conocimiento: a menos que haya una inadvertencia del adversario, el jugador salvaguardara su libertad de acción solo en la medida en que sus decisiones coinciden con la naturaleza del juego, es decir, con las posibilidades que este implica. Dicho de otro modo; la libertad de acción es aquí solidaria de la previsión, del conocimiento de las posibilidades; inversamente, el impulso ciego, por libre y espontáneo que parezca en el primer momento, se revela a fin de cuentas como una no-libertad.

El arte regia es gobernar el mundo exterior o interior en conformidad con sus propias leyes. Esta arte supone la sabiduría, que es el conocimiento de las posibilidades; ahora bien, todas las posibilidades están contenidas, de manera sintética, en el espíritu universal y divino. La verdadera sabiduría es la identificación más o menos perfecta con el Espíritu (Purusha), siendo simbolizado este por la cualidad geométrica del tablero, sello de la unidad esencial de las posibilidades cósmicas. El Espíritu es la Verdad; por Ella es libre el hombre; fuera de ella es esclavo de su destino. Esa es la enseñanza del juego del ajedrez.

S. XXI ¿El siglo de las pandemias?

person holding petri dish

https://filosofiadelreconocimiento.com/2020/04/11/s-xxi-el-siglo-de-las-grandes-pandemias/

La pandemia del covid-19 que registra en España casi la cifra de 16.000 muertos parece ser un exterminio cribado de la población. Supongo que esta hipótesis solo podría confirmarse con un estudio comparado entre las víctimas de los distintos países. No sabemos hasta dónde llegarán las víctimas y los más de 150.000 infectados que contabilizamos por el momento, pero los presagios no son buenos.

A parte de cuándo, cómo y en qué condiciones dejaremos atrás esta pesadilla, lo que más inquietante me parece son los mensajes emitidos desde distintas fuentes que auguran más pandemias en el futuro. Me cuesta entender que en pleno S.XXI , como si de la Edad Media se tratase, estemos asumiendo o nos estén induciendo a asumir que esto que ahora vivimos dejará de ser algo excepcional. Justo cuando la ciencia y el desarrollo tecnológico estaban “encantadas de haberse conocido” por los increíbles logros que planeaban alcanzar, se gira súbitamente el panorama y va a resultar que su histórico cometido va a consistir en combatir pandemias.

Acaso sea una ignorante supina con rasgos paranoicos -probablemente- pero empiezo a sospechar que aquí se ha desatado una especie de guerra química, bacteriológica cuya naturaleza no exige ninguna declaración formal -iría contra la propia estrategia- en la que no sé qué Estados, Multinacionales e Instituciones participan o están al caso. Vaticinar que vendrán más pandemias contra las que tendremos que luchar creo que hace necesario una explicación comprensible de este nuevo fenómeno que va a marcar la vida de miles de millones de personas, que a parte de víctimas cosificadas, no somos más que estadísticas que supongo benefician a unos y perjudican a otros.

¿Alguien me puede explicar por qué van a producirse más pandemias? El argumento de la globalización me resulta escaso, sobre todo si tenemos en cuenta que has ido un fenómeno que lleva años en danza, no solo económicamente sino cultural y turísticamente ¿Después de X años, que no soy capaz de determinar, sobrevienen una serie de pandemias que tendremos que afrontar? Pues va a ser que mi inteligencia no me resulta eficaz para comprenderlo, ya que los conocimientos científicos que son capaces de prever esto – ¿o no lo está previendo la ciencia? – deben tener la capacidad de buscar formas de defensa eficaces.

¿Hacia dónde nos creíamos que íbamos como civilización? Tal vez los que se las prometían felices y pensaban que íbamos a aproximarnos cada vez más a semidioses o cíborgs cuya naturaleza nos acercaría a rozar la inmortalidad, no habían preguntado en los lugares adecuados si ese era el plan realmente previsto.

Personalmente, y reitero que puedo sufrir el síndrome de las conspiraciones ocultas, a mí hay muchas piezas que no me encajan. Será deficiencia intelectual. Pero si hay quien augura más pandemias o me lo explican o no puedo dejar de pensar que estamos en medio de una guerra química y bacteriológica de la que no nos han informado, por supuesto, y que de momento creo que va ganando la China, no sé si por ser los causantes o porque al iluminado de Trump le ha salido el tiro por la culata, y su hábil estrategia para debilitar y frenar a los chinos económicamente le ha vuelto a las puertas de su blanca casa como un bumerán.

No deja de ser paradójico que los países que no se avenían a los acuerdos para luchar contra el cambio climático estén provocando una descontaminación sin precedentes, por rápida y eficaz, de momento. Aunque ahora arrasen con la población a base de virus mutantes incontrolables.

Tras estas líneas, aparentemente asépticas, yace el dolor, la rabia de miles y millones de personas que están sufriendo en propia piel la masacre del virus: por padecer la enfermedad y sentirse aislados de sus seres queridos y no atendidos hasta que su estado llega a un determinado nivel de gravedad, por ser familiar de estas personas por las que han luchado sintiendo la impotencia de un sistema que ha fallado, en parte por las deficiencias que ya padecía, de raíz. Saliendo adelante a base de la buena voluntad y el riesgo asumido por personas que no solo se dedican al ámbito sanitario, también educadores de centros de menores, de residencias de discapacitados, …Los ciudadanos, que somos personas más que individuos de un Estado, nos sentimos engañados, nuestras vidas menospreciadas, sobre todo cuando constatamos el trato de favor que tienen los políticos en detrimento incluso de personas que están en primera línea de lucha contra la pandemia. Es una vergüenza, y una falta de humanidad deplorable. Sé de personas que habiendo acudido a hospitales por otras patologías graves han compartido habitación con otras que padecían el coronavirus y que tras la marcha de ese compañero de habitación se les ha practicado otros frotis -a parte del que le practicaron al ingresarla- para comprobar si se había infectado del compañero ¿Cómo se puede esperar que un enfermo ya grave y sus familiares, que además se pasan dos días sin saber nada, asuman esta situación que pone en alto riesgo la vida de una persona que ya está de por sí débil y enferma?

Se nos está exigiendo mucho y dando cuenta de nada. Así es difícil que nos hagamos cargo de la situación real que vivimos.

Ah, y no me olvido queda la pregunta en el aire de por qué justo el S.XXI va a resultar el siglo de las grandes pandemias. Ciertamente me parece surrealista.

En algunos idiomas, amor y piedad se convierten en la misma palabra.

father and daughterMONKEYBUSINESSIMAGES/ISTOCK/GETTY IMAGES PLUS
https://psicolebon.wordpress.com/author/franlebon/
Un estudio de más de 2.000 idiomas muestra cómo las palabras utilizadas para describir los sentimientos varían de una cultura a otra.
Al analizar el significado de las palabras utilizadas para describir las emociones en más de 2.000 idiomas, los investigadores encontraron algunas verdades universales. Pero el análisis, descrito en el dec. 20 de la revista Sciencie, también reveló peculiaridades. Eso incluye “hanisi”, que, en el idioma rotuman hablado al norte de las islas Fiji, se refiere a ambos  culturales.
Averiguar cómo las personas etiquetan sus emociones con palabras, puede dar pistas sobre cómo las diferentes culturas experimentan el mundo (sn: 9/10/19).
Junto con colegas, los psicólogos Joshua Conrad Jackson y Kristen Lindquist de la universidad de carolina del norte en chapel hill estudió palabras de emoción de 2,474 idiomas que abarcan 20 familias de idiomas principales. Los investigadores buscaron palabras que se usaran para describir conceptos similares (“agua” y “mar”, por ejemplo, pero no “agua” y “sol”).
Entre las palabras de emoción, surgió una estructura general. en general, las palabras utilizadas para comunicar buenos y malos sentimientos eran distintas entre sí, y también palabras para sentimientos que aceleran el cuerpo. “Las personas de todo el mundo pueden sentirse mal cuando pierden a un ser querido, y las personas de todo el mundo pueden sentir que su corazón comienza a latir más rápido ante el peligro “, dice Jackson.
Pero en este contexto, los investigadores encontraron diferencias. En algunos idiomas indoeuropeos, por ejemplo, la “ansiedad” y la “ira” se superponen. Pero la “ansiedad” está más estrechamente ligada al “dolor” y al “arrepentimiento” entre las lenguas austroasiáticas, la gran familia lingüística del sudeste asiático continental. “Sorprendido” va con “miedo” en algunos idiomas, pero no en otros, encontraron los investigadores. 
los resultados sugieren que los significados de las palabras que describen las emociones, y tal vez incluso lo subyacente – varían según las culturas, sin importar lo que diga un diccionario de traducción.
Laura Sanders
Laura Sanders is the neuroscience writer. She holds a Ph.D. in molecular biology from the University of Southern California.

Frases de Baruch Espinoza

Benedictus de Spinoza.jpg

Baruch Spinoza, también conocido como BentoBenito o Benedictus (de) Spinoza o Espinosa, según las distintas traducciones de su nombre, basadas en las hipótesis sobre su origen (Ámsterdam, 24 de noviembre de 1632 – La Haya, 21 de febrero de 1677) fue un filósofo neerlandés de origen sefardí hispano-portugués, heredero crítico del cartesianismo, considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII, junto con el francés René Descartes y el alemán Gottfried Leibniz.

