Monarquistas Mexicanos. ¿Patriotas o Traidores?

El caudillismo, la confrontación ideológica entre liberales y conservadores, la creciente deuda exterior más la pérdida de Texas en 1836 y el 55% del territorio nacional en 1848 dieron razones para que el partido monárquico mexicano buscara la salvación de la patria a través de un príncipe extranjero, Maximiliano de Habsburgo, educado para gobernar desde la cuna y que pudiera hacer frente a los graves dilemas de la segunda mitad del siglo XIX

Anuncios