Sorpresas

oie_FX9hUPgQ5N9y

Anuncios

IC 4592

Acrab (β Scorpii) es también muy conocida con el nombre de Graffias (la pinza). Su nombre procede del árabe al-Akrab (el alacrán).

 Es la estrella de la esquina inferior izquierda de la fotografía, donde aparece junto a IC4592, la espectacular Nebulosa de la Cabeza de Caballo .

Con un pequeño telescopio se resuelve fácilmente en dos estrellas azules, de magnitudes respectivas +2.6 y +4.9, separadas por 15″ de arco aunque en realidad se trata de un sistema quíntuple.

La componente principal es una estrella gigante azul 19 veces más grande que el Sol y 2.800 veces más luminosa. La distancia a la Tierra es de unos 530 años-luz.

El origen de la constelación se encuentra en la leyenda de Orión. Según una de sus versiones, Orión el cazador se sacó los ojos en un arrebato de celos, y mientras vagaba ciego por el mundo pisó un escorpión que lo picó con su aguijón, provocando su muerte.

Los dioses elevaron a Orión y al escorpión a los cielos colocándolos en extremos opuestos de la bóveda celeste, de forma que cuando Escorpio sale por el horizonte, Orión se oculta huyendo del animal que causó su muerte.

Día Internacional del Hombre

Dia-Internacional-del-Hombre1
 http://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=7485%3A2012-dia-internacional-hombre-hombres-americas-viven-entre-5-7-anos-menos-que-mujeres&Itemid=1926&lang=es
Los hombres de las Américas viven, en promedio, entre 5 y 7 años menos que las mujeres, y las principales causas de mortalidad son las enfermedades no transmisibles, el VIH/sida, las lesiones y la violencia

Inaugurado por Trinidad y Tobago el 19 de noviembre de 1999 y celebrado este año en más de 50 países en el mundo, el Día Internacional del Hombre, busca promover la paz, la no violencia, la equidad, la tolerancia y el entendimiento. Este año el lema fue “Ayudar a los hombres y niños a tener una vida más larga, feliz y saludable”.

“Generar conciencia, crear capacidades para generar evidencia sobre las desigualdades y diseñar nuevas respuestas es la intersección inmediata para el trabajo de la OPS con sus socios en este día”

La mayoría de las diferencias entre hombres y mujeres empiezan al inicio de la adolescencia”, indicó y se considera que conocer las causas de muerte y las diferencias entre hombres y mujeres permite abordar los principales desafíos de salud de los hombres.

Según esos datos, las cinco principales causas de muerte en los hombres fueron las enfermedades infecciosas, los asaltos, los accidentes de tránsito, los suicidios y las enfermedades cardiovasculares. Otros problemas de salud que enfrentan los hombres de la región son diabetes, obesidad, sedentarismo, enfermedades mentales y cáncer de próstata.

Estas causas de morbilidad y mortalidad en los hombres de América Latina y el Caribe están relacionadas con el género, la cultura, los derechos humanos y otros determinantes de la salud. Las construcciones sociales de la masculinidad y la feminidad pueden contribuir al uso del tabaco, el alcoholismo y a otras adicciones que están contribuyendo a un gran número de enfermedades no transmisibles y transmisibles. Asumir riesgos, no consultar al médico ni cumplir con el tratamiento farmacológico son variables interconectadas que influyen en la salud de los hombres.

La Organización Panamericana de la Salud aborda la salud de los hombres de diferentes formas, a través de la promoción de un enfoque que contempla todo el curso de vida, con especial énfasis en la salud familiar y comunitaria, con fuertes temas transversales de género, derechos humanos, origen étnico, protección social en salud, atención primaria y promoción de la salud.

La OPS aprobó su Política de Igualdad de Género en 2005 y desarrolló un Plan de Acción Estratégico 2009-2014. Los Estados Miembros y la Secretaría de la Organización han producido recientemente un primer informe de seguimiento que analiza críticamente los esfuerzos por lograr la igualdad de género en los programas de salud. Existen avances en todos los países, sin embargo, se recomienda avanzar en la medición real de las brechas en las condiciones de salud de los hombres y las mujeres, y su acceso a la atención de la salud en todo el curso de vida. Un importante consenso sobre la forma de mejorar las respuestas es la construcción de evidencia sobre las desigualdades en materia de salud, centrándose en las necesidades específicas de los niños y los hombres, las niñas y las mujeres, de las diversas poblaciones en las Américas.