Sus ideologías radicales sentaron las bases de la escuela del espinozismo. Spinoza fue clasificado entre los filósofos más influyentes y los racionalistas notables del siglo XVII, su obra maestra, “La ética”, que cuestionó las creencias y concepciones tradicionales de Dios, los seres humanos, la naturaleza y el universo entero en su conjunto, estableció firmemente sus posiciones.

  • La providencia para nosotros no es otra cosa que el conato, que encontramos en la naturaleza total y en las cosas particulares, y que tiende a mantener y conservar su propio ser.
  • Ni hay nadie tampoco que no desee vivir, en cuanto pueda, con seguridad y sin miedo.
  • Es un hecho comprobado que el pueblo ha logrado cambiar muchas veces de tirano, más nunca suprimirlo.
  • No se puede afirmar con derecho que existe desorden en la naturaleza, porque no hay nadie que conozca todas las causas de la naturaleza para poder juzgar de ello.
  • Nadie está obligado a vivir según el criterio de otros, sino que cada cual es el garante de su propia libertad.
  • Además, cuando nosotros concluimos que Dios no ha podido dejar de hacer aquello que ha hecho, lo deducimos de su perfección, porque en Dios sería una imperfección el poder omitir lo que hace.
  • No se puede concebir que Dios dicte leyes a los hombres como un príncipe o un legislador.
  • Quienes se empeñan en descubrir en los libros proféticos la sabiduría y el conocimiento de las cosas naturales y espirituales se equivocan totalmente de camino.
  • Cuando este afán se refiere a la mente, lo denominamos voluntad, pero cuando se refiere no sólo a la mente, sino también al cuerpo, lo denominamos apetito.
  • Puesto que querer es desear, el deseo ha de ser la esencia del hombre. Querer ser para siempre.
  • No podemos conocer a nadie más que por sus obras.

Tu vida está impulsada por los efectos de la red

Your Life and Network Effects Header Image
Revelando las fuerzas no veladas que guían tu vida
James Currier
https://www.nfx.com/post/your-life-network-effects/

En qué ciudad vives. Con quién sales o te casas. Qué trabajo eliges. Qué ropa llevas puesta.

Todos pensamos que tomamos estas decisiones nosotros mismos. Sin duda se siente como si tuviéramos el control total. Pero resulta que nuestras decisiones —tanto en nuestras startups como en nuestras vidas— están más limitadas de lo que pensamos.

La mano inédita en todos ellos son las redes que nos rodean y las poderosas matemáticas que ejercen sobre nosotros.

Trabajar con efectos de red en nuestras más de 100 empresas hace que sea imposible no darse cuenta de cómo los mismos mecanismos y matemáticas que crean casi el destino para las empresas también crean casi el destino para nosotros como individuos. Es alucinante una vez que lo ves.

Estas limitaciones son altamente determinantes de cómo será su vida, guiándonos inexorablemente por un camino u otro de maneras que son bastante predecibles. Sin embargo, estas fuerzas suelen desapercibidas.

Este artículo describe cómo vemos los efectos de la red que afectan a casi todos los aspectos de su vida. Con esa lente, establece una perspectiva sobre cómo tomar las 7 decisiones más importantes de su vida. Esperemos que te ayude a tomar decisiones que sean más fieles al tipo de vida que quieres llevar.

Fuerza de la red: La mano invisible

Adam Smith publicó The Wealth of Nations en 1776. En ella, concibió mercados con miles de personas que perseguían su propio interés independiente como la creación de una “mano invisible” que promovía involuntariamente el bien de la sociedad. Este “modelo de libre mercado” le permitió señalar las matemáticas y los mecanismos detrás del surgimiento del orden social a gran escala.

Aquí queremos hacer lo contrario: usar un “modelo de red” para caracterizar los órdenes sociales humanos a gran escala y explicar cómo nos afectan a cada uno de nosotros con una mano a menudo no vista.

En resumen, las redes de conexiones humanas en tu vida crean una fuerza que te guía por un camino no siempre completamente de tu intención, a través del mecanismo de 100s de pequeñas interacciones.

Además, esta “fuerza de red” se compone con el tiempo. Cuanto más persistan tus relaciones, camarillas y comunidades, más dan forma a tu destino.

Los sociólogos consideran que la evolución de nuestras vidas resulta de una combinación de nuestras propias elecciones y preferencias y la fuerza de nuestra estructura de red social circundante.

Observando nuestras propias vidas, y viendo como 100 sde founders moverse a través de sus propios viajes, iríamos aún más lejos en la creencia de que son las fuerzas de la red las que influyen en la mayoría de cómo nuestras vidas resultan. Y el 90% de esas fuerzas de la red están establecidas en sólo 7 cruces o eventos de vida crucial.

Dado el poder de las fuerzas de la red en su vida, deben ser la consideración principal al tomar decisiones en estas encrucijadas. Aunque puede parecer una decisión compleja en el momento, se simplifican cuando se ven principalmente a través de la lente de unirse y formar nuevas redes y cambiar la topología de red de su vida.

El mundo parece caótico. Pero no lo es. Detrás de toda esta aparente complejidad hay unamatemática maravillosamente simple. Siga las matemáticas hasta su destino.

Comprender la primacía de las redes te dará una superpotencia para ver lo que otros no hacen y navegar las grandes decisiones de la vida de manera más efectiva.

Ver las matemáticas en el trabajo en tu vida

Las matemáticas subyacen a elementos de la esfera social de maneras que no siempre vemos. De maneras espeluznantes.

Estos son algunos ejemplos de cómo las matemáticas impulsan los pedidos sociales a gran y pequeña escala que experimentamos todos los días. Después de eso, llegaremos a cómo la fuerza de la red debe guiar su toma de decisiones en las 7 encrucijadas de su vida.

Ley de Zipf y tú

¿Sabías que la frecuencia de las palabras que usas está determinada por un patrón matemático subyacente?

Lo que es más extraño es que el mismo patrón matemático parece determinar el tamaño de las ciudades dentro de un país, distribuciones de ingresos de personas dentro de una economía, distribución de ingresos entre las empresas, cuánto tráfico va a diferentes sitios web en Internet, con qué frecuencia se utilizan los apellidos en una sociedad,el número de llamadas telefónicas que reciben las personas, el número de personas que mueren en las guerras.

Este patrón matemático es una ley de poder conocida como Ley de Zipf. Se notó por primera vez como un principio del lenguaje. Hace unos 100 años, los físicos y linguistas descubrieron que la segunda palabra más utilizada en inglés se usa la mitad que la palabra más utilizada. La tercera palabra más utilizada se utiliza un tercio tanto como la palabra más utilizada, por lo que a través de todas las palabras en un idioma dado.

Esta ley resulta mantenerse no sólo en idiomas, sino en muchos otros casos. El mundo se ve complejo o caótico en la superficie, particularmente en asuntos sociales y tal vez en su propia vida, pero detrás de lo que vemos son simples reglas de matemáticas.

El mecanismo subyacente para la ley de Zipf aún no está de acuerdo, pero la hipótesis principal es que es un crecimiento del Principio de Menor Esfuerzo. En resumen, los sistemas que sobreviven y operan en estado estable optimizan la eficiencia. Cuando lo hacen, las cosas tienden a parecerse a distribuciones Zipf.

Relacionado con su vida, una implicación aún más extraña de la Ley de Zipf es que las fuerzas de la red inconscientes actuarán sobre cualquier persona o cualquier empresa que llegue a ser un atípico en una o más de estas distribuciones. Traerte de nuevo a la fila, o traer a otra persona o compañía de nuevo a la fila para hacer espacio para tus nuevos números, sucederá sin ninguna fuerza consciente o intencional en juego.

Esto es un poco espeluznante. Esto significa que el número de habitantes de la ciudad de Nueva York limita e influye en el número de habitantes de LA, Seattle, Chatanooga y todas las ciudades estadounidenses de alguna manera no vista porque todos ellos son parte de la red de ciudades estadounidenses. A pesar de que cada uno de nosotros está tomando lo que se sienten como decisiones independientes sobre dónde vivir, parece que somos parte de esta red influyendo inconscientemente en la gente para mantener las ciudades estadounidenses en la línea de distribución Zipf. Soy una de esas personas empujadas. Y tú también.

Eso también implica que mis ingresos están de alguna manera influenciados por otros ingresos que me rodean como mis ingresos encaja en la curva de la Ley Zipf. Y el PIB de mi país está influenciado por los PIB de otros países.

Si las matemáticas están subyacentes a todo esto, ¿qué más en mi vida está siendo afectada por el orden social más grande?

Su cuerpo y las ciudades tienen patrones matemáticos predecibles

La eficiencia sistémica también impulsa otras leyes matemáticas que rigen cómo se ven nuestras vidas. Otro ejemplo es la ley de escalado 3/4 que aparece en todas partes del mundo como señaló Geoffrey West en su libro de 2017, Scale. Las células y los sistemas de energía de los seres vivos se escalan en patrones predecibles. Un mamífero que es 200% del tamaño de otro sólo consumirá el 150% de la energía. Esto se debe a que nuestras células y capilares han evolucionado hasta convertirse en el sistema de transporte de red fractal más eficiente para transportar energía y nutrientes a un cuerpo 3D. Esos mismos mecanismos subyacentes impulsan las matemáticas de cuándo morirás y por qué dejas de crecer más alto.

