Proceso constante

oie_R2NFO36mamjT

Anuncios

Cumpleaños de Pedro Infante

Nace en Mazatlán, Sinaloa, 18 de noviembre de 1917 – Mérida, Yucatán, 15 de abril de 1957. Actor cinematográfico y cantante mexicano. A edad muy temprana se trasladó con su familia a Guamúchil, donde adquirió algunas nociones de música y fue en sus primeros años aprendiz de carpintero. Fue también miembro de un conjunto musical que actuaba en la localidad de Guasave.

En 1939, una emisora de radio local, la XEB, permitió a Pedro Infante iniciar modestamente su carrera como cantante hasta que, en 1943, consiguió grabar su primer disco, Mañana, cuyo relativo éxito fue el primero de su brillante carrera y supuso que su nombre comenzara a ser conocido por el gran público.

Intérprete especializado en el género de las rancheras, Pedro Infante llegó a grabar más de trescientas canciones que siguen gozando de gran popularidad en toda Latinoamérica, donde su muerte, en un accidente de aviación acaecido en las proximidades de Mérida (Yucatán) en 1957, provocó un dolor y una estupefacción semejantes a los que rodearon la desaparición de los míticos Rodolfo Valentino y Carlos Gardel.

Pedro Infante inició su carrera de actor en un papel perfectamente irrelevante, aunque vinculado, como es lógico, a la actividad musical que comenzaba ya a hacerle famoso: fue contratado para reforzar, en la película La feria de las flores (1943), la voz del protagonista Antonio Badú en la melodía que dio título a la producción. La naturalidad, verismo y simpatía que impregnaban su trabajo de actor le supusieron un éxito inmediato, razón por la que comenzaron a lloverle las ofertas. Infante se convirtió así, muy pronto, en el galán y cantante favorito del cine nacional.

Su interpretación de papeles en los que encarnaba varoniles y mujeriegos personajes de charro, así como su ejemplar personificación de las gentes humildes, siempre sencillas pero llenas de valor y a la vez que sentimentales y nobles, le valieron la aceptación del gran público, que lo convirtió en el símbolo por antonomasia de la mexicanidad.


La comedia Jesusita en Chihuahua, producida en 1942, constituyó una nueva revelación del talento interpretativo de Pedro Infante que, con naturalidad y verismo, personificaba a Valentín Terrazas, valiente sinvergüenza que se juega la vida por la mujer a la que desea y que termina por enloquecerlo de amor.

En La razón de la culpa, también de 1942, representó por única vez en su carrera el papel de “gachupín”, mote despectivo que los criollos mexicanos aplicaban desde el siglo XVII al español que emigraba y se establecía en México, y que, por su condición de metropolitano, gozaba de mercedes y cargos de los que la Corona excluía a los criollos (el sobrenombre continuó usándose después de la Independencia para referirse a los emigrados económicos españoles en la otra orilla del Atlántico). Los resultados en tal papel dejaron bastante que desear. De 1943 es la filmación Arriba las mujeres, comedia ligera perfectamente obviable.

En el mismo año 1943, ya como protagonista y en una verdadera maratón cinematográfica, intervino en otras cuatro películas: Cuando habla el corazónLa AmetralladoraMexicanos al grito de guerra, titulada también Historia del Himno Nacional (drama patriótico que hubo de vencer ciertas dificultades para ser exhibido) y Viva mi desgracia, comedia ranchera que gira en torno a un brebaje denominado “Animosa”, capaz de transformar al tímido Infante en un bravucón desvergonzado, y que parece un reconocimiento del papel catártico que se atribuye al alcohol en buena parte de las producciones de cierto cine mexicano.


Pedro Infante en Ustedes los ricos (1948)

Una de sus creaciones más representativas fue su actuación en Escándalo de estrellas (1944), comedia caricaturesca, caótica y dislocada en la que se realizan sangrientas parodias del mundo de Hollywood, cuyas estrellas, entre otras la célebre actriz Verónica Lake, sirven de blanco para las burlas de los guionistas, tal vez en una suerte de inconsciente venganza por el tratamiento que La Meca del cine reservó, tantas y tantas veces, a los actores mexicanos. Como dato curioso cabe destacar que el celebrado “gag” de la lectura de un texto muy largo, a cargo del propio Infante, fue copiado dieciséis años más tarde por el genial cómico Jerry Lewis en Cinderello (Érase una vez un ceniciento), de Frank Tashlin.