En noviembre de 2009, el Dr. Teelucksingh junto a otros miembros del Comité de Coordinación DIH formalmente ratificaron los principales objetivos del Día Internacional del Hombre con la idea de proteger sus valores centrales y ofrecer un punto de referencia fiable para los futuros celebrantes.

Los «6 pilares» del Día Internacional del Hombre son:

  1. Promover modelos masculinos positivos; no solamente estrellas de cine y deportistas, sino también hombres de la vida cotidiana, de clase trabajadora, que viven vidas dignas y honradas.
  2. Celebrar las contribuciones positivas de los hombres a la sociedad; a la comunidad, a la familia, al matrimonio, al cuidado de los niños y el medio ambiente.
  3. Centrarse en la salud y el bienestar de los varones; en lo social, emocional, físico y espiritual.
  4. Poner de relieve la discriminación contra los hombres; en las áreas de servicio social, en las actitudes y expectativas sociales, y la legislación.
  5. Mejorar las relaciones de género y promover la igualdad de género.
  6. Crear un mundo más seguro y mejor, donde la gente puede estar segura y crecer para alcanzar su pleno potencial.

Un rato de humor con Monty Python

Los Monty Python (a veces conocidos como Los Python) fue un grupo británico de humoristas que sintetizó en clave de humor la idiosincrasia británica de los años 1960 y 1970.

Lograron la fama gracias a su programa de televisión Monty Python’s Flying Circus (El Circo Ambulante de Monty Python), estrenado el 5 de octubre de 1969 en la BBC y formada por 45 episodios repartidos en cuatro temporadas. El fenómeno Python se desarrolló más allá del programa de televisión adquiriendo un gran impacto: obras de teatros, películas, discos, libros y un musical. La influencia del grupo en la comedia se ha comparado con la de los Beatles en la música.

Cumpleaños de Pedro Infante

Nace en Mazatlán, Sinaloa, 18 de noviembre de 1917 – Mérida, Yucatán, 15 de abril de 1957. Actor cinematográfico y cantante mexicano. A edad muy temprana se trasladó con su familia a Guamúchil, donde adquirió algunas nociones de música y fue en sus primeros años aprendiz de carpintero. Fue también miembro de un conjunto musical que actuaba en la localidad de Guasave.

En 1939, una emisora de radio local, la XEB, permitió a Pedro Infante iniciar modestamente su carrera como cantante hasta que, en 1943, consiguió grabar su primer disco, Mañana, cuyo relativo éxito fue el primero de su brillante carrera y supuso que su nombre comenzara a ser conocido por el gran público.

Intérprete especializado en el género de las rancheras, Pedro Infante llegó a grabar más de trescientas canciones que siguen gozando de gran popularidad en toda Latinoamérica, donde su muerte, en un accidente de aviación acaecido en las proximidades de Mérida (Yucatán) en 1957, provocó un dolor y una estupefacción semejantes a los que rodearon la desaparición de los míticos Rodolfo Valentino y Carlos Gardel.

Pedro Infante inició su carrera de actor en un papel perfectamente irrelevante, aunque vinculado, como es lógico, a la actividad musical que comenzaba ya a hacerle famoso: fue contratado para reforzar, en la película La feria de las flores (1943), la voz del protagonista Antonio Badú en la melodía que dio título a la producción. La naturalidad, verismo y simpatía que impregnaban su trabajo de actor le supusieron un éxito inmediato, razón por la que comenzaron a lloverle las ofertas. Infante se convirtió así, muy pronto, en el galán y cantante favorito del cine nacional.

Su interpretación de papeles en los que encarnaba varoniles y mujeriegos personajes de charro, así como su ejemplar personificación de las gentes humildes, siempre sencillas pero llenas de valor y a la vez que sentimentales y nobles, le valieron la aceptación del gran público, que lo convirtió en el símbolo por antonomasia de la mexicanidad.


La comedia Jesusita en Chihuahua, producida en 1942, constituyó una nueva revelación del talento interpretativo de Pedro Infante que, con naturalidad y verismo, personificaba a Valentín Terrazas, valiente sinvergüenza que se juega la vida por la mujer a la que desea y que termina por enloquecerlo de amor.