Esta red fractal biológica es muy similar a la red fractal de una ciudad que ha evolucionado para proporcionar energía y transporte para mantener viva la ciudad. Los números empíricamente medidos para las ciudades son escala 17/20, ganancias de energía todavía bastante notables para la ciudad basada en su efecto de red, y todavía consistentes en casi todas las ciudades.

Es notable pensar que los planificadores de la ciudad podrían intentar activamente violar la regla de escalado 17/20 para las ciudades, y la red trabajaría activamente contra ellas de maneras no vistas para hacer que la ciudad vuelva a 17/20.

¿Cómo funcionan los nodos de una red humana?

Nodos, que en este caso son personas, intercambiar una serie de cosas. A veces conscientemente si te pago desde mi cuenta bancaria, a veces inconscientemente como cuando me escuchas en la cena contándole a alguien cómo entreno a los fundadores durante los paseos y decides probarlo con tus empleados.

Las cosas que intercambian son… Bien… casi todo. Las más importantes para nuestras discusiones aquí son ideas, capital, conexiones, empleos, estatus, aspiraciones, lenguaje, solicitudes, estándares, expectativas, afirmación, crítica, pertenencia y espacio físico.

Los nodos intercambian más de estas cosas cuando la fricción es baja debido a la proximidad física, la frecuencia de interacción, la confianza tribal, la similitud, etc. Los nodos también intercambian más cuando el beneficio es alto debido a la ganancia de recursos, ganancia de estatus, ganancia de confianza tribal, etc.

Unconscious and Conscious Network Exchange Image

En las redes, los nodos enriquecidos se enriquecen

La mayoría de las cosas que suceden en la sociedad son multivuelta y repetitivas. Estos se denominan procesos de apego preferencial que ocurren cuando algo (como dinero, estatus, fama, castigo) se distribuye en función de cuánto ya está poseído. La mayoría de los procesos sociales son apego preferencial. Por ejemplo, si dos Fundadores tuitean la misma gran idea al mismo tiempo, al que tenga más estatus se le dará crédito por la idea.

Lo fascinante es que esto se debe a las matemáticas. Los nodos que están “adelantados” son elegidos más a menudo por los otros nodos porque están por delante y así ofrecen los nodos que los eligen menos fricción y más beneficio. Cuando esto se repite muchas veces, dirige sistemáticamente más recursos a los nodos que ya tienen relativamente más.

Este patrón ha sido tan frecuente durante tanto tiempo, y ha sido tan molesto para la mayoría de las personas, que, por definición, no están a la cabeza, que se menciona de una forma u otra al menos cinco veces en la Biblia, más famosamente en Mateo: “Porque a todos los que tienen se les dará más…” Ahora llamado Efecto Mateo.

Las matemáticas detrás de por qué las cenas se comportan de la manera en que lo hacen

Si quieres tener una conversación en una mesa, 6 personas es el número correcto. Tal vez 8, máx. Si bien eso parece una decisión social que tomes tú mismo, las razones detrás de ella son matemáticas. Ese número es similar para todos nosotros porque se basa en cuántas conversaciones bidireccionales posibles (enlaces) pueden existir entre personas (nodos) en un grupo. La fórmula (derivada de Scale, pg. 317), resulta, es:

N * (N-1) / 2

Donde N es el número de personas. Si usted tiene un grupo de seis personas, eso es 6 * 5 / 2 – 15 posibles conversaciones bidireccionales, lo que significa que para centrarse en una conversación, usted tiene que suprimir otras 14. Eso es posible sin ser demasiado grosero, pero si agregas una persona más al grupo, la fórmula se convierte en 7 * 6 / 2 á 21. Son 6 conversaciones adicionales para suprimir. Eso amplía nuestras habilidades sociales para controlar.

El punto más grande aquí es que cuando los grupos se vuelven más grandes, es un cambio exponencial, no uno lineal, y eso afecta a la experiencia social que tienes, cómo interactúas y, en última instancia, cómo te sientes. Ya sea una cena, el tamaño de su familia extendida, la escuela, la universidad, el lugar de trabajo o una ciudad, con redes, las matemáticas detrás de ellas ponen fuerzas impactantes en cómo nos comportamos todos.

Cómo se forman las redes

En teoría, las personas que habitan cada “capa” del mapa de red de tu vida podrían ser cualquiera. Toda la humanidad está, después de todo, conectada. Como Stanley Milgram mostró famosamente ya en 1967, hay un máximo de 6 grados de separación entre usted y cualquier otra persona en los EE.UU. Con la llegada de Internet y las redes sociales globales como Facebook, ese número puede ser aún menor, tan bajo como tres grados y medio según un estudio realizado por Facebook en 2016.

Pero en la práctica, las relaciones no se forman al azar. 5 condiciones contribuyen a la profundidad y velocidad a la que forman:

  • Un contexto para la interacción frecuente y repetida con un nuevo grupo de personas (porejemplo, una nueva escuela, trabajo, iglesia, club, dormitorio, situación de vida, etc.).
  • Un alto grado de superposición entre las relaciones en el nuevo grupo.
  • Un período de transición en el que las personas están abiertas a cambiar o evolucionar su identidad.
  • Una alta densidad de personas en proximidad geográfica y de red.
  • Pasan por algo duro y tal vez induciendo miedo juntos.

Así que puedes ver por qué la escuela secundaria, la universidad y tu primer trabajo son etapas de vida tan importantes. Las 5 condiciones están presentes.

¿Qué quiere su red de usted?

Usted no es sólo el destinatario del valor de su red. Las personas y los nodos de su red también quieren y esperan un intercambio de usted. Quieren que los valides y los apoyes. Usted está en un diálogo con la fuerza de la red. Como dice Obi-Wan sobre La Fuerza en la película original de Star Wars:

Kenobi: Un Jedi puede sentir la Fuerza fluyendo a través de él.

Luke Skywalker: ¿Quieres decir que controla tus acciones?

Kenobi: En parte, pero también obedece tus órdenes.

La fuerza de la red es similar. No siempre lo ves, pero se está ejercitando sobre ti.

Quiere algo de ti. La fuerza de la red le guía de forma proactiva por una ruta. Así que ten cuidado con las subredes y las personas que agregas a tu red.

Cuando empiezas a ver ese diálogo entre tú y tu red, el push-pull, lo ves en todas partes. El caos del mundo disminuye un poco y se vuelve más comprensible y predecible. Y entiendes más por qué las cosas son como son y por qué se quedan así. Con suerte, también le dará ideas sobre dónde puede presionar para cambiar las cosas que deben cambiarse, no sólo sobre usted, sino sobre su empresa, su ciudad y su mundo.

La encrucijada de tu vida

Echemos un vistazo con nuevos ojos de “fuerza de red” a la encrucijada a la que se enfrentacadamos cada uno de nosotros. Esta lista de encrucijadas es intuitiva, pero pocos de nosotros entendemos explícitamente las matemáticas que guían nuestras elecciones y la fuerza gravitacional que nuestras redes ejercen sobre nuestras vidas.

Y además, como asteroides colisionando en el espacio para formar asteroides más grandes, en cada encrucijada recogemos una mayor “masa de red”, aumentando la gravedad de nuestra red y aumentando exponencialmente los costos de energía de cambiar de rumbo.

La conclusión es que la matemática agravada y no lineal de las redes significa que deben ser la consideración principal en nuestras grandes decisiones de vida.

La topología de red de su vida

Hay tres niveles de redes de los que forma parte.

Dentro de la “Red de Personas”, usted es miembro de muchas redes. Tu familia, tus compañeros de escuela secundaria, ex alumnos universitarios, ex alumnos de la compañía, las personas de una actividad que haces como un equipo de fútbol o voluntariado, las personas que trabajan en tu edificio, las personas que viven en tu calle, las personas en el gimnasio a la que vas.

La intensidad de cada uno de los enlaces entre usted y los otros nodos en sus redes, resulta, seguirá la ley de Dunbar, que parece estar basada en la estructura fundamental de su cerebro. Cada uno de nosotros tiende a tener 5 personas que son como la familia, 15 íntimos, 50 conocidos, y 150 familiares totales con los que podemos interactuar de forma regular. Más allá de estos límites aproximados, los humanos no lo hacen tan bien.

Motivation: Social Brain Theory

Usted es un nodo en cada una de las redes a las que pertenece. Los otros nodos – personas – le dan sus ideas, sus palabras y frases, sus suposiciones, sus deseos, sus miedos y sus creencias. Te dan tu pertenencia, tu afecto, tu vergüenza, tu miedo y tus esperanzas.

Para hacer una analogía, imagine que las cosas que todos estos nodos le dan aparecen en su panel de vida mientras navega por la vida. Aparecen con muchos números. Probabilidades, recompensas, costos, fricciones. Usted toma sus decisiones leyendo este panel y lo que la red le presenta allí. Usted tiene albedrío y libre albedrío en la toma de sus decisiones. Miras las matemáticas de cada decisión y tomas la mejor decisión que puedas en cada momento.

