LA TRACCIÓN DE LA MENTE

Ver las imágenes de origen

Filosofía de la Iluminación

  • Aparentemente todos los sucesos y circunstancias de nuestra vida solamente suceden, pero a niveles muy primordiales nosotros realmente hacemos que nos ocurran.
  • La premisa del universo consiste en que todo en este mundo está compuesto de manera molecular por partículas formadas de impulsos de energía e información.
  • Debemos saber que cada una de las personas y cosas en este mundo portan una energía individual y a cada instante transmiten una señal por todo el universo.
  • Es decir: cada persona, animal, planta, roca, árbol y toda manifestación, emite una energía a cada momento al universo como un transmisor de radio.
  • Todo el tiempo nosotros estamos enviando vibraciones externas al universo, las cuales no las percibe el ojo humano, pero éstas son completamente reales.
  • La vibración que nosotros emitimos al universo es la mezcla de nuestros pensamientos conscientes o inconscientes, junto con la emoción que estos nos generan.
  • Los pensamientos son en realidad impulsos de energía e información, pero al crearse dentro de nuestra mente, ahí están lingüísticamente en una exclusividad verbal.
  • Es decir, los pensamientos dentro de nuestra cabeza son intenciones formadas de energía e información, pero estructuradas mentalmente de acuerdo a nuestro idioma.
  • Estos mismos impulsos de energía e información que experimentamos como pensamientos estructurados de forma verbal, realmente son la materia prima del universo.
  • Tal vez creíamos que los pensamientos sólo ocurrían dentro de nuestro cerebro, pero en realidad se encuentran en todo lugar, ya que todo el universo es pensante.
  • Estos impulsos de energía e información, que se encuentran en el universo fuera de nuestra exclusividad verbal, en realidad son innumerables intenciones proyectadas.
  • A nivel pre-verbal toda la naturaleza habla el mismo idioma y el universo está repleto de recursos capaces de empatar con las intenciones que nosotros emitamos.
  • Todos los sucesos, acontecimientos, condiciones y circunstancias que nosotros experimentamos en conjunto con el universo se formaron por alguna intención.
  • Cada pensamiento que tenemos en el día se desarrolla en nuestra mente de forma silenciosa, pero éstos gradualmente determinaran el destino de nuestra vida.
  • En nuestra vida los pensamientos ordinarios y comunes siempre están presentes, pero debemos saber que también podemos tener pensamientos GRANDIOSOS.
  • La diferencia entre los pensamientos ordinarios y los grandiosos, es que unos están inmersos en la fascinación del afán diario y los otros pueden ir creando otra realidad.
  • El tipo de pensamiento que predomine en nosotros ya sean normales o extraordinarios, determinará nuestro verdadero estado emocional y lugar en la vida actual.
  • Los pensamientos y los sentimientos que tengamos con mayor frecuencia, determinarán y crearán nuestra realidad actual gradualmente en este mundo.
  • Es decir, lo que siempre estamos pensando durante el día es lo que acabaremos experimentaremos en nuestra vida, ya que nosotros creamos nuestra propia realidad.
  • La vida presente en una persona reside en sus pensamientos, cuanto más grandiosos y elevados sean nuestros pensamientos, más grandiosa será nuestra vida.
  • Los pensamientos grandiosos y extraordinarios tienen la capacidad de transcender más allá de lo ordinario, son pensamientos originales, innovadores y flexibles.
  • Estos pensamientos pueden llegar a ser realmente poderosos en nuestra vida, pero sólo pueden existir en nuestra mente, si nosotros voluntariamente los pensamos.
  • La fuerza del pensamiento en esencia es una intención creadora, si verdaderamente creemos en algo firmemente, las cosas imposibles realmente se vuelven posibles.
  • Los pensamientos que tenemos en nuestra mente salen al universo como un principio físico y éstos serán atraídos con otras vibraciones parecidas a las nuestras.
  • La inmensidad de pensamientos dentro del universo es un mundo de posibilidades infinitas y si nosotros así lo creemos podemos experimentar cualquier cosa.
  • Con este conocimiento, sabremos que los pensamientos ordinarios pueden generan una vida monótona, por ello mejor ahora si vamos a pensar, hagámoslo en GRANDE.
  • Con pensamientos verdaderamente grandiosos dejaremos de vivir la realidad de otros y empezaremos a experimentar la realidad que nosotros queramos.
  • A veces pensamos que los recursos solo pueden provenir de los ingresos de nuestro trabajo y que a veces no somos merecedores de ciertas cosas, hasta tener el dinero.
  • Pero debemos saber que al ser parte de este universo de abundancia ilimitada, ya tenemos todo y existen otras innumerables fuentes para obtener las cosas.
  • Todo es energía, somos imanes de energía, por lo tanto energizamos eléctricamente todas las cosas, estando en su misma frecuencia y así vengan hacia nosotros.
  • Una técnica para experimentar lo que queremos de forma más rápida, es pensar en lo queremos, sin preocuparse por el cómo, ya que el universo es el que lo facilitará.
  • Con nuestros pensamientos grandiosos y una actitud grandiosa hacia la vida, convertiremos grandiosas las situaciones y también todas las cosas en nuestra vida.