Latir

c7so8yhwfip

Anuncios

Los Cinco sentidos

el-oido

El Oído

Esta serie formada por cinco tablas, fue realizada por Brueghel, con la colaboración de Rubens para las figuras que personifican los cinco sentidos. Brueghel las concibió, según Ertz, con un orden armónico y simétrico.

El centro lo ocupa El Oído con la ninfa vuelta hacia el espectador.

la-vista

La Vistael-olfato-brueghel-rubens

El Olfato

Las diosas representadas en La Vista y El Olfato que ocuparían el primero y quinto lugar, en los extremos, miran hacia el centro y están enfrentadas con El Tacto y El Gusto, tercera y cuarta tablas de la serie.

el-tacto-brueghel-rubens

El Tacto

el-gusto-el-oc3addo-y-el-tacto

El Gusto

Es el más importante conjunto conocido de este tema, fuente de inspiración para numerosos pintores y un bello ejemplo del género de «los gabinetes de pintura». Para Díaz Padrón es indudable su vinculación con los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia, gobernadores de los Países Bajos y grandes mecenas.

Es reveladora la inclusión en La Vista del retrato doble de los archiduques sobre la mesa ante el ventanal, que permite ver la fachada de su palacio en Bruselas, el retrato ecuestre de Alberto y el águila bicéfala, símbolo de los Habsburgo, y la representación de otros dos palacios de los archiduques, el de Mariemont en El Oído y el de Tervuren en El Gusto. Además en El Oído, el libro de partituras está firmado por Pietro Philippi, organista de los archiduques, con el escudo de éstos.

La mayoría de las pinturas, esculturas e instrumentos representados debía provenir de la colección archiducal, pero la falta de inventarios completos, la venta de parte de ella a su muerte y el incendio en 1731 del palacio de Bruselas dificultó la identificación de los objetos artísticos de los sentidos con la colección de los príncipes. Solo uno de ellos, La derrota de Senaquerib, pintura reprodu­cida en El Tacto, perteneció incon­testablemente al archiduque.

Esta bellísima serie perteneció al duque Wolfgang Wilhem de Pfalz-Neoburg; quizá se la encargó a Brueghel o probablemente se la regalaron los archiduques, ya que él se la legó más tarde al cardenal-­infante, gobernador de los Países Bajos. Éste a su vez se la cedió al duque de Medina de las Torres y éste a Felipe iv, según reza el inventario del Alcázar de 1636: «Los Cinco Sentidos de mano de Rubens, las figuras y los paisajes, frutas […] son de mano de Brueghel. Son los que dio al Cardenal Infante el duque de Neoburg y éste al duque de Medina de las Torres y él dio a S.M».

En los siguientes inventarios de palacio de 1666, 1686, 1700 y 1734, se omitió la participación de Rubens, reconocido solo recientemente en los estudios de Müller-Hofstede y Díaz Padrón.

Se salvaron del incendio del Alcázar en 1741 y se repartieron entre el Palacio Nuevo y el del Buen Retiro y están en el inventario del Museo del Prado desde 1849.

https://www.museodelprado.es/aprende/enciclopedia/voz/cinco-sentidos-los-brueghel-de-shyvelours/c5488af2-c67a-4bbd-a6ba-29440c3213d9

La masacre de los inocentes

img_0449

Paul Rubens 1611.
Se representa la historia bíblica de la masacre de los Inocentes en Belén,segun el Evangelio de San Mateo.El rey Herodes,deseoso de evitar la venida del Mesías,envia a sus soldados a matar a los recién nacidos de Judea.Los detalles son convincentes.El rasguño en la mejilla de un soldado,otro sacudiendo sin piedad a un bebé,la vieja mujer mordiendo a un verdugo,la cabeza baja de la madre en duelo al lado de una pila de niños muertos.

Nuestra vecina

img_0434

¿Cuál es la galaxia más cercana a la Vía Láctea ? Andrómeda. De hecho, se cree que nuestra galaxia se parece mucho a la de Andrómeda ; ambas galaxias dominan el Grupo Local de galaxias.
La luz difusa de Andrómeda es causada por los cientos de miles de millones de estrellas que la componen. Las diversas estrellas que rodean la imagen de Andrómeda son en realidad estrellas de la galaxia que se encuentran muy por delante del objeto de fondo. Andrómeda a menudo es referida como M 31, ya que es el objeto 31 de la lista de Messier de objetos difusos del cielo. M31 es tan lejana que su luz tarda unos dos millones de años en llegarnos. Aunque es visible sin ayuda, esta imagen de M31 es una composición digital de varias fotografías tomadas con un pequeño telescopio. Se desconocen muchas cosas de M31, por ejemplo, cuántos miles de millones de años tardará en chocar con nuestra galaxia.