El camino matemáticamente obvio se sentirá como “la decisión correcta”. Pero tenga en cuenta que lo que incluso aparece en su panel de vida es puesto allí por su red. Y las matemáticas asociadas con cada opción —las recompensas, las fricciones y probabilidades— están determinadas por tu red única. Y tu red es el resultado de las decisiones de la red que tuviste durante los pocos momentos de la encrucijada de tu vida.

Lo que eso significa es que las pequeñas decisiones que tomes a diario, las que te preocupas, son órdenes de magnitud menos importantes que las decisiones de la encrucijada que tomes. Esto es cierto porque esas decisiones han sido colocadas frente a usted por su red y son sobre todo una función de su red, y por lo general no lo interponen a redes completamente nuevas y nuevas ideas y opciones.

Crossroad #1 – ¿En qué familia naces?

No puedes elegir este. Para bien o para mal, su familia es la capa fundamental de su topología de red. Ver a su familia a través de la lente del modelo de fuerzas de red puede revelar la profundidad oculta de esa influencia.

Los clústeres de red nos influyen en proporción a la frecuencia con la que interactuamos con ellos, la rapidez con la que los adoptamos, cuán fuertes y recíprocos son nuestros lazos con los demás miembros, cuánto se ven reforzados por la superposición de conexiones compartidas y cuánto tiempo esperamos que Última.

En todas estas medidas, pocas de nuestras otras redes en la vida pueden rivalizar con la familia:

  1. Dado que normalmente vives en la misma casa con tu familia durante una gran parte de tu vida, la proximidad geográfica hace que la frecuencia de interacción sea extremadamente alta y la fricción para interactuar baja.
  2. Tu relación individual con un miembro de la familia (por lo general un fuerte lazo) está reforzada por todos los demás miembros de la familia que compartas en común.
  3. Esperamos que las relaciones familiares persistan a lo largo de toda nuestra vida, una expectativa formalizada en la mayoría de las culturas humanas como una norma social profundamente incorporada. Hay una larga “sombra del futuro” con los miembros de nuestra familia. Sabemos que siempre estarán ahí, así que estamos dispuestos a invertir y sacrificarnos por nuestras relaciones familiares más que por la no familia.
  4. Los lazos familiares tienen un ancho de banda más alto que otros porque vemos etiquetas como “madre” o “hijo” como definición de identidad. Las relaciones familiares se extienden entre quién conoces y quién eres.
  5. Las relaciones futuras fuera de la red familiar, por ejemplo, amigos, fechas, etc., se verán afectadas y reforzadas por su familia. Cuanto más te acerques a alguien, más interactuará con tu familia y más probable será que desarrollen sus propios lazos con los miembros de tu familia.
  6. Todos los factores poderosos anteriores están superpuestos y reforzados con nuestro impulso biológico para conectar con otros que comparten nuestros genes.

Ahora que podemos ver cómo las familias son excepcionalmente influyentes en relación con otras redes, es más claro por qué a menudo adoptamos nuestros puntos de vista cosmológicos, religiosos, dialectos, inclinaciones políticas, preferencias dietéticas y vistas al mundo de ellas, a pesar de tales cosas no ser genéticamente heredadas.

Pasas por la vida pensando que esas cosas son innatamente “tú”. Pero no adoptaste tu identidad en el vacío. Si hubieras sido criado por una familia diferente, probablemente serías un “tú” muy diferente — Tu religión, linguística, orientación política, alimentos favoritos, cosmovisión probablemente sería muy diferente a pesar de que tales cosas no son genéticamente heredadas.

Nuestra red familiar afecta a las redes a las que estamos expuestos y a cuáles estamos limitados. Los nodos familiares tienen preferencias y nos empujan enlaces a otras redes en forma de introducciones a escuelas, lugares para vivir, empleos y cónyuges. También hay prohibiciones de fraternizar con los nodos “equivocados” en ciertas redes.

Tu familia es una red de baja fricción y alto impacto. Debido a esa matemática subyacente, al tomar decisiones de vida la mayoría de las personas elegirán las opciones que más se alinean con su red familiar principal. Sé consciente de esto si quieres ser más consciente para dirigir hacia dónde llevará tu camino de vida.

Tu red familiar es la que no puedes elegir, y en ese sentido, no es justo. Pero no es el destino. Considéralo otra fuerza de red, aunque muy potente, que pone los datos en tu panel de control.

Crossroad #2 – Red de Escuelas Secundarias

Las redes de bachillerato son especialmente importantes porque son influyentes cuando estamos formando nuestras identidades y visiones del mundo como adultos jóvenes. Las redes de bachillerato también están correlacionadas con el logro académico, los hábitos de trabajo e incluso la admisión a la universidad, lo que define el acceso a las redes futuras y construye una vida vibrante de su elección.

Al igual que la familia, donde vas a la escuela secundaria no suele ser una opción. Pero si tienes esta opción aún por delante, o si tienes hijos y puedes elegir por ellos, no subestimes su importancia.

Las escuelas secundarias son típicamente las primeras redes de pares a las que nos unimos que son lo suficientemente grandes como para tener una variedad diversa de subgrupos, más conocidos como camarillas de la escuela secundaria. Como tal, nos presentan nuestra primera decisión significativa basada en la red: con quién asociarnos en la escuela secundaria.

La importancia que los estudiantes de bachillerato le da a la “popularidad” —su estatus en la jerarquía social de sus compañeros— muestra que entendemos intuitivamente la importancia de las redes incluso a una edad temprana. En la búsqueda de estatus o popularidad, estamos, en parte, buscando maximizar nuestras opciones en términos de qué camarillas podemos elegir unirnos o formar. Para la mayoría de los adolescentes, esa opcionalidad importa profundamente.

¿Cómo funciona el estado? ¿Por qué el estado le da opciones? Porque el estado ilumina la red. Es una toma pura de apego preferencial que mencionamos anteriormente. Claro, los nodos de la red con dinero atraen más dinero. Los nodos con más acceso atraen más acceso. Los nodos con más atención atraen más atención. Pero los nodos con estatus atraen todo lo anterior. Los nodos de todos los tipos desean asociarse con nodos de alto estado porque mejorarán su propio estado.

El estatus ganador se convierte en el foco singular de la vida para muchos adolescentes, y no pocos adultos persisten en ese objetivo. Los padres adultos de un adolescente de secundaria pueden ver que es melodramático o irracional cuánto se preocupan por su estatus, reputación y amigos en esa etapa de la vida, especialmente en comparación con cosas más “importantes” como el logro académico.

Pero desde el punto de vista de un adolescente, la obsesión social es bastante racional. Los adolescentes entienden intuitivamente que su destino de la escuela secundaria depende de su red de amigos. Y aunque es fácil descartar el comportamiento adolescente como irracional y hormonalmente impulsado, hay graves consecuencias para las redes a las que nos unimos al principio de la vida.

Por ejemplo, el rendimiento académico en la escuela secundaria ha demostrado ser influenciado directamente por amigos. “Los estudiantes de alto rendimiento se esfuerzan por alcanzar amigos de alto rendimiento, los que lo granen se esfuerzan por conseguir amigos de bajo rendimiento … [y] las diferencias en el logro entre los logros altos y bajos serán exacerbadas por los amigos que hacen.

Según un estudio de Harvard de 2011, todo tipo de rasgos, desde el peso corporal hasta la felicidad,están fuertemente influenciados por los clústeres de la red. A lo largo de tu vida, tu “clique” te ayuda a definirte. El mismo estudio también encontró que la presencia de amigos en clase tiene un efecto positivo y significativo en las puntuaciones de las pruebas.

Además, a medida que tu primera red basada en pares te formas después de la mayor edad, tus amigos de secundaria tienen una influencia particular en tu identidad de por vida, desde tus gustos por la música, hasta tu ética de trabajo, tu sentido de la moda y tus aspiraciones de vida, que es solo rivalizado por la familia, y en algunos casos incluso lo supera.

No es sólo durante la escuela secundaria que las redes de la escuela secundaria importan. Aquellos que van a la universidad y construyen una carrera en la misma zona cosmopolita que su escuela secundaria son propensos a retener algunas partes de sus camarillas adolescentes a lo largo de su vida, por lo general formando una parte central de su red.

Toda esta fuerza de la red tomada en cuenta, a qué escuela secundaria vas importa mucho. Imagine el impacto de trasladar a un niño de, por ejemplo, Taiwán o España a los Estados Unidos, o viceversa, para la escuela secundaria. ¿Cuánta diferencia tendría eso en la trayectoria de una persona? ¿Las redes que se les presentaron? Las ideas, los deportes, los alimentos, el idioma, los amigos, etc. Imagínese mudarse de Arkansas a, por ejemplo, Phillips Exeter Academy en New Hampshire para la escuela secundaria. Intuitivamente, sabemos que esto hará una diferencia. Pero vemos la mecánica de esa diferencia más claramente cuando la vemos a través de la lente de las fuerzas de la red.