En La razón de la culpa, también de 1942, representó por única vez en su carrera el papel de “gachupín”, mote despectivo que los criollos mexicanos aplicaban desde el siglo XVII al español que emigraba y se establecía en México, y que, por su condición de metropolitano, gozaba de mercedes y cargos de los que la Corona excluía a los criollos (el sobrenombre continuó usándose después de la Independencia para referirse a los emigrados económicos españoles en la otra orilla del Atlántico). Los resultados en tal papel dejaron bastante que desear. De 1943 es la filmación Arriba las mujeres, comedia ligera perfectamente obviable.

En el mismo año 1943, ya como protagonista y en una verdadera maratón cinematográfica, intervino en otras cuatro películas: Cuando habla el corazónLa AmetralladoraMexicanos al grito de guerra, titulada también Historia del Himno Nacional (drama patriótico que hubo de vencer ciertas dificultades para ser exhibido) y Viva mi desgracia, comedia ranchera que gira en torno a un brebaje denominado “Animosa”, capaz de transformar al tímido Infante en un bravucón desvergonzado, y que parece un reconocimiento del papel catártico que se atribuye al alcohol en buena parte de las producciones de cierto cine mexicano.


Pedro Infante en Ustedes los ricos (1948)

Una de sus creaciones más representativas fue su actuación en Escándalo de estrellas (1944), comedia caricaturesca, caótica y dislocada en la que se realizan sangrientas parodias del mundo de Hollywood, cuyas estrellas, entre otras la célebre actriz Verónica Lake, sirven de blanco para las burlas de los guionistas, tal vez en una suerte de inconsciente venganza por el tratamiento que La Meca del cine reservó, tantas y tantas veces, a los actores mexicanos. Como dato curioso cabe destacar que el celebrado “gag” de la lectura de un texto muy largo, a cargo del propio Infante, fue copiado dieciséis años más tarde por el genial cómico Jerry Lewis en Cinderello (Érase una vez un ceniciento), de Frank Tashlin.

La biografía de Pedro Infante puede resumirse a partir de entonces en una serie ininterrumpida de películas ya como protagonista absoluto, que fueron creadas únicamente para el lucimiento personal de Pedro Infante y puestas al servicio de sus dotes musicales. Vale la pena mencionar, aunque sea tan sólo a título indicativo, Cuando lloran los valientes (1945), cuyo título parece un resumen de su personaje arquetípico; Soy charro de Rancho Grande y Nosotros los pobres, ambas estrenadas en 1947, y en las que Infante renueva su interpretación del emblemático personaje mexicano; Los tres huastecos y Ustedes los ricos, ambas de 1948; y El gavilán pollero (1950).

En 1951, siguiendo con su infernal ritmo de trabajo, interpretó A toda máquinaAhí viene Martín Corona y El enamorado, a las que siguieron, en 1952, Dos tipos de cuidado y Pepe el Toro; dos películas más: Escuela de vagabundos y El mil amores, en 1954; El inocente, en 1955, y Tizoc y Escuela de rateros, en 1956. Aquel mismo año, 1956, obtuvo el Premio Ariel a la mejor actuación masculina por el drama (uno de los pocos que interpretó en su fugaz pero intensa carrera) La vida no vale nada. Tras su muerte, fue distinguida su participación en Tizoc con el Oso de Plata del Festival de Berlín (1957) y el Globo de Oro de Hollywood (1958).

El éxito no logró cambiarlo. En el documental póstumo Así era Pedro Infante, que Rodríguez dirigió en 1963, vemos al actor como un hombre modesto y generoso, que les cortaba el pelo a sus amigos cuando lo visitaban en su casa, hacía pesas todos los días para mantenerse en forma, y seguía aficionado a la carpintería con la que se ganaba el pan de jovencito.

Cuentan algunos libros que la señorita Ana Ruth Rosel Chan, de 18 años de edad, había soñado con una bola de fuego que caía del cielo y la quemaba viva. El 15 de abril de 1957, la muchacha salió a colgar la ropa en su casa de Mérida, Yucatán, y su sueño pareció hacerse realidad. Murió calcinada por los restos de un avión que cayó en picada; un avión copiloteado por el legendario actor y cantante Pedro Infante, de 39 años.