La biografía de Pedro Infante puede resumirse a partir de entonces en una serie ininterrumpida de películas ya como protagonista absoluto, que fueron creadas únicamente para el lucimiento personal de Pedro Infante y puestas al servicio de sus dotes musicales. Vale la pena mencionar, aunque sea tan sólo a título indicativo, Cuando lloran los valientes (1945), cuyo título parece un resumen de su personaje arquetípico; Soy charro de Rancho Grande y Nosotros los pobres, ambas estrenadas en 1947, y en las que Infante renueva su interpretación del emblemático personaje mexicano; Los tres huastecos y Ustedes los ricos, ambas de 1948; y El gavilán pollero (1950).

En 1951, siguiendo con su infernal ritmo de trabajo, interpretó A toda máquinaAhí viene Martín Corona y El enamorado, a las que siguieron, en 1952, Dos tipos de cuidado y Pepe el Toro; dos películas más: Escuela de vagabundos y El mil amores, en 1954; El inocente, en 1955, y Tizoc y Escuela de rateros, en 1956. Aquel mismo año, 1956, obtuvo el Premio Ariel a la mejor actuación masculina por el drama (uno de los pocos que interpretó en su fugaz pero intensa carrera) La vida no vale nada. Tras su muerte, fue distinguida su participación en Tizoc con el Oso de Plata del Festival de Berlín (1957) y el Globo de Oro de Hollywood (1958).

El éxito no logró cambiarlo. En el documental póstumo Así era Pedro Infante, que Rodríguez dirigió en 1963, vemos al actor como un hombre modesto y generoso, que les cortaba el pelo a sus amigos cuando lo visitaban en su casa, hacía pesas todos los días para mantenerse en forma, y seguía aficionado a la carpintería con la que se ganaba el pan de jovencito.

Cuentan algunos libros que la señorita Ana Ruth Rosel Chan, de 18 años de edad, había soñado con una bola de fuego que caía del cielo y la quemaba viva. El 15 de abril de 1957, la muchacha salió a colgar la ropa en su casa de Mérida, Yucatán, y su sueño pareció hacerse realidad. Murió calcinada por los restos de un avión que cayó en picada; un avión copiloteado por el legendario actor y cantante Pedro Infante, de 39 años.

 

Una verdad incómoda

descarga

Título original en inglés: An Inconvenient Truth. Es una película documental del director Davis Guggenheim acerca de la campaña del ex-vicepresidente de Estados Unidos Al Gore para educar a los ciudadanos sobre el calentamiento global a través de una exhaustiva presentación de diapositivas que, según su propia estimación, ha dado más de mil veces.

La idea de documentar los esfuerzos de Gore vino de la productora Laurie David, quien vio su presentación en una reunión del ayuntamiento de Nueva York sobre el calentamiento global, la que coincidió con el estreno de The Day After Tomorrow. Laurie David estaba tan entusiasmada con la exposición de Gore que, junto al productor Lawrence Bender, se reunió con Guggenheim para adaptarla a una película.

Tras exhibirse en el Festival de Cine de Sundance de 2006 y estrenarse en las ciudades de Nueva York y Los Ángeles el 24 de mayo de 2006, logró el éxito por parte de la crítica y el público, además de ganar dos premios Óscar por mejor documental y mejor canción original

En el siguiente link pueden encontrar y bajar o ver la película completa, además de otros excelentes documentales

https://www.documaniatv.com/naturaleza/al-gore-una-verdad-incomoda-video_417669111.html

Tema de la película:

Inicio de la Revolución Mexicana

General_Toribio_Ortega_Francisco_Villa_y_Medina-medium

A diferencia de lo que la historia dice, la Revolución no empezó el 20 de Noviembre de 1910, el primer levantamiento armado que atendió el llamado a las armas hecho por Francisco I. Madero en el Plan de San Luis sucedió el 14 de Noviembre de 1910 en el poblado de Cuchillo Parado en el municipio de Coyame, Chihuahua.