Al navegar por la cuestión de a qué escuela secundaria asistir o, si no tienes otra opción, con quién hacer amistad como estudiante de secundaria (o con qué tipo de personas animar a tus hijos a hacerse amigos si eres padre, aunque buena suerte para que escuchen) , hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Qué tan grande es la secundaria? Cuanto más grande sea la escuela secundaria, mayor será la red de ex alumnos, lo que puede influir en su capacidad para elegir futuras redes como la universidad, el cónyuge y los trabajos.
  • ¿Qué tan diversa es la escuela para que pueda encontrar nodos y subredes que mejor se adapten a usted? Con más opciones, hay una mayor probabilidad de que pueda encontrar una subred de alto rendimiento en un área que puede ser ambiciosa y de alto logro.
  • ¿Qué tan fuerte es la afinidad de los graduados de la escuela? Una mayor afinidad indica vínculos de red más fuertes entre los nodos de la red, que la red es más valiosa para los graduados. ¿Cuánto se jactan de ir a esa escuela secundaria? ¿Con qué frecuencia regresan para las reuniones? ¿Qué tan apasionados son por la marca de la escuela? ¿Lo usan como una fuerte clavija de identidad o son indiferentes? Esos indicarían vínculos de red más fuertes entre los nodos de la red.
  • ¿Qué tan importante es el éxito académico para los estudiantes de alto estatus en esta escuela secundaria? Cuanto más popularidad / estatus se correlaciona positivamente con el éxito académico, más que los incentivos sociales a corto plazo se alinearán con los logros que le servirán a usted o a sus hijos a largo plazo.

Los padres y adolescentes ambiciosos a menudo confunden la escuela secundaria con una competencia para entrar en una buena universidad, ya sea a través de logros académicos o deportes. Al centrarse en el sonido y la furia de competir por las calificaciones y los spots en el equipo universitario, se pierden la mayor importancia de la dinámica de red en juego. En la escuela secundaria, ponerse en una posición para formar un gran número de relaciones sólidas con los nodos de red adecuados puede hacer toda la diferencia, no para “salir adelante” sino para crear una vida vibrante y sorprendente de su elección.

Crossroad #3 – Red Universitaria

Usted debe elegir su universidad en función de su red de estudiantes y la red geográfica que habitan más que curso de estudio o equipos deportivos. Si eliges a las personas adecuadas para estar en la universidad, abrirán ideas, relaciones, empleos, aspiraciones, actitudes y recursos que se ajusten a ti y se pondrá en marcha un ciclo virtuoso. Tu red te pedirá que seas tu mejor yo y vivas tu mejor vida, como un entrenador en el gimnasio. De esta manera, su red universitaria tendrá un impacto exponencial en su vida.

Las redes universitarias tienen muchas características que las hacen poderosas

  1. La densidad geográfica crea interacciones frecuentes entre los nodos, dando a los enlaces de red la oportunidad de formarse y fortalecerse.
  2. Hay una larga duración de formación de redes. 4 años es mucho tiempo. Muchas cosas pasan en 4 años.
  3. Una red cerrada y selectiva. Esto es poderoso por tres razones. A) Su reputación importa. Es más probable que las personas hayan oído hablar de ti a través de un tercero y te traten de manera diferente de acuerdo con tu reputación. B) Si conoces a otro estudiante, las posibilidades de que conozcan a alguien que conoces son mucho más altas que alguien que conoces fuera de la red cerrada. Hay un alto grado de superposición de red entre usted y otros estudiantes, y como la teoría de la red predice, las conexiones compartidas entre dos personas aumenta enormemente las posibilidades de que formen un vínculo fuerte. C) La probabilidad de repetir la interacción entre los estudiantes es muy alta.
  4. Al igual que con la familia, estas redes cruzan de quien sabes a quién eres. La formación de la identidad tiene lugar a esta edad y, por lo tanto, es probable que dure más tiempo.
  5. Cuando eliges una universidad, también estás eligiendo una geografía. Las personas tienden a terminar trabajando y viviendo en la misma proximidad geográfica que su universidad, manteniéndolos cerca de sus amigos de la universidad.
  6. La gente tiende a terminar trabajando en las mismas industrias que las personas en su red universitaria.
  7. Se considera una norma social que usted debe construir y valorar su red en la universidad, por lo que otros son más receptivos a la construcción de nuevos y fuertes lazos.
  8. Dada tu edad biológica, es un buen momento para buscar pareja. El resultado de la red de esto es que muchas personas encontrarán a su cónyuge en la universidad, o al menos encontrarán a alguien que creen que probablemente sea su cónyuge en el futuro, lo que afecta las grandes decisiones de vida, como dónde vivir después de la universidad. Como veremos, esta es en realidad una gran decisión, y dejar que tu vida de citas dicte dónde vives no suele ser una elección sabia.
  9. La universidad te enseña la idea de que conocerás a estas personas el resto de tu vida, así que como la familia, hay una poderosa sombra del futuro que hace que los lazos sean más fuertes y más numerosos.
  10. Todos los elementos anteriores se refuerzan entre sí.

Para ver lo que esto significa en la práctica, considere el siguiente escenario:

Como estudiante de primer año, conoces a alguien en clase. Llamemos a esa persona Sally. Tú y Sally tienen algunas cosas en común, y te llevas bien. Si se le pidiera que calificara su afinidad por Sally, sería un 6 de 10. Ya que comparten una clase juntos, se verán dos veces por semana durante al menos seis meses.

Interactuarás regularmente y con frecuencia, e incluso después de este semestre, hay una alta probabilidad de que veas a Sally por el campus, compartas amigos con ella que podrían invitarte a ambos a las mismas fiestas o encuentros, o participar en la misma Actividade extracurricular . Todo esto es el resultado de ser miembros de la misma red cerrada y compartir las mismas circunstancias geográficas e institucionales.

Ahora supongamos que, el mismo día en que conoces a Sally, después de clase vas a una fiesta fuera del campus donde conoces a Bob. Bob no va a tu escuela, no tiene ninguna conexión compartida contigo y no vive cerca de ti. Pero él tiene mucho en común contigo, y pasas toda la noche en la fiesta pasando el rato porque compartes tantos intereses y tienes tanta química. Si te pidieran que calificaras tu afinidad con Bob, sería un 10 de 10.

4 años más tarde, cuando te gradúas, ¿qué amistad es más probable que haya sobrevivido? ¿Cuánto importan las matemáticas de la formación de redes en comparación con sus propias preferencias y agencia?

La afinidad mutua no es lo único que importa a la hora de elegir amigos. Ni siquiera es el factor más importante. La fuerza de la red inunda otros factores. Teniendo en cuenta, el modelo para el desarrollo de relaciones no solo incluye la afinidad mutua. En su lugar, se parece más a esto:

Probabilidad de formar una relación – Afinidad mutua * frecuencia de interacción * duración de la interacción * proximidad geográfica * proximidad de la red * número de conexiones compartidas * etc…

Bob podría ser un 10 en ese primer factor de afinidad mutua, pero en todos los demás es un 1.

Sally, por otro lado, puede ser un 6/10 en términos de afinidad personal, pero ella es un 10/10 en todas las otras maneras, cada una de las cuales sirve como un multiplicador sobre la probabilidad de que usted interactúe y desarrolle una relación duradera con ella.

Otra forma de verlo es que la fricción de pasar el rato con Sally es mucho menor que pasar el rato con Bob — se necesita 10 veces menos esfuerzo para pasar el rato con Sally. Así que con el tiempo, las matemáticas de habitar una red compartida —la gravedad de la red— hacen que sea cientos de veces más probable que se haga amiga duradera de ella que de Bob.

Esta es una ilustración aproximada del poder matemático de las redes en el modelado del comportamiento. Como vemos, las redes imponen limitaciones reales sobre cómo tomadecisiones, no sólo en quién es probable que termine sin hacerse amigo, sino las oportunidades profesionales, las opciones de citas, las creencias y la información con la que terminará.

La proximidad de la red hace que algunas opciones sean más atractivas de lo que estarían en el vacío, mientras que la distancia de la red puede imponer una alta fricción en otras opciones, como ser amigo de Bob, o elegir adoptar un sistema de creencias, un sentido de la moda o un trabajo de la industria demasiado diferente de las de las otras personas en su red proximal.

Así que si usted está eligiendo entre universidades, o conocer a alguien que lo es, considere las siguientes preguntas:

  • ¿Dónde terminan viviendo la mayoría de los ex alumnos de esta universidad? Cuando eliges una universidad también estás eligiendo una red regional. Si vas a la escuela en California, por ejemplo, tus amigos y ofertas de trabajo terminarán siendo mayormente en esa región. Ya no recluto en mi alma mater Princeton porque es tan baja probabilidad de sacar a un graduado de Princeton de la órbita NYC-DC-Boston. Lo intenté durante cuatro años, y cada una de las personas que estaba reclutando hizo las matemáticas en sus propios tableros de vida, vi los números puestos allí por sus redes, sentí la gravedad de la red, y cada uno tomó la decisión racional de permanecer en la costa este. Un candidato se quedó en Nueva York para mudarse a un apartamento con sus amigos de la universidad y trabajar en Goldman Sachs que reclutaron fuertemente en el campus, a una hora de su oficina en Manhattan (baja fricción debido a la red geográfica). Otro se mudó a Boston para estar cerca de su novia que estaba terminando en Brown, y sus padres en los suburbios. Cada uno “realmente quería” unirse a una startup, pero la gravedad de la red y las matemáticas de red eran demasiado.
  • Ahora piensa en cómo las matemáticas continúan en cascada a través de la red. Princeton espera que siga siendo un nodo de reclutamiento activo en la red, proporcionando a los estudiantes grandes opciones de empleo. Pero mis matemáticas de costo/recompensa no funcionan. El denominador es cero. Así que Princeton perdió un nodo de reclutador en su red por ahora. Además, ahora esos nodos de estudiantes en el campus no tienen noticias de mí. Yo y gente como yo no agregamos nuestros números a sus paneles de vida diciendo “trabajar para una startup en SF”. Así que las matemáticas para otras ideas como Goldman Sachs y McKinsey se hacen más fuertes con los años. Los fuertes se hacen más fuertes. Una vez más, apego preferencial en la red. Los estudiantes miran las matemáticas de la red en sus paneles de vida y eligen la opción matemáticamente correcta.
  • ¿En qué tipo de carrera o industria suelen trabajar los ex alumnos de esta universidad? Este es un ejemplo de cómo funciona esto. Mi sobrino de 23 años fue al Trinity College en Connecticut. La mayoría de los estudiantes de esa universidad terminan trabajando en finanzas en NYC o Boston. ¿Adivina qué hace ahora mi sobrino? Trabaja en finanzas en Boston. Siguió el camino de menor resistencia, lo que lo llevó al resultado de mayor valor de estatus y mayor que su red. ¿Su elección de trabajo tiene sus propias habilidades e intereses únicos? No. Es la matemática de las redes. Tomó la decisión correcta en función de las opciones presentadas en su tablero de vida por sus redes.
  • ¿Te relacionas con los otros estudiantes de forma natural? ¿Se relacionarán contigo? ¿Los estudiantes representan el tipo de aspiraciones, estilo de vida e intereses que desea para usted? No tiene sentido unirse a una red en la que no se vinculará con los otros nodos, por muy prestigiosa que sea esa red.
  • ¿Qué tan grande es la universidad? Cuanto más grande sea la universidad, mayor será la red de ex alumnos. Cuanto más grande sea la red de ex alumnos, más lazos débiles tendrás, que son grandes para la carrera, el matrimonio y una serie de otros atributos de la vida. Harvard Business School lo ha descubierto y tiene clases de 900 en comparación con Stanford y el MIT Sloan de 400.
  • ¿Qué tan fuerte es la afinidad entre los graduados? Al igual que con la secundaria, ¿cuánto se jactan los ex alumnos de que fueron a esa universidad? ¿Cuánto regresan para las reuniones? ¿Qué tan apasionados son por la marca de la escuela? ¿Lo usan como un fuerte marcador de identidad o son indiferentes?
  • ¿Está claro lo que dice de los graduados que fueron a esa universidad? Una marca clara y fuerte ilumina otras redes porque los nodos externos saben qué esperar de usted si es miembro.

Además de eso, y sospecho que esto será controvertido, probablemente debería de-enfatizar preguntas como:

  1. ¿Dónde está el rango universitario en US News & World Report lista de prestigio de la universidad que se remonta a 1981
  2. ¿Las clases son increíbles?
  3. ¿Hay algún equipo deportivo en el que esté interesado en jugar?
  4. ¿Hay algún profesor en particular con el que quiera trabajar o un especial en particular que quiera seguir? solamente 27% de los graduados universitarios terminan con un trabajo estrechamente relacionado con su especialidad.

La universidad es posiblemente mejor vista como un lugar para la formación de la red, y la creación de la topología de red que usted quiere. La red a la que te unes te llevará a una geografía, un tipo de trabajo, ciertas ideas sobre la vida y un grupo de opciones de citas/matrimonio que tendrán una gran influencia en tu vida. Toda esa fuerza de la red te empujará para que luego tomes el camino matemáticamente obvio desde allí, uno que se sentirá como la “decisión correcta”.

Crossroad #4 – Primer trabajo

Las relaciones profesionales que forma durante su primer trabajo son la semilla de su red profesional que influye en el arco de su carrera, desde cómo piensa sobre el trabajo, hasta cómo se le conoce, hasta la geografía donde ha beneficiado el acceso al trabajo durante mucho tiempo.

En la vida laboral, verá a sus compañeros de trabajo todos los días de la semana durante 8 o más horas al día. La frecuencia de interacción con compañeros de trabajo, en esta etapa de la vida, puede incluso ser mayor que la que tienes con tu familia.

La sabiduría prevaleciente dice que debes elegir tu primer trabajo basado en el ingreso más alto, o el que más te apasiona, o las habilidades que aprenderás, o donde el día a día será el más energizante para ti.

Todo esto está mal. En tu primer trabajo, ve a trabajar con personas cuya trayectoria profesional quieras emular. Optimice la red.

Las primeras relaciones profesionales que forma tendrán una mayor influencia en su conjunto de habilidades, su potencial de ganancia de por vida y el dominio de su oficio que los detalles de la descripción de su trabajo, los ingresos, las ventajas de la empresa o el nombre de marca en su CV.

En casi todos los campos, desde la física teórica hasta el marketing de crecimiento, los mejores artistas fueron mentorizados, influenciados o conectados de otro modo con otros artistas de alto rendimiento.

Hay un par de razones para esto. Primero, como vimos en la sección de la escuela secundaria, el alto rendimiento es transmisible. Rodéense de altos logros, y la probabilidad está de su lado, llegarán a ser como ellos.

En segundo lugar, la innovación es contagiosa. Si su primer trabajo es en un lugar que es un caldo de cultivo de la innovación, las posibilidades son mucho más altas de que se encontrará con algunas ideas realmente buenas, especialmente si desea iniciar una empresa algún día.

La mafia de PayPal no fue una coincidencia. Los clústeres de red son capaces de producir múltiples multimillonarios futuros. No hay un precio más alto, en términos de esfuerzo, diferencia en los ingresos, o incluso el costo de vida, que puede incluso cerca de comparar con la ventaja de ser parte de una red de altos logros en su primer o segundo o tercer trabajo.

Por lo tanto, al tomar una decisión sobre dónde desea trabajar, en lugar de preguntar:

  • ¿Esto me dará el trabajo que quiero hacer a diario?
  • ¿Es esta la mejor oferta que tengo en términos de ingresos?
  • ¿Esta empresa se ve bien en mi currículum?
  • ¿Esta compañía me deja tomar tantas vacaciones como quiera, tener almuerzos gratuitos y una oficina elegante?

Hágase un favor e ignore todo. Concéntrese en estas preguntas en su lugar:

  • ¿Este trabajo es en la ciudad correcta? ¿La ciudad en la que quiero vivir a largo plazo?
  • ¿Me gustarán y respetaré a mis compañeros de trabajo? ¿Me gustarán y me respetarán?
  • ¿Quiero ser como mis jefes algún día?
  • ¿Mis compañeros de trabajo se ajustan a las aspiraciones profesionales de mis compañeros de trabajo con las mías?
  • ¿Voy a trabajar con los mejores?
  • ¿Hay una fuerte cultura y camaradería?
  • ¿Tendré oportunidades de demostrar a mí mismo a otros en mi empresa para construir mis bonos de red?
  • ¿Los empleados están orgullosos de su empresa y su marca? ¿Reclutan con entusiasmo? ¿Se buscan el uno al otro cuando están fuera del trabajo? Esto indica que se están formando fuertes enlaces de red.
  • ¿Hay políticas en la oficina que podrían amenazar la construcción de fuertes lazos de red?
  • Por último, debido a que los mejores artistas tienden a congregarse en empresas en ascenso, si se trata de una startup, pregunte si tiene una fuerte defensibilidad potencial frente a los competidores, especialmente los efectos de la red, y si tiene los 9 hábitos de las startups de clase mundial.

Crossroad #5 – Matrimonio/Elección de un compañero de vida

El matrimonio, o elegir una pareja de vida, es una de las decisiones más importantes que toma en la vida. Podría ser la fuente de tu mayor gozo y/o tu mayor sufrimiento a un nivel muy personal. En términos del modelo de red, es poderoso porque está eligiendo la red completa de otra persona para agregara a la suya. Esta persona también compartirá el centro mismo de su jerarquía de red con usted.

En muchos casos, esta persona producirá a sus hijos con usted. No sólo la paternidad será un foco de muchas de las energías de tu vida, sino que, además, las redes completas de tus hijos se añadirán a las tuyas por el resto de tu vida.

Los niños se moldean por la forma en que los nutres como padres, y como hemos visto anteriormente en la discusión de la familia, son moldeados por las redes que les traen sus padres. Sus hijos son llevados y heredados parcialmente en las redes de ambos padres.

Para el 60% de las personas, la forma en que conoces a su otro significativo está determinada principalmente por a quién conoces y a quién te presentas, aunque eso está cambiando con la capa “red de personas digitales” que comienza a descomponer las redes geográficas y otras redes cerradas. En 2017, el 39% de todos los matrimonios estadounidenses se originaron al reunirse en línea.

“Es uno de los cambios más profundos en la vida en los EE.UU.” y el mejor ejemplo de lo que hemos estado esperando que Internet pueda hacer durante mucho tiempo, pasando de fuerzas de red no elegidas que limitan las opciones a una red digital global que empodere sus propias preferencias y Agencia.

Dirigí la empresa de autoevaluación y emparejamiento más grande del mundo. Teníamos 150 millones de usuarios y 10s de pruebas de personalidad escritas por mi personal de 5 doctorados para ayudar a las personas a conectarse mejor. También dirigimos un sitio de emparejamiento con 30 millones de usuarios que aprovecharon esas pruebas para que coincidan con las personas. Lo que mi equipo me dijo en ese momento fue que los matrimonios más exitosos eran los que 1) las dos personas eran las más similares, y 2) tenían conexiones de red compartidas.