La persona que inicio el levantamiento fue Toribio Ortega que junto con setenta hombres se alzaron a las armas en contra del gobierno de Porfirio Díaz. Tras levantarse en armas atacó el pueblo con los hombres que lo seguían, todos eran campesinos, algunos estaban desarmados pero más tarde se unieron a Abraham Gonzalez quien era el representante maderista en Chihuahua, bajo las ordenes de Pascual Orozco atacaron y tomaron Ojinaga y Chihuahua y se organizó la Brigada “Gonzalez-Ortega” de la División del Norte y fue ascendido a Teniente Coronel.

“… Y cuando Madero llamó a la revuelta, Ortega se comprometió a levantarse puntualmente el 20 de Noviembre… lo que no cumplió, pues el día 13 recibió el aviso de que gendarmes montados habían salido del pueblo de Coyame para aprehenderlo a el ya sus principales partidarios, por lo que al amanecer del día 14 se apoderó del pueblo y se retiró a la sierra del Pegüis para esperar el día 20. Desde entonces, la gente de Cuchillo Parado reclama para sí el honor de haber empezado la Revolución, pues Ortega y los suyos se levantaron en armas cuatro días antes de que en Puebla cayera Aquiles Serdán”.

Sirvió a Francisco Villa en la División del Norte, y fue reconocido por el caudillo como “El mas leal de los combatientes”, porque conocía las verdaderas causas de la Revolución y quien instruía bien y de la mejor manera a su pequeño grupo de combatientes.

Villa-y-Ortega-B-5-medium

Villa y Ortega

Pero después de la toma de Ciudad Juárez se llevó a cabo la firma de Los Tratados de Ciudad Juárez el 21 de Mayo de 1911, que fue el acuerdo de paz entre Porfirio Diaz y Francisco I. Madero. Esto puso fin a los combates entre las fuerzas armadas de Madero y de Diaz. Toribio Ortega regresó a Cuchillo Parado para seguir trabajando en el campo.

Pero en 1912 se reincorporó a la causa revolucionaria y se le asignó 180 hombres, que pelearon en contra de sus antiguos aliados orozquistas, porque se habían rebelado en contra de Francisco I. Madero. Participo en la batalla de Bachimba donde Victoriano Huerta eliminó completamente el orozquismo. Fue ascendido a Coronel después de que el ejército de Pascual Orozco fue aniquilado totalmente.

Pero volvió otro periodo de tranquilidad, en el cual dejó las armas hasta 1914 cuando fue la Decena Trágica, regresó a la lucha y se incorporó nuevamente a la División del Norte en San Buenaventura, Chihuahua, y fue nombrado comandante segundo al mando de su brigada.

En Chihuahua participó en las batallas de San Andrés, Camargo y Avilés. Pero también participó en batallas en San Pedro de las Colonias, Saltillo, Monterrey y Zacatecas.

Gracias a su valentía y lealtad pudo ascender al grado de General Brigadier y se convirtió en uno de los hombres mas importantes de la División del Norte.

Durante una batalla, en 1916, enfermó de tifoidea y Villa al verlo en un estado muy lamentable tomo la decisión de enviarlo a la ciudad de Chihuahua para hospitalizarlo, pero no mejoró y murió hospitalizado en 1916 a sus 46 años.

____________________________________________________________________________________________

La Revolución Mexicana fue uno de los conflictos políticos y sociales de mayor importancia en el siglo XX. Se dice que se inició como confrontación al Porfiriato (1876 – 1911), pero la realidad es que fue la suma de distintas rebeliones, las que provocaron el enfrentamiento entre revolucionarios. Los movimientos armados que surgieron en todo el país no tenían una visión política fuerte, lo que provocó la baja de muchos militantes, de ambos bandos, por la falta de dirección e instrucción.