Entonces, ¿cómo encuentras un cónyuge?

Aquí es donde la famosa obra de Mark Granovetter sobre La fuerza de los lazos débiles se vuelve relevante:

“Cuanto más fuerte sea el empate entre [dos individuos], mayor será la proporción de individuos a los que ambos estarán atados.” – Mark Granovetter

Teniendo esto en cuenta, todos en tu “círculo interno” probablemente ya se conocen. Las amistades más cercanas que tengas, debido a la estructura de los clusters de redes sociales, tendrán cerca de un grado del 100% de superposición de redes contigo.

Así que lo que esto significa es que sus amigos más cercanos son generalmente nodos pobres en su red para perseguir intereses románticos. Hay dos posibilidades si usted va por esta ruta:

  1. (Más probable) Tus amigos más cercanos no podrán presentarte a nadie nuevo.
  2. (Más improbable) Tus amigos cercanos te presentan a un amigo cercano que no conocías antes. Terminas saliendo, y en el alto porcentaje de casos en los que las cosas no funcionan, el retroceso de la relación en ruinas causa estragos en tu clúster de red, obligando a tus amigos a elegir.

Eso no quiere decir que sea imposible para la gente hacerse amiga y luego involucrarse románticamente. Pero con el fin de conocer a alguien nuevo, los amigos del círculo interno de su mapa de red no son el lugar para comenzar.

Aquí es donde tus conocidos —los lazos débiles en la capa externa de tu mapa de red— se vuelven vitales. Como sabemos por el trabajo de Duncan Watts y Steven Strogatz, los conocidos sirven como “puentes” vitales entre los clusters de red estrechamente unidos. Para las personas que buscan estar expuestas a nuevos prospectos de citas, prospectos de trabajo, ideas, creencias o estilos de vida que difieren de lo que están acostumbrados, no hay mejor manera de hacerlo que a través de un conocido.

Preguntas inteligentes para hacerte cuando estás soltero y buscas conocer a alguien:

  • ¿Con qué conocido es más probable conocer a mucha gente con la que eres compatible? No todas las personas tienen redes igualmente grandes, y algunas personas que conoces pueden ser “hubs” que tienen un gran número de conexiones. Si puedes encontrar a alguien como este, por lo general son muy útiles para conocer gente nueva. Los “Hubs” con frecuencia tienen lazos débiles con una gran cantidad de diferentes camarillas, grupos y subredes. Por lo general, están felices de hacer presentaciones.
  • ¿Te llevas bien con sus amigos? ¿Tus amigos se llevan bien con ellos? Si hablas en serio sobre la relación, considera si estarías dispuesto a traer a esas personas a tu vida. Si es así, es mucho más probable que su relación dure a largo plazo.
  • ¿Te llevas bien con su familia? La importancia de los suegros no debe subestimarse. Es fácil descartar esto en una cultura que predica que el amor verdadero es todo lo que necesitas, pero la teoría de la red nos dice diferente. Tus suegros son la red central de la persona con la que estarás más cerca en la vida. Lo que puede parecer problemas menores al principio puede convertirse en problemas poderosos a lo largo de su vida.
  • ¿Estás en la misma red geográfica? Cuando una pareja es desafiada geográficamente, pone una verdadera tensión en su relación.
  • ¿Podría haber retroceso si no funciona? Todo el mundo sabe por qué es una mala idea salir con un compañero de trabajo o alguien más que podrías ver regularmente si rompes. Las fuerzas de la red son la razón. Lo mismo se aplica si compartes muchos amigos en común, especialmente si alguna vez te divorcias. Pones a tus amigos en una posición donde tienen que elegir, y corres el riesgo de perder algunas de las relaciones que has acumulado a lo largo de toda la vida. No subestimes este riesgo.

Crossroad #6 – Where You Live

Where Your Live Image

Dónde vivir es poderosamente impacta las relaciones y la dirección de su vida, de maneras que puede que ni siquiera se dé cuenta. Al salir de la universidad, esto es aún más importante para su vida que su elección de trabajo.

Como se mencionó anteriormente, la proximidad física es predictiva de la formación de la red. Las ciudades, desde una perspectiva de red, son como universidades ampliadas. La densidad de la red, la frecuencia, la similitud y la acumulación de estado impulsan la formación de redes urbanas. Las ciudades hacen un gran trabajo ayudándonos a formar nuestras redes porque son redes propias, tanto físicas como sociales.

Donde vives determina en gran medida a quién conoces. A quién conoces determina en gran medida la riqueza de tu vida y tu acceso a la riqueza y la información. Su red es una forma de riqueza. Te brinda amigos, oportunidades profesionales o un cónyuge.

Comprometerse con una geografía y desarrollar una red aumenta su acceso a todas las experiencias y recursos que podría desear.

Como el gran Saar Gur — Socio de CRV e inversionista en Doordash, Classpass, Patreon, Bird y muchas otras compañías conocidas — me dijo recientemente: “Permanecer en el área de la bahía de SF después de la escuela de negocios fue la decisión más impactante que he tomado. Todo lo demás era ruido.”

Es sin duda el consejo de vida más común que le doy a la gente. Elige tu ciudad primero. Todo fluye de eso. Su trabajo, cónyuge, amigos, ingresos y otras oportunidades provienen de esa elección básica. La razón son las fuerzas de la red.

Es importante tener en cuenta que su “elección” de la ciudad puede estar muy influenciada por la fuerza de la red de las redes anteriores que ha acumulado. Tome nota de eso y acérquese a tener el valor de hacer lo que los sociólogos llaman un “movimiento importante” si decide que el movimiento tiene sentido. (Pista: lo más probable es que lo haga).

Hacer un descanso limpio para mudarte al lugar que facilitaría tu mejor vida es difícil. Las fuerzas de la red te mantienen en tu camino. La cadena quiere algo de ti. Tu novio, un padre, amigos de la secundaria, amigos de la universidad, tu equipo deportivo de fin de semana, tu compañero de cuarto, tu trabajo cómodo.

Esto es cierto para aquellos de nosotros con la suerte de tener una gran cantidad de recursos e igualmente cierto para aquellos con muchos menos recursos. En este artículo en el New Yorker, Malcolm Gladwell informó sobre la investigación realizada por la socióloga Corina Graif sobre personas en el extremo inferior del espectro socioeconómico que se vieron obligadas a emprender un “movimiento importante” fuera de Nueva Orleans por el huracán Katrina a ciudades en crecimiento como Houston.

Curiosamente, su nivel de vida terminó aumentando significativamente como consecuencia de la mudanza, a pesar de que se vieron obligados a hacerlo por circunstancias desastrosas. Resultó ser un movimiento positivo, pero nunca lo habrían emprendido si no hubieran sido forzados por un desastre natural. Como Gladwell señala, les dio la oportunidad de repensar lo que hacen”. Pero lo que es más importante, les dio un nuevo contexto de red geográfica. Nuevas fuerzas de red. Nuevos recursos, ideas, empleos y estándares comúnmente aceptados.

Podría ser que esta dependencia de las redes basadas en la ubicación está cambiando gracias a Internet y las telecomunicaciones en general, ya que ahora es más fácil mantener y formar redes a pesar de la distancia geográfica. Pero estamos a sólo 25 años en el mundo digital, y ese proceso tomará 50-75 años más para jugar.

En la industria de startups, herramientas digitales como Signal y The Company Brief abren el acceso al conocimiento y la comunicación que antes solo solo está disponible para las personas que viven en Silicon Valley durante muchos años.

Algunas personas pueden usar Internet para encontrar, construir y mantener redes humanas, por lo general alrededor de un nicho o interés como juegos, automóviles o moda. Para la mayoría, Internet simplemente refuerza o superimpone a las redes que construyen en la vida real. Para todos los que no hacen la mayoría de sus redes en línea, la ubicación física importa.

Las matemáticas de la red de las ciudades subestiman su atractivo, y ayuda a explicar por qué el planeta se está urbanizando rápidamente. En resumen, debido a las propiedades de la red de una ciudad, a medida que se hace más grande, da a sus ciudadanos un 15% más de lo que quieren en términos de ingresos, ideas, velocidad y estimulación, y cuesta un 15% menos para dárselo en forma de carreteras, electricidad , agua, líneas de gas, gasolineras y servicios de seguridad. Esa brecha del 30% es significativa y está impulsada por los efectos de la red de una ciudad.

La mayor tasa de interacciones sociales en una ciudad tiene consecuencias importantes para la topología de red en curso. Las ciudades más grandes significan un mayor acceso a los clústeres de redes, lo que conduce a una mayor diversidad de talento, ideas y antecedentes frente a las ciudades más pequeñas. También significa que conocer gente nueva será más fácil, pero forr los lazos fuertes podría ser más difícil.

Con todo esto en mente, al decidir dónde vivir, aquí hay algunas preguntas para hacerse:

  1. ¿La gente de esta ciudad es como yo? Cada ciudad tiene un ambiente que puede o no encajar con usted. Cada ciudad llama a personas ambiciosas para mejorar en alguna área. NYC te llama para ganar más dinero. Seattle y Portland te llaman para recrear más. DC te llama para estar más conectado. SF te llama para crear más, inventar más. Es el garaje donde el tío loco está inventando inventos locos. Si puedes encontrar una ciudad que te impulse en la forma en que quieres ser conducido, entonces estás de suerte y deberías establecerte y construir tu red y tu vida con tu gente. Si una ciudad no te llama, busca una subred de personas que te llamen en una ciudad que no te importe.
  2. ¿Cuánto tiempo puedes verte quedándote allí? Las redes que construyes cuando vives en algún lugar se atrofian cuando te mudas a otro lugar. Tus redes son una forma de riqueza, y cada vez que te mueves, estás restableciendo tu cuenta bancaria.
  3. ¿Qué tan importante es tu carrera para ti? Debido a que el PIB se escala no linealmente con el tamaño de la población en las ciudades, sus ganancias profesionales crecerán más rápido en una ciudad que en otros lugares. Más importante aún, la oportunidad de construir su red profesional y conocer a los mejores talentos de su industria será mayor en las ciudades más grandes.
  4. ¿Cuánto disfrutas de un ritmo de vida rápido? En una gran ciudad, todo se mueve más rápido. La gente camina más rápido, las oportunidades surgen con más frecuencia, conoces gente nueva y encuentras nuevas ideas con más frecuencia. Todo es una consecuencia inevitable de un mayor tamaño y densidad de la red.
  5. ¿Cuánto disfrutas o valoras conocer gente nueva? Si usted está buscando para construir las capas media y externa de su jerarquía de red, las ciudades son un gran lugar para hacerlo.
  6. ¿Se rellenan las partes principales de la topología de red? ¿Tienes relaciones cercanas con las que estás satisfecho y en las que puedes confiar? Si no, una ciudad más pequeña puede ser un lugar mejor para usted que uno grande.

#7 de la encrucijada – Reevaluaciones

En cualquier momento, puede elegir reevaluar el curso en el que se encuentra.

La gravedad de la red se ha ido acumulando desde su nacimiento y se hace más fuerte con el tiempo. Cada red agrega e integra con los demás, cambiando las matemáticas en tu tablero hasta que esté cerca del destino. Pero usted puede decidir ignorar esa matemática de la red y hacer un cambio a la fuerza. Esto en realidad se vuelve más fácil para las personas mayores que han terminado con sus “debería”. Cuando han criado a sus hijos, han construido sus carreras, han ganado algo de dinero. Por eso ves crisis de mediana edad. La fuerza de la red ha estado guiando a alguien por toda su vida, y luego deja de ejercer tanta presión y la persona puede considerar sus propios intereses innatos y su albedrío.

La forma más duradera y efectiva de cambiar tu vida es cambiar de lo que te rodea. Dado que las redes dan forma tan poderosamente a lo que somos y lo que hacemos, la mejor manera de cambiarnos a nosotros mismos es cambiar nuestras redes.

Esta es una gran limitación en la forma en que miramos el autodesarrollo y la autotransformación. Creemos que podemos salir de la cama un día, hacer algunas resoluciones de año nuevo y convertirnos en una nueva persona. Pero este enfoque ignora la mayor parte en la ecuación de quién eres y lo que define tu vida: la fuerza de la red.

Esto no es para absolvernos de responsabilidad por nuestras acciones y para trasladar la culpa a los demás. Más bien, es para subrayar el hecho de que estamos poderosamente limitados por nuestros contextos de red. Así que el uso más inteligente de la energía para aquellos de nosotros que buscan hacer un cambio a menudo puede ser reevaluar cuidadosamente las redes de las que somos parte, y encontrar maneras de unirse a otras nuevas que se adapten mejor al camino de la vida en el que queremos estar.

Por otro lado, si la vida va bien y eres feliz, entiende lo importantes que son las redes. Dobla tus relaciones. Aprecie a las personas en su vida y sea consciente del valor de sus relaciones y de las redes de las que forma parte.

Nuestras redes son nuestro recurso más valioso. Son la forma en que nuestras vidas se expresan. Esas redes están compuestas por todas las personas que te importan, las personas que tú inspiras, te mueves y ayudas a vivir sus mejores vidas.

Informe a la familia

Un relato que combina situaciones de la vida médica y reflexiones sobre cómo las personas afrontan el fin de la vida
Profesor Dr. Carlos Spector
https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95469&fuente=inews&utm_source=inews&uid=520577

Tengo que darte una muy mala noticia en relación con tu padre, a quien he visto esta mañana en situación sumamente comprometida. Ya eres estudiante universitario de ingeniería y aunque de medicina sabes poco o nada, entenderás bien todo lo que te diga porque usaré palabras sencillas y comprensibles. De allí a que no sufras mucho cuando lo escuches hay una enorme distancia, porque tu reacción emocional dependerá más de lo que sientas que de lo que pienses.

Antes de hablarte sobre el tema principal, que es el desesperante estado de salud de tu papá y la probable mala evolución según la experiencia médica, me ayudaría saber si eres o no creyente, porque si lo fueras, el grado de resignación ante lo irreparable influiría favorablemente en tu estado de ánimo. Depende un poco de que me confirmes lo que me dijo tu hermana, en el sentido de que crees en Dios, para que te describa la situación de una o de otra manera. No quisiera inducirte, por eso recién al final te diré cuál es mi fe para que la confrontes con la tuya en soledad. Tal vez de este modo mi aporte te sirva de algo.

Tu papá ha tenido una nueva hemorragia cerebral; esta vez es masiva. Reconozcamos juntos que no se cuidó para nada y que el espasmo de hace un año no le sirvió de suficiente advertencia. Siguió fumando, echando abundante sal a la comida y hasta aumentó en forma casi descontrolada la cantidad de bebidas alcohólicas. Todo eso estaba prohibido, y se lo dijimos con insistencia. Tu mamá le pedía encarecidamente que se cuidara, pero él no la tomaba en cuenta y hasta disfrutaba con desafiarla. Yo hablé con ella varias veces; entre los dos no pudimos dilucidar si se sentía todopoderoso o si buscaba la fatalidad. Ahora el derrame compromete buena parte del cerebro, en especial la que gobierna los movimientos respiratorios espontáneos.

Si no fuera por el soporte mecánico del respirador artificial no seguiría vivo. En realidad, lo está de modo casi vegetal, y así podría seguir un tiempo mientras el corazón aguante. Pero quiero que sepas que no tenemos esperanza alguna de que recupere la conciencia. Apagar el interruptor de la máquina ha de ser una decisión conjunta, que no te pido adoptar ahora, pero en ella deberás ir pensando para ayudarnos a tomar en el momento oportuno una conducta durísima de la que nos sentimos en gran parte responsables; por eso deberá ser compartida porque no la debemos tomar sin tu consentimiento.

Ahora te pregunto en concreto si tienes fe, si crees que la orden sobre cómo deben ocurrir los hechos viene de más arriba y que nada puedes hacer para modificar los acontecimientos. En tal caso te sentirás más tranquilo porque delegarás sin objeciones el gobierno de los hechos. Además, estarás conforme con aceptar el devenir de las circunstancias y situaciones tal como se van produciendo sin posibilidad de apelación alguna. Ni siquiera podrás recriminar a tu papá el no haberse cuidado como debía, porque creerás que lo hizo obedeciendo en forma tácita designios superiores más allá de su voluntad.

No es este el momento de disquisiciones teológicas, pero me siento autorizado a hablarte y acompañar tu desdicha, porque te vi nacer como médico de cabecera de toda tu familia. Compartí con ustedes alegrías y tristezas, celebraciones y duelos. Por eso ahora me siento comprometido contigo, heredero de esa tribu tan unida, que afrontó adversidades con entereza y siempre se repuso. Que vayas o no a rezar no cambia nada. No has de sufrir menos si eres creyente, pero si lo fueras estarías convencido que debe ser así como ocurren las cosas y entonces te resignarás.

Quiero que sepas que ya no nos queda oportunidad para la lucha ni para oponer resistencia a la enfermedad irreversible. Aquí en la Tierra no podemos hacer nada más. Ahora habrá que decidir cuándo desconectamos la máquina para que la naturaleza haga lo suyo. Puede ser que sientas el alivio de no prolongar una agonía cuyo final es inevitable, o por el contrario te creas el autor de una muerte, aunque ya esté decretada de antemano. No puedo aconsejarte sino solamente hacerte compañía. Si me quieres de cómplice para aliviarte, acepto ese papel.

Ahora me voy porque tengo que atender otros pacientes para quienes sí cuento con recursos para tratarlos y posiblemente curarlos. Si te sirve, antes que me lo preguntes, te digo que yo no creo en seres o entidades sobrenaturales, sino solamente en las fuerzas de la naturaleza y las leyes de la física: la ley de gravedad, el principio de acción y reacción, la expansión de los gases por el aumento de la temperatura. Es posible sin embargo, que cuando me toque atravesar situaciones como la tuya, de nada me sirva apelar a esas leyes y principios; es muy probable que en ese momento me haga creyente fervoroso.


El autor

  • Profesor Dr. Carlos Spector
  • Cirujano torácico
  • Decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de UCES
  • Profesor Consulto Titular de UBA
  • Emérito de la Academia Argentina de Cirugía